domingo, julio 02, 2006

Rock es sangre


Mañana voy a escribir el ensayo ése. El rock fue parte de la Contrarrevolución. Un punto de fuga a una ciudad militarizada, a una sociedad militante. ¿Ya saben la escena de Rock hasta que se ponga el sol? Es una escena gloriosa, hay que verla. Puteando al que le pega un tiro en el pecho a Spinetta. Las guerras son de elite. Lo que queda afuera clama en la aurora-república: no, no hay afuera, todo es adentro. En ese ensayo repito aquello de que el rock es el hermano menor del muerto: el asustado, el que reza, el que viaja a las Indias silvestres. Hubo excepciones: Edelmiro Molinari. Hubo excesos: Billy Bond. Hubo pelotudos: Tanguito. Hubo vivos: Moris. Hubo caídos: Piel de Pueblo. Hubo un tiempo: que fue hermoso. Hubo: en la tapa del Disco de Color Humano, hay Cadáveres. Por otro lado León. Sus discos de los '70, geniales, un analfabeto político que entendía mal a Dylan, que se comió las manos de Jara (se acuerdan cuando Cassara firmaba como Jara?) en esa chacarera de Dragones, sin embargo, después, ay, ayudó tanto y tan mal a encontrar a la República Perdida. Tan dañino como la voz en off de Aliverti. Me gusta, me copa y banco a Piero: de Para el pueblo lo que es del pueblo a Manso y tranquilo media una reunión con Massera, y hay un camino de la conciencia política que baja del monte hermoso y se hunde en las aguas marinas de la sangre derramada: el rock cantó y quiso ser la música de las familias asustadas. Eso lo hace digno, a pesar de todo.

5 comentarios:

SL dijo...

tenés que publicar ese ensayo, te acordás? ya tengo el primer título: una serie de ensayitos sobre los años setenta. che Walter Cassara está prófugo de la justicia o qué?

albertian boy dijo...

vos ecribí que acá leemos.igual tengo ganas de cagarte a trompadas.

gonzo dijo...

los malos poetas
no son peronistas

paniagua dijo...

Gonzo: llamame, hay novedades.

paniagua dijo...

santi: lo debería releer, reescribir, repensar. lo escribí antes de K, época de extrema ingenuidad.