martes, julio 11, 2006

Braudel sueña en la fiebre de la arcilla


Dos libros delicados: Canciones de Lorca.
Leo sus canciones, aunque me afrancesen el tono, aunque, ¿mas de lo que está?

Y leo obsesivamente hace días: "De Cámpora a Videla". Las notas de un escritor político, que en el '81 reedita sus contratapas en la revista C. con ese título horrible, en Peña Lillo editor. Escribe su prólogo en la sugestiva fecha, y desde Londres. Un tipo sin glamour, o sin el glamour del Canca, quiero decir. Se entiende, sí. Se entiende: alguien sin campera de cuero, sin hacer gárgaras de bala, sin ferretería, sin nada, que se pone a pensar. Pensar es fácil. Sólo que. Pero que en el '73, fines, y con una prosa pobre, remeda los agujeros del peronismo: el carácter revolucionario de los niños que se subían al peronismo, la esperanza blanca depositada en Perón de los que lo echaron 18 años antes, los límites, la estructura, el contexto internacional. Tengo ganas de que todas las teorías conspirativas sean verdaderas, y que me dejen meditar: entonces sí, ese libro de entradas...
Caballito negro.
¿Dónde llevas tu jinete negro?
Estos textos de Rodolfo Terragno, sí, y quizás los de ("ese pésimo historiador amigo de Félix Luna") Salvador Ferla, me ayudan a decodificar mejor al paria de mis obsesiones que me despierta en la mitad del día para acostarse en mí. Nada, lo que hoy podría deslizar cualquier editorialista bueno, como Wainfeld, pongamos que sí, Wainfeld. Un buen tipo, pensando. Alguien que casi le da para mas, que no es ni sociólogo, ni filósofo, ni escritor: sólo anota lo que ve en el medio de la guerra de guerrillas urbana. Eso hay que leer, libros menores, olvidados, comprados a 2$, al puesto callejero de Independencia y 9 de Julio. Y nada mas. O sea: ¿qué carajo estaban pensando Rodolfo Walsh, Roberto Carri, Urondo, Gelman, Marilina Ross, Rodolfo Puiggrós, su hija aliancista, Kusch, Piero, y toda la Pesada? En ganarse minas. Porque no hay nada que valga la pena. Te invito a mi casa a leer la obra completa de Roberto Carri, nena, y vas a ver que no sale jugo.
Salvo que te guste el chiste de los bandoleros sociales.
Prefiero la leyenda nativa del gauchito y la difunta para entender la larga duración.

2 comentarios:

Ancient Clown dijo...

Please visit 'Ancient's History'and ADD your FLAG.
your humble servant,
Ancient Clown

orga dijo...

marilina ya pensaba en garcharse minas? era torta en plenos '70? o fue su forma de adherir al proyecto democrático que tanto amás...?