viernes, junio 25, 2010

Alto ahí

Los pibes del Alto rompieron la comisaría después de que mataron a Diego. La policía está hecha de pibes del Alto que crecieron y matan a los pibes del Alto que van a crecer. La marcha del Centro Cívico por la seguridad tiene su núcleo de gente del Alto. Los que rompieron la comisaría y muchos que piden que se reconstruya viven en el Alto. Por arriba y por abajo, por derecha y por izquierda, el Alto. La CTA y la Multisectorial trotskista, el cura y el juez de la causa, todos, son buenos. Los negocios que fueron rotos -"se dice"- son los que no cerraron bien la paritaria con el gremio de Comercio. La frase más oída es "puntero radical". El padre del primer pibe que mataron -"se dice"- era puntero radical. Chorro y enemigo de los "jabalíes", también. La nieve, barro caliente: nada es claro. Todos los pibes del barrio 169 tienen alguna campera de jean con corderito adentro. Este domingo sale en Ni a Palos lo que pudimos hacer escarbando nieve. La línea imaginaria de lo que divide la avenida Brown es mucho más clara afuera que adentro.

7 comentarios:

Diego dijo...

muy buen post.
Me alegró encontrarlo.



Saludos

Abel B. dijo...

Martín:
Sugerís con pocas frases lo que a uno le cuesta muchas palabras y más "cortar y pegar". A lo mejor para eso sirve leer mucha poesía.
Un abrazo

veramu dijo...

Hola, me gustó mucho el post; sintetiza gran cantidad de cosas contradictorias entre sí. Entre muchas otras, particularmente me queda picando la idea de que la relación de las clases y zonas pobres con la policía excede el ser víctimas de la violencia policial; también esos sectores la ven, razonablemente como garante de la seguridad (porque son las primeras víctimas del delito "común"), y tb de ese sector social salen en su gran mayoría los miembros de la fuerza. Entiendo que una reforma de la policía debería incluir estas dimensiones también.

Saludos

pablo dijo...

siempre que se tengan dudas habría que suscribir la idea de que la mayoría de la gente actúa de buena fe

paniagua dijo...

Abel: gracias compañero, pero leer mucha poesía (¡mucha!) no sirve para ser más claro ni preciso. A veces, incluso, al revés.

Diego: ¿tenés pocas alegrías, no?

Veramu: a tu comentario lo completa en parte el de Pablo. Hay que ver pero ojo (me digo) con una especie de relativismo, de ver que todo es tan complicado y confuso que no se le puede "agregar nada" por arriba.

veramu dijo...

Martín, gracias por tu respuesta. Probablemente no lo expresé con claridad, pero no quise significar que hubiera que acatar o dar por igualmente válidos todos los términos y posiciones que tienen lugar en una coyuntura equis(más en una coyuntura de crisis; está la frase de Duhalde tb). Aunque es cierto que puede resultar seductora la imagen de una realidad hipercontradictoria, que desafía el análisis, no sentí completamente que tu post postulara (perdón) las ventajas del quedarse encandilado por lo contradictorio y tenso de la coyuntura, eh; entiendo que para algún lado hay que actuar y decidir, decir que es más válido un término que otro. Lo que escibiste me parecía sí una buena composición de lugar, que incluía puntos que en otros análisis (incluso bien intencionados y bien orientados ideológicamente) no vi señalados con tanto énfasis; una buena composición de lugar para actuar después, con la mayor eficacia posible (no sé si "eficacia" es la palabra, disculpas en todo caso).

Saludos

Jorge dijo...

Gracias por pensar. (Iba a decir, pensar fuera del simplismo y el estereotipo de cualquier "bando". Pero eso es pensar, punto).

Un abrazo desde BRC, hoy (recusación del Juez Lozada) más puta que nunca.