miércoles, marzo 05, 2008

Paso a paso/ los comandos de las FARC

6) Los gringos pidieron cita con el ministro para comunicarle su interés en conversar varios temas. Dicen que el nuevo presidente de su país será Obama y que ellos están interesados en sus compatriotas. Obama no apoyará Plan Colobia ni firma del TLC. Aquí respondimos que nos interesan las relaciones con todos los gobiernos en igualdad de condiciones y que en el caso de Estados Unidos se requiere de un pronunciamiento público expresando su interés en conversar con las FARC dada su eterna guerra con nosotros.

4 comentarios:

tute cabrero dijo...

Esperaba en los diarios alguna nota sobre lo que dijo Carrio en televisión, pero no encontré nada y sin embargo me parece de una gravedad impresionante.

cristian de flores dijo...

qué dijo carrió? que iría a misa con uribe?
en serio, qué dijo?

tute cabrero dijo...

el texto se lo afane a ramble espero me disculpe, pero no lo tenia porque lo escuche solamente y no me acordaba totalmente


"La incursión del ejército Colombiano fue sólo de 2 km y en plena selva" (Ecuatoriana) , agregando que "no es lo mismo que invadir Paraguay por el Paraná" . Así es, amigos de Ramble, Pero luego aclaró más: "Es cierto que el gobierno colombiano penetró dos kilómetros en selva de Ecuador, matando a quien era prácticamente el líder de las FARC, pero la reacción desproporcionada fue de Venezuela". Según Lilita , " la exagerada reacción del presidente venezolano está directamente vinculada a sus relaciones con las FARC y a la situación interna de grave inflación y desabastecimiento. Una especie de ´galterización´ o ´malvinización´ para esconder problemas internos".

porque sí dijo...

es claro que Colombia busca hacer interpretar los idas y vueltas del diálogo como una traición. Quizás no estaría nada mal tracionar el espíritu del Plan Colombia (que aunque lamentable, si analizamos la maquinaria es entendible que gran parte de los colombianos lo defiendan desde un legítimo deseo de paz). Traicionar el Plan Colombia es una especie de resistencia desde afuera (Ecuador, Venezuela) a la intervención militar, es la expresión de una soberanía regional. Lo que muchos presentan (LN, hace poco) como un giro inesperado de Chávez cuando se despacha con su no apoyo a las actividades terroristas de las FARC muestra una lectura infantil, no alcanza ni la estatura de chicana. Es más, si se quiere, los coqueteos a dos puntas que Chávez se permite son parte de la soberanía, sólo a puristas por derecha o por izquierda se les puede pasar por la cabeza exigirle a Venezuela una política sin gatopardos.
Quedan ahora para pensar que hicieron los gobiernos de traje en estos días (Brasil y Argentina), cómo lo hicieron para terminar de entender ya sin hipótesis futuristas cómo funciona este lado del mundo frente a una amenaza real.
No existe mayor apuesta al estado de derecho que la negociación con las FARC. El Plan Colombia es querer sepultar una negociación con un par de mails. Es una vela de cebo. Aunque siga hasta el fin de los tiempos, ya fue.