sábado, junio 19, 2010

Matar es peor que escuchar

La democracia barajada después de la crisis tiene la oportunidad de dejar una regla:

El que mata pierde.

(El final de esta nota en boca del enorme Marcelo Saín...)

Repudio.

Si vale otro dato, la policía provincial de Río Negro es una de las peores pagas del país a pesar de vivir en una de las localidades con un costo de vida superior a la media nacional. En 2005 cobraban 500 pesos de básico, la mitad de lo que cobraba un docente mal pago. Para la época, el alquiler de un monoambiente costaba exactamente ese dinero. La ironía que siempre nos presenta este sistema económico, se ha traducido en una huelga de policías que fue reprimida por sus propios compañeros del BORA. Reprimidos represores...

5 comentarios:

pablo dijo...

pierden, pero más perdieron los muertos

Anónimo dijo...

este color de fondo se complica bastante

Ricardo dijo...

Este si debería ser uno de esos "temitas" en los que todos deberían estar de acuerdo.

Lamentablemente, aquellos que no vacilan en matar con tal de "liberar la calle", anteponen siempre los "superiores intereses del estado" a la vida humana misma.

Saludos.

pájara dijo...

Algo mas sobre Bariloche, te comparto y me conecto... http://necesitabaunapapelera.blogspot.com/

paniagua dijo...

Muy bueno eso Pájara.