martes, enero 22, 2008

Un gusano de seda negra en la fruta:

de la manzana
a la boca, de la cruz de madera
al árbol, de la luz
a la sombra, de cristo al
hombre, de cristo al hombre,
de cristo
al hombre, es nuestro
viaje.

4 comentarios:

clubsilencio dijo...

me da una cosa más bien erótica. Es un crucifijo a cuya sombra bien podría registrarse un buen polvazo.

Anónimo dijo...

De las aves que gustan me vuela el chancho
De las casas de lujo prefiero el rancho
De los platos más caros el superpancho
De los ríos angostos un río ancho
Esteros del Plata
Llenos de lata
Rima barata
Y en alpargata
Si esto fuera una canción
Me gustaría un montón
La cantaría en Morón
Y arrancaría un botón
De tu camisa de seda
En mitad de la vereda
Mientras un gol de Pineda
Entretiene de la veda
De la carne y combustible
A la patria dirigible
Al cobarde y al temible
Al durazno y al sensible
A mí el poder me la suda
Mi cabeza es una duda
Mi abuela baila desnuda
Y la lengua se me añuda
Porque yo soy un poeta
Y escribo en camiseta
Mi palabra pizpireta
Sólo piensa en tu bragueta

george anthony dijo...

El gordito tiene menos erotismo que Omar Viviani

Anónimo dijo...

aclaren quien es el gordito?