jueves, noviembre 08, 2007

Sonato un raggio dal capo al piede.


Ahora sí, tallo el tallo un poquito, la idea es básica: 1) el kirchnerismo tiene su ortodoxia en la pingüinera, mas eso no refleja -ni a palos lo hará- su núcleo duro gracias a... ; 2) un ministro de planificación de obras (cuyo estrategia tiene el olor a podri del pavimento) está claro en quiénes va a recostar las garantías políticas, su idea de gobernabilidad, a la hora de pensar la totalidad de las mareas del movimiento, en cambio... ; 3) volviendo al 1: el kirchnerismo conservador nos da la imagen mas municipalista, de quienes respetan como si fuese el agua bendita a las tradiciones territoriales, cuando todo lo que vino nacionalmente inspirado por Alberto tiene los límites y el gesto de la "renovación" (una idea obviamente "frepasista" de la misma, ¿no?, pero se nota que el hombre se siente mas cómodo entre Fabiana Ríos, Juez, Binner, etc., etc. que en una foto con Gioja al pie de una montaña de talco), quiero decir: Alberto sabe que las tensiones del crecimiento no metaforizan sólo a la economía, también le cabe a la política la idea de que la construcción no es didáctica, no es un rompecabezas, se trata -quizás- de hallar piezas que amplían el juego, de borrar y dibujar de nuevo una y diez veces, de recalentar la política para que en un juego "donde todos ganen" haya mas libre mercado de ofertas electorales que vayan afinando mejor con un humor social en el que Alberto cree: tiene un diagnóstico menos deceptivo de lo que la sociedad anhela políticamente, a lo viejo no se lo mata, se extingue... ; 4) la idea de que Cristina debía ser lo que es, es su inspiración, y es una movida de piezas de una obviedad inconfesable (Alberto piensa el tiempo, De Vido el espacio); 5) igual, todos son kirchneristas: esa manga de hijos de puta a los que no les da lo mismo que la gente pueda morfar carne todos los días...


4 comentarios:

Martín dijo...

Algo de razón tenés. Muchos de los dirigentes más rescatables del kirchnerismo son protegidos de Alberto F. Él es tan capaz como De Vido de negociar con los muchachos, pero preferiría poder negociar con gente más presentable. Esa es la impresión que me da, al menos.
Saludos

Mendieta dijo...

Definitivamente sí, lo había entendido. Digamos que AF tiene un médano en su despacho para la mesa de arena y JdV un Estanciero.

Pablo 3 0 dijo...

Excelente.

Chino con rulos dijo...

Muy interesante reflexión.
Coincido con tu diagnóstico en varios aspectos:
1) Cada vez que la interna entre AF y JDV se cuela en la puja entre dos candidatos, los más impresentables caen del lado de JDV. De hecho -y me consta- el acercamiento de los sectores "progresistas" extra-PJ al gobierno (frepaso, socialismo, etc) fueron operaciones de AF o sus allegados. Me parece que eso es innegable.
2) Lo descrito supra no quiere decir que AF va a encabezar la revolución popular que conducirá al país a la soberanía, la independencia y la justicia social, ni mucho menos. Se trata sólo de una lectura política. Pragmatismo, bah. Pero prefiero ese pragmatismo que el dogmatismo de JDV. Permitir que en casi todo el conurbano haya colectoras y que -sin rupturas violentas- un tipo como el "Barba" Gutiérrez destrone al protegido de Aníbal Fernández, me parece muy inteligente (y, en ese caso, saludable).