domingo, octubre 22, 2006

"¿Qué estructura existenciaria del 'ser ahí' resulta comprensible gracias al fenómeno de la avidez de novedades?"


El desenlace de la lectura no tarda en llegar a la hora de la siesta: todo es un rollo alrededor del Peronismo Sindical y Movimiento Obrero Organizado, y caigo en el refrito de lecturas de la FM Nac & Pop que no escucho mas: pegan por derecha y por izquierda, eso quiere decir que...

Nosotros acá (los del pos-realismo duro) creemos que si el soporte metafórico sigue siendo -como afirma el ficticio monolingüe- la teoría del derrame, aquello que sigue siendo peronismo ortodoxo - guardia sindical - ni yanqui ni marxista entonces hoy, no es mas que la izquierda de este proceso. Loco acierto nos dio la repetición de la historia como novela de las 22:30 y con Echarri: el lugar de los montoneros es el poder político, el diseño -incluso- de una "cultura política", el lugar de los republicanos es la oposición (y se es republicano o no se es, como dijo Felipe Solá), y el lugar del Peronismo Histórico es la izquierda. Un gobierno que entendió que los Movimientos de Desocupados crecían, paradójicamente, como coágulo estatal (y que como dijo el tira-bombas y tira-mails Mattini: nosotros antes robábamos Bancos, esta izquierda es fascista y vive del desocupado) comprendió que: 1) a los Movimientos de Desocupados hay que crearlos u ocuparlos, 2) a la izquierda minorista no hay que reprimirla, y 3) naturalmente, por la mano invisible del mercado, ocupan los gremios el lugar de eso que nadie soporta en su literalidad (y que es una metáfora chirle de la nada): la lucha por la distribución del ingreso. Frente a esto, hoy, y pese a toda su planicie superficial berreta y seudo opositora, las dos P, fueron puro oficialismo; y eso, en revolucion-tinta-limon, lo queremos denunciar.

Todo lo demás: Di Zeo (o como hacer que Macri tome también de esta sopa), el "Pata", "Madonna" Quiroz, la pasta base duhaldista, etc., es leña del árbol que tapa el bosque.

15 comentarios:

maiakovski dijo...

Acabo de escuchar a la hija del Pata por radio. Qué ovarios. Los boludos de Zlotogwiazda y O´Donnell balbuceaban sus denuncias premasticadas mientras ella a capa y espada defendía a su padre, al gremio y contraatacaba: "si un diputado quiere un sueldo de 6000 pesos, ¿cómo le van a dar 150 a una madre con cuatro hijos". redistribución del ingreso y abismo cultural entre el proletariado y la clase media, a la cual, a nuestro pesar, pertenecemos, cosa que permea nuestros análisis. Pero la mitad del país es pobre.

HAL dijo...

Y con sindicatos en manos de Moyano o el "Pata" hay pobres para rato.

maiakovski dijo...

Siguiendo tu línea de rzonamiento, ¿vos sabés que yo creo que, a mediano plazo, hay menos pobres con los impresentables Moyano y Medina que con cualquiera de las listas "combativas" que se presentan para sacar el 5 por ciento en las elecciones gremiales? Porque Moyano y el Pata no se distraen con la lucha de clases, se dedican al reparto de la torta. Y conocen todos los meandros que implica el reparto de la torta, meandros sucios, que tientan a la corrupción. la otra opción son dirigentes pobres y conflictos laboralez perdidos en serie. Un poco general esto, porque hay casos exitosos, Astilleros Río Santiago y subtes, que tal vez marquen un cambio de tendencia. Ojalá.

HAL dijo...

Siguiendo tu línea de razonamiento, Moyano y el Pata no han sido muy eficaces para lograr que el reparto de la torta favorezca a sus representados. Ojalá que cambie la tendencia, sí.

maiakovski dijo...

perdón, pero los camioneros ganan tres lucas. El Pata es simplemente jefe de una seccional y está enfrentado con un burócrata como Gerardo Martínez. No echemos al bebé junto con el agua sucia.

HAL dijo...

¿y el resto de los trabajadores no camioneros (o a quién representa la CGT)? ¿y los trabajadores informales? ¿el Pata expresa algo mejor que Martínez?
Dejame, de todos esos burócratas no sacamos uno que valga la pena. Y la torta se sigue repartiendo para el carajo.

maiakovski dijo...

Bueno, mirá, Hal, desde la CGT el gordo Moyano viene peleando porque se suba el salario mínimo, que es lo único que puede hacer la CGT como organización, no puede ir a aparitarias en cada sector. No es que no tengas razón y que los tipos no dejen mucho que desear, para decirlo suavemente. pero creo que se les pega más por lo poco bueno que por lo mucho malo que tienen. me cuesta pensar en La Nación y Clarín como defensores de la justicia social.

HAL dijo...

maia, ¿resulta necesario aclarar que la crítica no viene por lo poco bueno?
El debate es entre nos, en la misma trinchera.

porque sí dijo...

hal, quizás el problema en la coyuntura que nos toca es el debate en la propia trinchera. eso es lo que hace de la izquierda argentina una inflección afectada e histérica del progresismo en su sentido más dañino y funcional. no hay que negar la discusión para adentro, pero hay tiempos políticos. no es el momento de que aquellos que quieren que la cosa se reparta de otra manera discutan quien agita el cucharón, quien está al final de la fila. primero para afuera de la trinchera, después para dentro. el enemigo real o peor siempre primero. hay que reversionar y comprender aquello de los "compañeros de ruta". saludos.

maiakovski dijo...

No, hal, ya sé que vos no estás con La Nación. pero, no sé: viendo la imposibilidad de un sindicalismo progresista y democrático (CTA) para hacer pie en los gremios industriales y los más importantes de servicios, y la imposibilidad de la izquierda marxista para ser algo más que un amor de primavera en los mismos gremios, los detestables burócratas quedan, por default, del otro lado de la mesa con los patrones y el Estado para discutir reparto de la torta. Y tipos como Moyano, con su mezcla de vandorismo e insolencia, son los sindicalistas de la hora, nos guste o no. Y son los tipos que, lógicamente, la burguesía va a atacar cuando quiera tensar la negociación. Las fórmula sería ésta: no enamorarse del gordo Moyano, pero tampoco serrucharlo cuando no tenés otro muñeco mejor en medio de la puja.

HAL dijo...

porque sí, ¿y quién decide cuál es el momento oportuno para debatir adentro? Además, el asunto es éste: no veo al Gobierno agitando el cucharón de la distribución; alguien debería hacerlo. A los burócratas, indefectiblemente, los veo más bien como un obstáculo en esa pelea.

maia: los detestables burócratas son la condición de imposibilidad para un sindicalismo progresista y democrático. Son parte del problema cuando hablamos del reparto de la torta, nunca la solución.

maiakovski dijo...

Bien, los detestables burócratas hacen imposible "un sindicalismo progresista y democrático", sea lo que sea eso. ¿Qué se hace? ¿Se pide al gobierno que intervenga todos los sindicatos y prohíba las listas burocráticas, para que los sindicalistas progresistas y democráticos se hagan con la manija, como intentó hacer la Libertadora? ¿O hacemos como los montos y nos ponemos a aejecutar a Moyano, cavalieri, Barrionuevo, etc.? No hay salida. Vos lo dijiste, Hal: el sindicalismo democrático y progresista es imposible. Por lo tanto, los tipos que se tienen que ocupar de exigir del reparto de la torta son éstos, no Di Gennaro ni el obrero del año del PO.

HAL dijo...

Si no podés cambiar eso, olvidate del reparto y de la torta. Che, tanto posibilismo parece radical.

porque sí dijo...

hal. nadie niega que el panorama es desolador. sabemos: la dinámica de la democracia burguesa es el desierto, pocas ilusiones y una dirección donde se van dejando cosas. acá se negocia, guste o no. todo político o análisis político que no parta de esa base es un ensayo ético o una locura, por lo tanto no es política. nadie decide cuál es el momento del debate interno, cierto, pero de seguro no tiene que superar en cantidad las exigencias de la coyuntura, aveces desaparecen los límites entre la discusión y la charca. cuando hablo de quienes agitan el cucharon hablo de los burócratas -una metáfora oscura como todas-. ojalá pronto sean un obstáculo los gordos, pero para eso falta construir mucho poder, hasta entonces son compañeros de ruta. saludos.

maiakovski dijo...

Hal: creo que no se debe exagerar el carácter entreguista de los burócratas, que por supuestop es real, pero que hay que aquilatar eb cada contexto socioeconómico. Sí , los tipos privilegian su estructura de poder y su caja, blanca o negra. Pero ante una situación económica favorable, ante una capacidad de negociación endanchada, no todos son tan corruptos como Cavalieri o Pedraza y no dejan pasar la oportunidad de conseguir una mejora para sus afiliados. Los recontraburócratas Moyano y José Rodríguez. Igual, la discusión que estamos teniendo es sobre matices en la velocidad y las miras de una renovación sindical que se tiene que dar y se va a dar sí o sí, desde el peronismo o desde fuera del peronismo. Sin embargo, lo que yo observo es que hay gente que dice "impresentable burócrata" cuando quiere decir "basta de sindicatos en general" y que hay que tener presente eso.