sábado, julio 01, 2006

Confesiones de invierno


P soñó que su casa ardía, como ese cuento. Soñó con el único cuento que recuerda. Es el cuento de una chica que.

Después, recordó un debate de barro que sucedió en su mundo interior, cuando estaba en plena obra. Esto es: saliendo del desierto adolescente, en la edad de los primeros trabajos mal pagos. El debate: Cristo vs. Freud.

Supo que había una mentirita escondida en su casa. Uno de los hijos era hijo de un hombre muerto en la guerra, (Guerra, sí, aunque cueste creerlo). Y él, el hermano del medio, lo supo porque lo sospechó. Era la última verdad que había que sacar a la luz, y él cavó el pozo, sacó del fondo.

Se enteró leyendo lo que no hay que leer, escuchando lo que no hay que escuchar, haciéndose el dormido a la hora del sueño, etc. Discutió años enteros, años que fueron eternos, años como el tiempo del hielo, años como frutas sólidas, porque P quería que los padres le digan la verdad al hermano mayor, y lo completen, y porque veía al muerto siempre, hasta en la sopa.

Un hueso duro de roer, es. ¿Qué decían los profesionales, los psicólogos y psiquiatras? Decían que no había que decir nada. Que se iba a romper la estructura que había en el hermano, (era una roca llena de agua). Que por qué destruir lo que ya había, que iba a hacer crisis. Que quizás era un problema que tenía P, por su propia inseguridad.

P le dijo a la madre, al límite de tirar la toalla: madre, andá a la iglesia, y preguntale al cura, y que él te diga lo mejor. Y el curita, ése, el de los cursos sobre Doctrina Social del Duhaldismo, ése, te dijo lo que había que hacer. Su verbo en la carne.

Sólo la verdad nos hará libres.

Y así fue, madre, le dijiste a Miguel, nuestro hermanito mayor, que su padre había muerto en la guerra. Y así fue. Así estamos: libres, jamás esclavos. Flotando en la noche blanca.

Patria o Muerte.

12 comentarios:

niñacriolla dijo...

Cuando tenga mis segundos abismales (ahora mismo tengo uno que no pasa más)voy a pensar en la heroicidad menor (mejor) de P, el soldado ilustre de la continuidad. Si miro para atrás tengo un paisaje orográfico hecho de toallas tiradas que fui dejando al paso (este comentario mío debería titularse "Autoayuda para principiantes", ya sé)

paniagua dijo...

gracias niña de mi vida

maiakovski dijo...

El hijo del muerto en la guerra declara a la prensa: "A mi hijo no lo van a matar por razones políticas". Para nada más y nada menos que eso sirve el relato de los DDHH.

Anónimo dijo...

Gracias Gambarotta

El ùltimo Orga - Nito- Mestre dijo...

Flotando en la noche blanca" es un verso retòrico, muy malo.

orga dijo...

pero el chiste "orga-nito-mestre" es una pelotudez hermano

Or Ga Nía dijo...

!!Pero yo soy un pelotudo!!! !!!està bien!!! e cambio Martìn Narovsky Tiene pretensiones literarias!ª

maiakovski dijo...

Sí, vos sos un pelotudo y Paniagua tiene pretensiones literarias. Fin de la discusión.

orga dijo...

che organito y si te abrís un blog y nos mostrás tus pretensiones literales???

orga dijo...

che organito y si te abrís un blog y nos mostrás tus pretensiones literales???

paniagua dijo...

Maiakovsky_gambarotta: esto que decís lo dije acá: http://revolucion-tinta-limon.blogspot.com/2006/04/en-qu-pas-del-mundo.html

maiakovski dijo...

Sí, Paniagua, lo recuerdo, me dio mucho que pensar y me sirvió para bajar cierta hinchazón de bolas que me empezaban a producir el CELS, Carlotto, etc.