viernes, abril 21, 2006

¿En qué país del mundo...


el ejército vencedor se juzgó a sí mismo?
No importa leer el Nunca Más a la luz de...
No importa si al Nunca Más lo sigue el contra-Nunca Más del relato épico...
No importa tanto.
En ningún país del mundo hay una experiencia así.
Una experiencia sin paradigma, como la del peronismo, como las mejores.
Importa, quizás, leer el Nunca Más a la luz de lo que no cesa, en una parte oscura del país.
Importa el Nunca Más en un país donde los presos quisieran ser presos políticos.
¿Se entiende?

7 comentarios:

playo dijo...

no del todo, ¿una versión para los que no manejamos tantos presupuestos?
de verdá lo digo

Anónimo dijo...

de verdad yo también adhiero a Playo, :¿para cuándo don martín el argentino resentido prometido? explíquese mejor, por el bien de los que no manejamos...

Anónimo dijo...

¿Qué no se entiende?

paniagua dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
paniagua dijo...

Se va a ir explicando, che, de a poco. Lo juro.

Anónimo dijo...

En todo lugar del mundo juzgan los vencedores si de lo que se está hablando es del pasaje de la libertad al derecho. Cuando la libertad no acontece el derecho define solo el modo en que los vencedores se apropiarán de las luchas sociales.
Claro que no importa mucho el Nunca más objetivizado. Importan las relaciones sociotemporales y los afectos que emergen en nuestra trama. En una trama, entonces, como esta, tan atravesada por la crueldad y la venganza, confundir la posición de la socialdemocracia con las palabras que pronuncia redunda en el vaciamiento del deseo de izquierda.

Ah, la ironía era un recurso para los hambrientos de coyunturas y en ese plano, la exacerbación de la resistencia compañera también me apabulla.

paniagua dijo...

hola Kari.