miércoles, marzo 26, 2008

MOCASE VÍA CAMPESINA:

Algunas memorias ante las protestas del "campo argentino"

1- Nosotros, miembros de comunidades indígenas, campesinas y campesinos organizados en territorios, hacemos memoria de que la Tierra es un bien aún lleno de vida diversa, donde la humanidad y los pueblos quieren desarrollar los sentidos de la existencia.

2- Las grandes corporaciones de las cadenas agroindustriales vienen imponiendo a los pueblos y países un modelo de producción alimentaria cuyo único objetivo es la rentabilidad y concentración de la riquezas en pocas manos con la complicidad activa de gobiernos, empresarios y, en el caso del "paro del campo", de los miembros de las cuatro entidades agropecuarias de Argentina.

3- El doble discurso de los dirigentes de la FAA, los ha llevado a un callejón sin salida. Sus prácticas reproducen el modelo de saqueo y contaminación tanto de la tierra, los territorios, como así también de su mentirosa pretensión de representar las luchas más genuinas de los movimientos campesinos en Argentina.

4- Este modelo neoliberal, de saqueo y contaminación, reproducen nuevas formas de colonización y genocidio. ¿Qué hicieron estas entidades cuando en la etapa menemista del neoliberalismo más salvaje desaparecían más de 200 unidades familiares de producción agraria?

5- ¿Qué han hecho y hacen esas entidades agropecuarias ante los asesinatos, cárceles, persecuciones, torturas y enfrentamiento con paramilitares y topadoras que sufren hoy miles y miles de familias de pueblos originarios y campesinos?

6- Dicen hacer el paro por el No a las retenciones y No a la desaparición de los pequeños y medianos productores, pero algunos empresarios y productores que han contratado matones para desalojar pequeños y medianos productores son miembros de esas entidades.

7- Rescatamos algo positivo de este paro de las entidades agropecuarias y sus miembros: se sacaron la careta de luchadores por un modelo de país digno, justo y para todos. Mostraron su verdadero rostro: creen que el país es para unos pocos que obedecen los dictámenes de las grandes corporaciones transnacionales de la alimentación.

8- Estamos en algo de acuerdo: el dinero de todos los impuestos tendría que estar controlado por todos, porque todas y todos pagamos impuestos en la Argentina, no solo los productores y empresarios del campo. Proponemos mecanismos de participación directa tanto de cómo producir riqueza como de la distribución de la misma.

9- Como un primer paso de acuerdos y consensos proponemos que el extra de las retenciones sirva para que no desaparezcan los pequeños y medianos productores, artesanos, artistas, deportistas, etc. Que esos fondos preparen el proyecto de una Reforma Agraria Integral con Soberanía Alimentaria. Estaticemos las exportaciones, que no queden más en manos de las grandes corporaciones transnacionales.

10- Con Vía Campesina decimos que la respuesta a la crisis global del precio de los alimentos: La Agricultura Familiar Sostenible puede alimentar el mundo. Los alimentos no pueden ser objeto de ganancias ilimitadas. La Biodiversidad es una riqueza de los pueblos.

11- Las organizaciones de campesinos, miembros de Vía Campesina, declaran que todos los acuerdos de libre intercambio tanto bilaterales como bi-regionales, llámense Tratados de libre comercio, Acuerdos de libre comercio o Acuerdos de partenariado económico, comparten la misma naturaleza. Estos acuerdos suponen un saqueo de los bienes naturales y sólo benefician a las empresas multinacionales, en detrimento del conjunto de los pueblos del mundo y el medio ambiente.

Secretaría de Comunicación del MOCASE VC

2 comentarios:

Somos mujeres en Red dijo...

Asistimos preocupadas al silencio de todo el sector político que, parado desde un lugar de “oposición constructiva y responsable”, dice exigirle al gobierno mayor distribución de la riqueza y calidad político institucional.

En medio del paro agrícola ganadero, la puja distributiva entre ese sector y el gobierno está planteada. Es claro que el poder económico está desafiando al poder político, que plantea medidas racionales en defensa del conjunto de la sociedad
También es claro que el gobierno debe dar pasos decisivos en la diferenciación entre los pequeños y medianos productores y los grupos oligopólicos. El anuncio de la creación de una Subsecretaría que atienda los reclamos de los sectores rurales medios necesita concretarse sin mayores demoras.

Ahora bien, el sector político mencionado no debería encontrar justificaciones éticas y políticas para aliarse a la extorsión del campo. Resulta necesario que manifiesten un rotundo rechazo solicitando políticas diferenciales activas, pero sin desconocer que los que están del otro lado del conflicto son muy poderosos, han colaborado para derribar presidentes y están acostumbrados a operar manipulando a la opinión pública para desestabilizar el país.

En política es necesario plantearse a qué intereses resulta funcional determinado posicionamiento. Por ello, hoy tenemos que hacernos escuchar todos, más allá de los nombres que nos pongamos (nosotros, los oficialistas, los opositores, los progresistas, los socialistas). Todos aquellos que creemos que es necesario conformar una fuerza política y ciudadana que enfrente a aquellos pocos que manejan las grandes riquezas de nuestro país y que pretenden definir su destino. Para que la Democracia sea verdaderamente el gobierno de todos hay que participar activamente en la defensa del bien común, construyendo un país cada día más inclusivo

Qué poco ejercicio democrático tenemos, que desinformados estamos!! Los medios masivos de comunicación manipulan a la opinión pública, no construyen ni profundizan el debate democrático, operan de acuerdo a intereses económicos de los grupos tradicionalmente poderosos.
Son necesarios mayores niveles de responsabilidad y honestidad. Los sectores que impulsan el paro del campo, en su mayoría, históricamente, han jugado en contra de los intereses del conjunto del pueblo argentino. El papel de la memoria juega aquí un rol central. No es lo mismo la Sociedad Rural que la Federación Agraria, estos últimos son sobre todo quienes deberían tener en cuenta este dato a la hora de tejer alianzas.
Está en cuestión el modelo económico. Quién debe gobernar? los representantes del pueblo legítimamente elegidos o la oligarquía terrateniente?
Las calles de cacerolas inquietas no muestran más que el escaso conocimiento de las cuestiones públicas, de los intereses sectoriales y sus pujas. El capital concentrado se disfraza y logra engrupir a algunos tantos.
Apoyamos las declaraciones de Cristina, exigimos que los sectores progresistas se posicionen al respecto con la coherencia necesaria para respaldar con hechos sus premisas políticas. Manifestamos nuestra preocupación por el rol que juegan los medios de comunicación. Sabemos que los poderosos se niegan a reducir sus millonarias ganancias en pos del bien común y quieren fracturar a la Argentina. Esta Argentina que se viene recuperando a pasos realmente significativos. Si planteamos una mayor distribución de la riqueza, por demás está decir, que será imposible contar con los que siempre se beneficiaron de la pobreza del pueblo y nombraron en diversos gobiernos antipopulares a los ministros de economía.

No a la Extorsión!!! Vamos a hacer valer el voto mayoritario de la profundización del cambio.

Somos mujeres en Red dijo...

Asistimos preocupadas al silencio de todo el sector político que, parado desde un lugar de “oposición constructiva y responsable”, dice exigirle al gobierno mayor distribución de la riqueza y calidad político institucional.

En medio del paro agrícola ganadero, la puja distributiva entre ese sector y el gobierno está planteada. Es claro que el poder económico está desafiando al poder político, que plantea medidas racionales en defensa del conjunto de la sociedad
También es claro que el gobierno debe dar pasos decisivos en la diferenciación entre los pequeños y medianos productores y los grupos oligopólicos. El anuncio de la creación de una Subsecretaría que atienda los reclamos de los sectores rurales medios necesita concretarse sin mayores demoras.

Ahora bien, el sector político mencionado no debería encontrar justificaciones éticas y políticas para aliarse a la extorsión del campo. Resulta necesario que manifiesten un rotundo rechazo solicitando políticas diferenciales activas, pero sin desconocer que los que están del otro lado del conflicto son muy poderosos, han colaborado para derribar presidentes y están acostumbrados a operar manipulando a la opinión pública para desestabilizar el país.

En política es necesario plantearse a qué intereses resulta funcional determinado posicionamiento. Por ello, hoy tenemos que hacernos escuchar todos, más allá de los nombres que nos pongamos (nosotros, los oficialistas, los opositores, los progresistas, los socialistas). Todos aquellos que creemos que es necesario conformar una fuerza política y ciudadana que enfrente a aquellos pocos que manejan las grandes riquezas de nuestro país y que pretenden definir su destino. Para que la Democracia sea verdaderamente el gobierno de todos hay que participar activamente en la defensa del bien común, construyendo un país cada día más inclusivo

Qué poco ejercicio democrático tenemos, que desinformados estamos!! Los medios masivos de comunicación manipulan a la opinión pública, no construyen ni profundizan el debate democrático, operan de acuerdo a intereses económicos de los grupos tradicionalmente poderosos.
Son necesarios mayores niveles de responsabilidad y honestidad. Los sectores que impulsan el paro del campo, en su mayoría, históricamente, han jugado en contra de los intereses del conjunto del pueblo argentino. El papel de la memoria juega aquí un rol central. No es lo mismo la Sociedad Rural que la Federación Agraria, estos últimos son sobre todo quienes deberían tener en cuenta este dato a la hora de tejer alianzas.
Está en cuestión el modelo económico. Quién debe gobernar? los representantes del pueblo legítimamente elegidos o la oligarquía terrateniente?
Las calles de cacerolas inquietas no muestran más que el escaso conocimiento de las cuestiones públicas, de los intereses sectoriales y sus pujas. El capital concentrado se disfraza y logra engrupir a algunos tantos.
Apoyamos las declaraciones de Cristina, exigimos que los sectores progresistas se posicionen al respecto con la coherencia necesaria para respaldar con hechos sus premisas políticas. Manifestamos nuestra preocupación por el rol que juegan los medios de comunicación. Sabemos que los poderosos se niegan a reducir sus millonarias ganancias en pos del bien común y quieren fracturar a la Argentina. Esta Argentina que se viene recuperando a pasos realmente significativos. Si planteamos una mayor distribución de la riqueza, por demás está decir, que será imposible contar con los que siempre se beneficiaron de la pobreza del pueblo y nombraron en diversos gobiernos antipopulares a los ministros de economía.

No a la Extorsión!!! Vamos a hacer valer el voto mayoritario de la profundización del cambio.