viernes, noviembre 30, 2007

Si esta cárcel sigue así, todo poeta es político

Pertenezco a una generación que no lee, ni leyó, ni leerá a Juan Gelman. A no ser aquellos que pasaron por ciertos talleres literarios, esos dispositivos que (Durand dixit) no permiten el desarrollo natural de la cultura. No obstante, hace años que yo tampoco lo leo, pero asumo que sí, que fue una influencia decisiva. Hay poetas que escriben en todos sus libros un gran libro, como es el caso –supongamos- de Juanele o Madariaga. Pero hay poetas a los que se les podría eludir toda la obra y leerlos en un solo libro, y que en ese solo libro pueda caber toda la densidad de su obra, casi en estado de perfección. Ese libro es Salarios del impío, que tiene una economía y un tono al que Gelman se encargó de no volver jamás. Guardo ese libro, guardo el olor de ese libro, ya que fue la única vez en mi vida que fui a la feria del libro con mi viejo, y la única vez en mi vida que compré un libro en la feria. Una tarde del entrañable año 1994. No fomento su lectura. Probablemente la inquietud de un joven que quisiera abordar los años, esos, pase por terminales de lectura que no permitan llegar a la palma del Gelman cándido con "el alma buena". Hoy, cuando todos los escritores y poetas son políticos, podría resultar curioso su rechazo, que es casi una prolongación anunciada de su estado de "oficialidad": viejo oficial montonero que reencuentra a la nieta perdida en el bosque, su cuento es el cuento de la patria. Tal vez se trabe en aquello que significa hoy la política, aún cuando para hablar de ella, muchos, sólo contengan el balbuceo de la vieja época, de las viejas cantatas, su silencio con la poesía actual. Recomiendo el reportaje a Martín Gambarotta en el Diario de Poesía. Gelman, como pequeño malestar del relato de la experiencia política, voz de una vieja cocina industrial, ahora que Kirchner cumplió con la mas involuntaria de sus promesas: convertir a todo el país en un gran museo de su memoria, menú de lenguas.

26 comentarios:

Jaramillo dijo...

Pensé y escribí algo en mi blog que roza algunos de los puntos que señalás. Igual creo que no está muy claro eso de que "Hoy, cuando todos los escritores y poetas son políticos...". No parece entenderse que la liquidación oficial de la política old school (que parecés sentenciar en este post) permita ver la supuesta politicidad actual de algunas poetas (entre los cuales, infiero, te ubicás). Espero explicarme. No sé hablar en lenguas.

ex dijo...

dejá de tratar a la gente como soldaditos, loco, te estás quedando sin amigos

Anónimo dijo...

Yo no lo creía pero funciona de verdad!! Envia este mensaje a 10 personas y despues entra a http://www.quien-te-ama.km6.net y mira el nombre de la persona que te ama!!!!

Anónimo dijo...

jaja, che, me colgué con la entrevista de gambarotta en el diario, hijo de quién es que no quiere decir y lo da por sabido?

Edukator dijo...

Yo tambi`´endije algo en mi blog sobre Juam Gelman

Diego dijo...

Dos cosas me llamaron la atención de este post. ¿A Pizarnik tampoco la leíste? Si Gelman que está vivo y escribe en Página/12 se te hace tan lejano, digo, qué se yo. Es una pregunta curiosa más que otra cosa. De onda.
Después, decís que Gelman se traba en aquello que significaba la política hoy. ¿Cuando era montonero tenía clara lo que significaba la política en aquel tiempo?

Saludos

paniagua dijo...

No se me hace lejano, no entendiste, yo lo leo y lo banco. Pero hablé desde algo generacional. Punto.

Diego dijo...

Gracias por responder.
Que sostengas la categoría "generación" para contenerte allí dentro aunque no coincidas con el corpus de lecturas, es interesante, habla del presente de la poesía, me parece.

Saludos

paniagua dijo...

Ok, che, un abrazo. Pero sí, cuando era montonero claro que tenía claro qué era la política, amén de lo que es el relato posterior -incluso- de su propia experiencia de aquellos años, pero un tipo sacado del país a tiempo para tejer internacionalmente, digo, y cuando todo el mundo sabía el juego montonero es un tipo que -como Bonasso- va a esconder bajo el manto negro del horror... Después, bueno, "categorías", para el caso me siento en la categoría: yo-leo-a-Gelman frente a un montón de oligofrénicos desesperados por el mito peronista. Gelman es peronismo. Sí, ternurismo, guerrillerismo, poeta nacional...

Diego dijo...

Desde ya que no me parece mal que leas a Gelman. Es un gran poeta.
Pero a casi 30 años de que el propio Gelman rompa con Montoneros y eso le agregue más incertidumbre a su esperanza de vida, ¿no podemos leer que esos chicos estuvieron siempre a 4000 kms de plasmar en la realidad política argentina lo que sus cantitos vociferaban? ¿Y que su incursión violenta no sirvió para otra cosa más que para que la dictadura del ’76 fuese todo lo salvaje que fue? ¿Qué entendía Gelman en esos años, entonces? Lo que me parece que pasó fue que como eran muy jóvenes en aquellos años, tuvieron toda la madurez para escribir su propio relato y para insertarlo en algunas instituciones. El discurso del gobierno de Kirchner no fue indiferente a ese discurso que circulaba por ciertas partes de la sociedad de manera muy sólida. Fue uno de los ropajes que utilizó para ser visto como “de izquierda”.
¿Te pensás que de haber superado la línea militar, los vecinos no los iban a atacar con ollas con aceite hirviendo desde las ventanas de las casas? Seguramente más de una vez estando en un bar habrás escuchado hablar a gente que no tiene idea quién es Gelman acerca de la política en los 70’s.
Eran (son) gente inteligente, activa, inquieta, que lograron establecer su relato en determinados ámbitos. Un relato que conjuga historia argentina con vida personal.

Saludos cordiales,

paniagua dijo...

Sí, está bien, pero también esa es una contra-lectura ingenua: pensar que en realidad (y pensando con el relato oficial de hoy) los montos, toda esa generación, fueron carentes de racionalidad política, mmm, yo desde acá (como miles de boludos) practico una mirada crítica sobre los sujetos de esos años, pero lo que decís, las analogías, mmm, mirá: lo que pensaba un radical de aquellos años, un tipo de UDELPA, un cristianuchi, un cuadro intermedio de las FFAA, le daba centralidad al relato montonero. ¿Quién estuvo a la altura de su relato? Después la sigo. Pero lo que decís parece un ejercicio de verdad extrema, y sin embargo también es un relato que vendría a contrapesar el híper-realismo político que en los setenta, así como así, no lo tuvo nadie.

paniagua dijo...

No hace falta ir a un bar a escuchar lo que piensan de los '70. Cuando decís: "Eran (son) gente inteligente, activa, inquieta, que lograron establecer su relato en determinados ámbitos. Un relato que conjuga historia argentina con vida personal." ¿A quiénes te referís? Porque ese concepto le cabe a cualquiera, a todo argentino de bien, sepa o no quién es Gelman. Por otro lado, la funcionalidad involuntaria (o no, dirán) entre el accionar montonero y la consecuente represión es un relato de causa-efecto. Desconfío, hermano, de enhebrar así. Hipótesis: los montoneros son la última generación ilustrada, y que acepta los términos duros de la historia con la espada de las armas de la crítica y la cruz de la teología de la liberación, cuya tierra a colonizar, el peronismo... No, en serio, si algo tuvo montoneros fue cuadros políticos. Alfonsín, Cafiero, los mejores, salieron a su caza una vez que la cosa aflojó. Y Kirchner es una versión de eso.

Diego dijo...

Lo que intento decir es que el relato montonero de los 70's, del cual el gobierno de Kirchner tomó mucho para vestirse de izquierda, mucho antes que Néstor ocupase la Casa Rosada ya estaba muy establecido en ciertos ámbitos, sobre todo en varios de aquellos que se son parte del campo cultural. Porque estaba al alcance de la mano fue que Kirchner en dos o tres gestos pudo apropiárselo y todo el mundo lo entendió, desde Hebe de Bonafini hasta los que a pesar de estar haciendo guita con el campo, lo odian. Pero afuera de esos ámbitos específicos "colonizados" los Montoneros tienen (tuvieron) menos chances que yo de garcharme a Pampita. Eso al menos hasta que dejemos de compartir esta tierra con Todos los que vivieron esos años y sólo queden los libros de historia escritos por ellos. En los 70's, en Argentina, no había margen social para revolucionar nada; a lo sumo había espacio para que volviese Perón y suba los sueldos.
Esas ínfulas las hubieran tenido en 1930, cuando todo parecía posible, pero en los 70's, cuando el socialismo real había decantado en opresión y en uniformes... ¿A quién se le puede ocurrir? La indiferencia del pueblo, que festejo un Mundial de fútbol mientras a los grupos de izquierda los masacraban al ritmo del "por algo será", habla de lo inoportuno que fue todo aquello una vez que el escenario dejó de ser una cátedra de la carrera de Historia y pasó a ser la sociedad toda. Por eso, no puedo aceptar que Gelman la tenía clara en aquellos años.

Saludos

Diego dijo...

Fe de erratas: No me gustó como quedó la frase de "colonizados por los Montoneros". La idea no era esa. Los Montoneros en tanto tales hace décadas que no operan más. Lo que me parece sí, es que en ciertos ámbitos de manera más o menos inorgánica, sin un plan general, se laburó para escribir esos años de la historia argentina. De ahí el odio a Ernesto Sábato por haberse atrevido a escribir el prólogo original del Nunca Más.

paniagua dijo...

Sí, pero eso ya está, ya se dijo, ya se entiende, aunque nadie se rasgó las vestiduras para defender la dictadura. Lo que apunto es que extremás el análisis sobre la "experiencia montonera" de una manera que, al hacerlo sobre todos los actores, alcanzarías la misma escena ridícula para cada uno de ellos. De última toda operación política alcanza un activo que, comparado a la masa social, es minoritario. Nadie tiene asegurada la sintonía fina con la sociedad, y en tal caso los militares del proceso la habrán tenido, qué duda cabe, tanto como las organizaciones armadas en otros años. Nunca se sabe cuál es el límite posible de la época, y los que tuvieron "el genio" hicieron una revista como Literal, no sé, son adorados en Puán. Toda política es minoría. Por algo el trillado rezo peronista que cita Fabio en Gatica ("política vs. peronismo"), que es una operación "cultural" sobre el peronismo cuyo chiste termina en Alfredo Carlino, no sé. Los montoneros serán una generación en términos políticos como la del 37 y con textos que -tal vez- aún no están escritos, y que se amalgama con otro capítulo de ese setentismo que llamamos varios "orden democrático" con, quizás, mayor soporte intelectual, o al menos escrito. Entre los montos y los radicales del '80 hay una operación intensa contra eso que venía siendo "Peronismo vs. resto del mundo" que permite un gobierno tan mestizo como el kirchnerista, mucho menos grueso de lo que advertís, seguro, y con el saldo de años de desilusión política alrededor de la democracia hechos lucidez. En ese sentido, leé el pirulo de Página de hoy.

Diego dijo...

No, no es, no importa si es, sobre todos los actores. La muerte del autor. Pero sí es sobre gente que por la edad no pudo haber vivido ni de joven la primera mitad de la década del '70. Me animaría decir que es una función discursiva que a esta altura ya ha hecho escuela. Algo que se ha logrado ubicar como la izquierda de éste país y más allá, toca Latinoamérica. Porque esa función discursiva, solita, como no queriendo la cosa, terminó ocupando ese lugar, fue que a Kirchner le interesó pactar con ella. Nadie se enteró de la existencia de ese discurso porque el presidente se lo puso en la boca; era algo que ya estaba por ahí. Y como tiene el acento en rescatar el rol jugado por los grupos militantes, y es bancada hoy en día por gente que tuvo un pasado montonero, el nombre de esa agrupación le puse yo acá, pero nada más: todos sabemos de qué estamos hablamos. El referente es claro.

Alguien que se cree vanguardista te diría que la sintonía fina se enciende cuando él se levanta de la cama a la mañana. Y la verdad que no estoy tan seguro de que toda operación política sea siempre minoritaria. Gandhi, por ejemplo. Macri en la Capital Federal, que asume en un par de días. Mearon muy afuera del tarro. Y si te concediera que toda experiencia política es minoritaria, hay medios y medios.
Cuando se opera sobre la sociedad, hay que hacerse cargo después. Ya sea para que te hagan una estatua o para ir a pedir perdón puerta por puerta.

paniagua dijo...

No entendí un joraca.

Gandhi-Macri. Mmmm.

Diego dijo...

Personajes de muy distinta índole que fehacientemente congregaron voluntades atrás de ciertos objetivos de política.
La izquierda de los 70's (peronista o no) estuvo lejos de esas representaciones en el ámbito en el que querían influir: La República Argentina. Era un microclima de ciertos espacios universitarios donde podían ser mayoritarios. El árbol les tapó les bosque.
Por eso no podemos decir que Gelman la tenía clara hace 35 años.

Saludos

Edukator dijo...

La discusión respecto de "quien la tenía clara" hace 35 años es abstracta.
La comprobación de quien la tiene clara es siempre ex post, el pasado cambia continuamente

Gordo Etica dijo...

CHE, dIEGO, ¿VOS Crees que Macri congrega voluntades porque gano una eleccion? ¿donde se materializa su contundente adhesion en las urnas?
Las enormes movilizaciones hechas por la Tendencia (montoneros)en los 70 parecian tambien congregar muchisimas voluntades. Y el historico 1 de mayo de 1974 cuando Montoneros rompe con Peron significo la desconcentracion de una gran parte de la plaza mientras hablaba el Lider. Diego, me parece que tu afan por ser critico del "discurso oficial" te hace parecer confuso o medio posmoderno. No se entiende mucho tu hincapie en eso de poner en tela de juicio la "claridad" de tipos que se jugaron el pellejo por lo que creian, al punto tal que muchos murieron mientras vos escribis haciendote el banana en un blog. La verdad, me pareces un pelotudo. Con todas las letras. Anda a escuchar musica.

Diego dijo...

Gordo,

Pasaron treinta y pico de años, dos generaciones, ¿no tenemos derecho a pensar distinto? Yo creo que no sólo tenemos derecho sino que tenemos obligación dada la perspectiva que los años siempre dan.
Las movilizaciones en las plazas o espacios públicos similares nunca pasaron de ser representaciones. El clientelismo, el punterismo, es la degeneración de esa representación y lo que llevó a que en ciertos lugares haya más cuerpos que voluntades presentes. Si se pudo jugar un Mundial mientras los masacraban, tantos no eran, y el análisis que hacían demostró estar fatalmente errado y las consecuencias no las pagaron sólo ellos (algunos de ellos, si la pasaron mal, fueron muchos más los momentos buenos) sino toda la sociedad argentina incluidas las generaciones venideras.
El pellejo también se lo jugaron los que se metieron en las carabelas de Colón y tantos otros a lo largo de la historia. Zafá de eso.
¿Qué querés que haga el 60% de porteños que votó a Macri en el ballotage más que lo que ya hicieron esas personas para manifestar que quieren que Macri gobierne la ciudad? No lo voté a Macri y no creo que lo vote alguna vez, pero bueno, ganó, la mayoría de los porteños lo quiere a él como gobernante.
No hay que ser tan jodido en la vida.
Pasaron treinta y pico de años, en serio, tratá de zafar.

Edukator dijo...

En mi blog escribí bastante sobre el tema. Viví la época de chico, la dictadura de adolesdente, y todo lo demás después.
No sirve ni la mistificación de aquello, ni medirlo con anteojos del presente.
Tenés aprovechadores y traidores (ver http://edukadores.blogspot.com/2006/03/rodolfo-galimbertiel-hardemberg-por.html), tnés gente que se la ha jugado toda la vida (ver http://edukadores.blogspot.com/2006/12/corbata-uno-de-los-imprescindibles.html) y varias aristas mas que presenta el tema que no se puede abordar con superficialidad.
Se puede acordar o no con Juan Gelman, lo que es seguro es que nunca fue traidor, y que fue y es luchador y consecuente)

gordo etica dijo...

"Las movilizaciones en las plazas o espacios públicos similares nunca pasaron de ser representaciones" ¿y el voto a Macri que es?
"Si se pudo jugar un Mundial mientras los masacraban, tantos no eran, y el análisis que hacían demostró estar fatalmente errado y las consecuencias no las pagaron sólo ellos (algunos de ellos, si la pasaron mal, fueron muchos más los momentos buenos) sino toda la sociedad argentina incluidas las generaciones venideras." che, porque no te preguntas por que semejante dictadura, para que tanto...pero sabes que Diego? me chupa un huevo discutir con vos, las preguntas que te haces sobre los 70 para mi son como la masturbacion, un acto intimo...
Para mi sos un pelotudo.

Diego dijo...

Gordo,

Discutir con vos sobre los 70's desgraciadamente es como discutir la existencia de dios con un cura. Y sí, los 70's como relato te tienen a vos, no es poco. La cultura argentina hoy es así.

P.D.: Lo de Macri es taxativo y demostró con dos decimales que en un momento dado no había otro que juntase más voluntades que él. Así de simple.

Gordo etica dijo...

dieguito,no quiero discutir con vos porque sos un bananita que cree que tiene respuesta para todo. Fijate vos, que el unico que te la siguio fui yo, que soy un comentarista marginal (busca mis intervenciones, te sobran los dedos de una mano) y poco lucido. Si queres seguir con tus ingeniosas hipotesis, te conviene intervenir en los ultimos post. Lo del cura te lo entiendo, por las dudas te aclaro que soy nacido en el 76 que tengo perdidas irreparables de aquellos años y que, gracias al dios montonero, voy a terapia y me banco cualquier "debate", es mas he discutido con Capitanes del Ejercito Argentino. Pero con vos, me aburro, sos nada mas que "ingenioso" y eso aburre. Asi que llego el final de nuestra polemica en vano. Te recomiendo que vayas a Abuelas de Plaza de mayo, tal vez seas HIJO.

Diego dijo...

Gordo,

Lo último que decís es realmente jodido, no sólo para conmigo.
Después, revisando éste mismo blog he descubierto que Martín dice cosas muy similares a las que a vos te indignaron firmadas por mí. Qué se yo.