sábado, marzo 29, 2008

Los capangas de la tropa de asalto gubernamental remunerada esgrimieron el banderín antigolpista. ¿Es una estupidez imaginar qué hubiera escrito el escritor canonizado de la oficialidad montonera, el escritor de la carta fundacional del orden democrático, o mas que nada, pensar, qué hubiera pensado del gobierno, de los gobiernos kirchneristas el padre de la chica que se mata para no morir en la boca del lobo? Tal vez sí. En fin, el escritor al que Daniel Link admira. Pero hoy especialmente leí Perfil y no deja de asombrarme, en columnistas y entrevistados, la permanente inflación discursiva: "la triple A", "las patotas parapoliciales", "los matones", etc. Si esa es la percepción de cualquier cacerolero medio, justamente "los medios", y de ellos las plumas políticas, a las que alguna vez les gustó decir que no estaban tan lejos del fuego, podrían explicar, sí, hacer pedagogía del oprimido cacerolero, extender argumentos políticos, sociales, culturales, a eso que estaba ahí, furioso, con cara de malo.

Lo que hubo, lo que hay, lo que habrá, es la presencia militante, en un tiempo y un clima (cultural) que pareció blandir su clausura como signo, sobre todo, en hombres y mujeres cuyo pasado une raíces con ese corso "a destiempo". Vivimos una especie de escenario desdichado que enfrentó al pasado y al presente, al campo (y la ciudad) con el "campo popular", a unitarios y federales, etc. Algunos hechos, o emblemas físicos, pueden ser museo, pero no la historia. Hablamos con palabras del tiempo, y algunas, sí, son del pasado. Alguien las trajo hasta acá. No hay ningún procedimiento jurídico de la Historia que clausure nada.

El soporte social "de lo que pasa" es la democracia televisada. Liquidez. Nada mejor que las metáforas que hacen metástasis. Tiempo líquido, amor líquido. Wainfeld contaba que Kirchner después de, cada mañana, consultar las reservas, afirmaba sonriente: estoy líquido. El setentismo es una escenario viejo que repone Kirchner. Mea culpa: lo peor que pensamos del menemismo tiene la misma lógica de lo que reciben Kirchner/Cristina como crítica. La idea de que toda política es montaje. De la digitación. En realidad, una fe ciega en "hilos del poder" que tejen y destejen a piaccere. La idea de operación. Esa jerga de cerrada también. Brokers. A veces suceden cosas, a veces no todo es tan controlable, y lo digo a favor de todos: de los caceroleros "blancos", de los piquetes, del campo, del campesino, del militante, de todos. Sin esos intersticios no habría historia o ciencia social. Sólo habría libros escritos por ex orgánicos de la SIDE y Felipe Pignas.

Pero si uno, diez, cien vecinos se indignan en la ciudad y protestan, eso tiene un valor que anula la presencia (patotera, criminal) de la militancia. Yo no defiendo la militancia, que se defienda sola. Sólo apunto una precisión discursiva que es despreciable: cuando la ciudadanía se expresa, oponer a eso, aunque mas no sea tras un cordón de cámaras, otro frente con banderas, consignas y conciencia política mas precisa remite invariablemente a una imagen del pasado violento. Y además esta idea: si están ahí es porque les pagan. La triple A, por lo que leí en mi billiken montonero, no te ponía cien tipos en la calle manijeados por un líder maradoniano, no, te ponía 40 kilos de trotyl para que después con lupa reconstruyan el tejido social de tu cara y tu familia ponga una rosa sobre un montón de ceniza humeante.

Canción favorita.

16 comentarios:

jose trigo dijo...

cuidado con la leche de soja que dice el gordo Lanatta que a los nenes le hace crecer las tetas.

DF dijo...

El odio de clase es como el secreto de Polichinela: existe, pero de eso no se habla. Entonces yo propongo reinstalarlo. Lo potentes odian a los pobres y el proletariado debe responder al odio de la burguesía con el mismo sentimiento (...). El enemigo de clase es una realidad. Los pobres son considerados el enemigo del poder dominante. Ser pobre es considerado un crimen. La lógica brutal del capital es: debes agradecerme porque te hago trabajar. Y el que tendría que tener conciencia está abombado por la cultura de la TV. (Edoardo Sanguinetti)

no no, dijo...

este es el favorito por lejos

http://www.youtube.com/watch?v=8dHUfy_YBps

Ricardo dijo...

Me parece un poco ingenua la posición, al menos es perdonavidas.
Realmente crees en la "militancia" de DÉlía? Tu visión es un tanto romantica. Independientemente de que lo que decís sobre la terminología mediática sea acertado.
Que existe el odio de clase es incuestionable, pero en estos dias se usó para blander la defensa de lo que fue una patoteada. Sólo es un valor la libertad de expresión cuando YO me expreso en MIS terminos? La plaza es de nadie. Es soporte de representaciones pero es espacio público. D´Elia tenia tanto derecho como los caceroleros a ir a la plaza, pero la policía la miraba de lejos y no garantizaba evitar ningun enfrentamiento. Anibal Fernandez no garantizó las reglas mínimas.
Fue una acción autoritaria. Pero el verdadero efecto es a largo plazo. La proxima vez quien quiera salir a manifestarse lo va a pensar dos veces. El problema no es el campo ni las retenciones. El problema es el autoritarismo. Y ni siquiera estaría justificado aunque este gobierno fuera genuinamente redistributivo. Es gordo, es negro: Eso tranquiliza la conciencia de los kirchneristas que apuestan a una antinomia que nos llevó a un callejon sin salida.
La extorsión y el miedo: asi gobierna este gobierno. Estoy exagerando? Y no estoy contra las retenciones.
Otra cosa: La democracia no es meramente un procedimiento jurídico, es un hito de nuestra historia, con todas la complicaciones que eso implica. Y si la historia no se repite ni como comedia ni como tragedia (aunque haya conflictos que perduren como no puede faltarle a lo que se quiera llamar Historia)la reinstalación de la política -bienvenida sea- no debería en los exactos términos de hace cincuentas años. Ni con los mismo métodos.

Saludos, MArtin. Tu blog es muy bueno.

Ricardo.

chispita dijo...

cómo hinchan con el "autoritarismo"... pienso que si prohibieran el uso de esa palabra, media capital federal se quedaría muda de por vida.

DF dijo...

Completamente de acuerdo con chispita. Como si ellos no fueran autoritarios, cierto que con más prolijidad (¿o qué es lo que se mueve detrás de esa tramposa frasecita, "convivencia democrática"?). Al fin y al cabo, es una cuestión de prolijidad el problema: no vengan a ensuciar la alfombra. Respecto del odio de clase: lo significativo es que siempre lo ven de un solo lado, el odio de clase de los pobres, de los postergados. ¿Y el otro? ¿Qué había en los ojos de las señoras con canas bien matizadas que golpeaban sus teflones en la Avenida Santa Fé? ¿Por qué tanta insistencia en la figura de D'Elía? Escuchen cuidadosamente qué hay en lo que dice gente como Carrió, Morales Solá, Sarlo (y en cómo lo dicen): ¿no hay odio de clase? ¿No había odio de clase en el tachero al que, al cruzársele un cartonero en el camino y esquivarlo, me dijo "lástima, habría habido uno menos"? Ahí tal vez sea peor: el pobre infeliz que se alimenta del odio proveniente de la misma clase que lo aplasta.

Juan dijo...

Martín: qué bien que escribís!!!!!

Da placer leerte. Más allá o más acá de las cuestiones polítcas e ideológicas, la belleza es un atributo que siempre debe ser preservado.

Salu2

escriba dijo...

D'Elía me hace sentir que yo no encajo. Casi igual que las señoras de la Essen.
Es muy bueno el post.
Saludos

Ricardo dijo...

df: Yo no soy de Capital Federal, y dije mas cosas ademas del autoritarismo. Me parece que lo tuyo es una chicana nomas, porque en ningún momento vi que negaras que el gobierno fue autoritario; es más, lo legistimaste sólo por el hecho de que otros como Carrió, Macri, Morales Sola, quien sea también son autoritarios de una manera más velada.
Lo que dije respecto del odio de clase lo dije respecto del desprecio de las clases medias por los negros, villeros, etc. Pero me interesaba dejar algo en claro: La cuestión de la Oligarquia, en este conflicto particular es meramente discursiva y sirve como reserva moral del kirchnerismo ("todo esto está mal, pero no pueden ver un negro en camiseta", etc.)Mas que políticas concretas -entre las que se cuentan un seguro social universal que bien podría salir de las retenciones al agro-el kirchnerismo agita las banderas históricas del PJ (en su contenido más genuino, pero su valor es meramente simbólico y contrario a sus políticas reales.
Otra cosa, el "libre juego democrático" permite que quien esté en desacuerdo pueda manifestarse sin que lo vayan a cagar a palos. El gobierno no tiene solamente a los conchetos en contra. Y si asi fuera, tendrían derecho a decir lo que piensan.

chispita dijo...

ricardo, con el debido respeto, me cansan un poco vos y todos los agraciados defensores de la causa democrática. atenti que no brego por su desaparición, sólo digo que acá el tema no es si un par de chetas pueden o no agitar sus microprocesadoras en plaza de mayo. el tema son las retenciones. la discusión, la única discusión, es ésa. demorarse en la legalidad del juego democrático, si tengo derecho o no a decir mi boludez en público, es absurdo. delata un gusto inmoderado por la ciencia política, que en este caso no cumple ninguno de los requisitos de la pertinencia. abrí tu heladera y fijate si tenés carne, huevos y leche. después vení y contame tus teorías sobre la libertad de expresión.

y por favor, antes de hablar de autoritarismo, leé un poco. no te mando a la historiografía, sé que nadie tiene tiempo de informarse de verdad, pero sí a lo que pasa no sé... en rusia. ahí putin metió preso al candidato opositor: eso es falta de libertad política. acá lo más que hay es cristina diciendo que la prensa argentina está toda comprada, lo cual es muy cierto, salvo que quieras argumentar a favor de canal 13 o el diario perfil. lo digo en serio, montesquieu no hablaba de esto. este gobierno no es autoritario, en la medida en que garantiza las libertades políticas en pleno grado. si te dolió mucho la piña de d´elía, ponete hielo y no rompas más con ese democratismo pavote que tus caceroleras chetitas no vacilarían en convertir en una dictadura militar, si les diéramos la chance. eso no lo dudes, ricardín: los de la plaza eran lo peor. de d´elía no hay que hablar y si me preguntás, no tengo mucho interés en garantizar el derecho a la protesta de la zona norte de la capital.

DF dijo...

No estaba respondiéndote a vos, Ricardo, cuando anoté lo que anoté sobre cómo se enfoca el tema "odio de clase": eso es precisamente lo único en que coincidimos, o casi. Y claro que este gobierno tiene aspectos autoritarios. No me escandalizo ante esa palabra, "autoritarismo": depende de quién la diga, en función de qué, en nombre de qué, a qué se esté refiriendo en realidad.

Ricardo dijo...

Chispa: En ningun momento se me ocurrió comparar a este gobierno con Putín ni con dictadores, ni nada de eso, si es que me mandas a leer por eso. Además no vale ese tipo de argumentación, el de validar algo sólo porque no es tan grave como ocurre en otra parte del mundo o porque es un tiempo pasado fue peor.
En cuanto a los medios: Hablas de canal 13, Perfil, etc. Y no mencionas a C5N de Hadad ni a pagina 12 (según Artemio Lopez: "La voz de Calafate")
Estoy a favor de las retenciones. Hay algunos matices diferentes de la medida por la que se protesta que a mi juicio fueron los que desataron la protesta de los ruralistas. Con lo que no estoy de acuerdo es con que sean todos terratenientes, oligarcas, etc. Y el tema es qué es lo que se hace efectivamente con la guita de las retenciones. Pero esa es oootra discusión.
No estoy de acuerdo con que la protesta urbana (que no fue solo en capital, y en algunas grandes ciudades, sino también muchas pequeñas del interior que probablemente hayan votado, como en Entre Rios, masivamente al PJ) sea golpista. Afirmar eso porque haya estado Cecilia Pando es como decir que el gobierno es menemista porque está Martin Redrado.
Lo de la plaza no era lo peor.
Lo peor era lo de Olivos. Y si me preguntas a mí, sí que hay que dejarlos protestar (que sea como oir el zumbido de las moscas) porque sino entonces sí que se vuelven golpistas.

chispita dijo...

bueno, bueno, bueno, ricardo. creo que podemos zanjar este diferendo si expreso con toda claridad cuál es el tema de fondo. para nosotros, izquierdistas en general, la democracia es un medio para realizar un orden social justo. para vos, pareciera, la democracia es un fin en sí mismo, un deporte cuyas reglas deben observarse incluso a riesgo de pecar de tautológico o de asocial. te interesa ser ecuánime, parejo, indistinto, que es como no interesarse por nada. tus reconvenciones contra la parcialidad de cn5 o pág12 erran el disparo: no acuso a canal 13 de perder las históricas tareas de la objetividad periodística, los acuso de defender a los terratenientes (perdón, voy a mantener esta palabra mientras se trate de los propietarios privados de la tierra). pienso que no hay nada peor ni más común que opinar sobre este tema perdiendo de vista la posición explícita que se toma. quedate tranquilo porque las señoras encopetadas del norte de la capital no necesitan que vos les garantices sus derechos a la protesta. insisto, me parece un poco cómico que te desvivas tanto por el sonido preciso de la cacerola capitalina, y dejes de lado que tenemos las rutas cortadas por una manga de campesinos inadaptados, ellos sí muy conocedores de los más jugosos detalles de la filosofía política. ricardo, sin animadversión te digo: te interesa más el "derecho a la protesta" en abstracto que la coyuntura específica en la que estamos, en donde hace 19 días los improductores agropecuarios se hacen reyes y señores de las rutas argentinas. sé que tu formalismo democrático se satisface con este simple hecho, pero nosotros, mortales, necesitamos leche, carne, tomate y pan.

Ricardo dijo...

Bueno, entonces tendré que ponerme de acuerdo. Pero te olvidas que todo comenzó con mi comentario a MArtín que hablaba justamente del vocabulario que se había puesto en cuestión a partir del martes a la noche. De repente, ahora soy "formalista" y abogado de las señoras gordas de barrio norte porque a vos se te ocurre decretarlo.
Si me preguntas sobre el conflicto estoy esperando que arreglen (ni el gobierno ni los agropiqueteros tienen mucho margen para hacer otra cosa). Para mí tampoco es simpática la situación. Pero no podes negar que el gobierno apostó a recrudecer el enfrentamiento, y ahora está haciendo lo que podria haber hecho hace 20 días. A lo que voy es a lo siguente: el actor determinante es el gobierno y creo que no debió apostar a todo nada en la disputa; es más, sospecho que que podrían haber logrado lo mismo o casi lo mismo con sólo sentarse en una mesa antes de tomar la medida. Lo que el kirchnerismo quiere lograr -y yo creo que hay que evitar- es una polarización tal que no quede otra que estar con ellos a pesar de todos sus pecados. Así entonces, si uno considera que está bien la retención de una renta extraordinaria pero que eso va a parar a un pozo negro, si quiere saber a dónde fueron a parar los fondos de Sta Cruz de repente es acusado de ser un oligarca (y de cometer el pecado mortal de no leer a los clásicos de la filosofia política).

Anónimo dijo...

Ricardo a lo largo de la historia de nuestro pais, cada vez que los sectores rurales concentrados disputaron la renta lo hicieron por medio de la violencia y obtuvieron resultados de manera brusca (todos los golpes de estado, casi nada, ¿no?). Por el contrario cuando hubo avances populares, estos siempre fueron en procesos democraticos y de manera paulatina y tumultuosa.
Debajo de tu formalismo civico, estas avalando a los golpes de estado y las matanzas de este pais.
Es como el que honestamente blandea las banderas de la reforma agraria en los cacerolazos: esta bien, pero es de un absoluto individualismo creer que tu conviccion individual queda aislada de un hecho colectivo que lo que busca es torcer el rumbo en beneficio de los bolsillos de los mismos que se cagaron en la formalidad e hicieron las atrocidades que hicieron a lo largo de la historia ¿que aporte le haces a las instituciones haciendo defensa de la formalidad cuando quienes la esgrimen con argumentos parecidos a los tuyos son los mismos que que aplaudieron el desalojo "civico" de los cartoneros de belgrano? y ya se que me vas a acusar de generalizar pero vos crees que si triunfan los caceroleros triunfan las instituciones y la democracia, es como el trosquito que cree que detras de esto esta la reforma agraria.
Te pido disculpas Ricardo si mi comentario no es claro o es desprolijo, lo que pasa es que me perdi romperle la cabeza a alguno de esos chetitos que golpeaban cacerolas carisimas, o algun skin head o algun otro especimen porque estaba en el interior.
Como la historia no murio, te voy a decir que hace 4 generaciones (hasta donde se, porque estos hijos de puta tambien nos robaron la historia) que mi familia la pasa mal por estos. Mi bisabuelo era peon rural y murio cagado de hambre, sin ningun tipo de asistencia y borracho debajo de un arbol, a mi abuelo le fue mejor pero el Conintes lo arranco de su casa con metodos no muy democraticos ,por cierto, a palazos mientras lo veian sus hijos pequeños (pero negritos, es decir no ciudadanos)para meterlo en cana y a mi viejo lo mataron los milicos en la ultima dictadura. Y siempre, en todas estas cagadas estuvo la sociedad rural y los que ahora son los caceroleros de mierda. Asi que, con mucho odio y resentimiento me la tuve que bancar "democraticamente" como se la bancan todos. Y te digo que me chupa un huevo si un hijo de puta es trompeado por de elia, es mas, lamento no haber estado ahi.
uno mas

chispita dijo...

muy bien, entonces, ricardo. estás de acuerdo con las retenciones, y tu crítica al kirchnerismo sería táctica. cambia entonces el escenario. dejo de considerarte un paladín de la democracia concheta y te tomo por un buen compañero con dudas sobre cómo se fue dando todo. entonces, te tranquilizo: compañero, no fue el kirchnerismo el que polarizó nada. es que la medida es redistributiva, o sea, no se dora ni con píldora. no era evitable el conflicto. hay que dejar de creer que el campo para por los modales de cristina. el campo para porque les están sacando guita. es un prejuicio extendido el que reza que las palabras de la presidenta podrían hacer saltar las estanterias de la paciencia agroexportadora. nadie está 20 días en la ruta, dejando sin alimentos al país, si no es por razones económicas concretas. compañero, ahora que estás de nuestro lado, abjurá también de ese fundamentalismo discursivo que te lleva a creer que el origen del conflicto social es un lamentable malentendido. asumí, verbigracia, que la gente tiene intereses contrapuestos. ese cambio de lentes te quitará el fango retoricista que ocluye la posible virtud de tus análisis.