domingo, octubre 04, 2009

1

Cheee, somos todos argentinos, mas acá o mas allá de las líneas decisivas de la Gral. Paz y Rivadavia, compartimos los mismos traumas, los mismos malos transportes públicos, leemos los mismos blogs y diarios, estamos al día con nuestras cuentas y lecturas, y somos explotados, casi, por los mismos explotadores (algunos por ejemplo por ese Titán de los medios K que no te paga nunca). El "peronismo cultural" fue mucho mas difícil en la década menemista y su postrimería duhaldista que ahora cuando el kirchnerismo le devolvió su conexión con cierta “autenticidad” doctrinaria, cuando despejó una equis liberal en su cultura (después hay que ver su realidad), quiero decir: el kirchnerismo habilitó el derecho de mucha gente a ser y sentirse peroncha. Y que sea lo que sea. Claro que eso es lo que disputa Pino. Y claro que esa es una versión estilizada de algo que siempre fue arrugado: nunca hubo “autenticidad”. El peronismo estético que se reafirma en las “verdades familiares”, en el ADN, en un esencialismo que no resiste el archivo de la época. Bien, se acaba una época. Estamos a la orden de un racismo: somos los hijos de una historia, tenemos que mostrar el carné de afiliación de nuestros padres, y sí, todos pusimos un granito para este ridículo que centra la poética en una historia que no vivimos. Hace pocos días, temiendo su muerte, grabé la “experiencia de clase” de mi abuela, es casi un colmo, y sin embargo, tan significativo, tan, tan, tan. Lo que llamamos peronismo hoy es el partido del orden, hijo de la derrota electoral de 1983, a raíz de la cual tuvo que actualizarse hasta devenir definitivamente en la década del ’90 en este partido de Poder. Hay que escribir sobre eso, claro que hacerlo como lo hizo Alejandro en La Barbarie, sobre las deudas de este régimen con Menem, las cosas sólidas que también esa década dejó (sin meterse a jugar a un menemismo cultural): del dominio de la economía de aquella década debemos la solidez del orden democrático. Mi respeto por Cucurto, por Llach, por Rubio, Gambarotta, y muchos que decían y escribían cosas diez años atrás mucho mas jugadas. Mi definición de peronismo es: dícese de la fuerza política que construye la representación política necesaria en cada tiempo y espacio. La continuidad no es histórica, narrativa, sino de esa inteligencia para la que parecen dotadas las mismas personas que coordinan: “Chuecos” y Mazzones. De manera que la suscripción al peronismo, la suscripción cultural, está hecha concha: de allí la utilidad y el sostén del kirchnerismo, que responde aún con mucha productividad a la pregunta de cómo seguir aquí. La historia del radicalismo parece mas premeditada por las clases altas, dominantes, y las clases populares, que hicieron sanguchito con el partido que pudo quebrar una vez lo que no la espada. El hecho histórico del radicalismo, inolvidable, y que por ejemplo está presente en el aire del Congreso que despide a Mercedes Sosa, fue ganar esas elecciones de 1983, y arrojar al llano a producir los efectos necesarios, las mutaciones y metamorfosis que hicieron del peronismo su verdadero fin: democracia de partido único, partido del orden. No creo que sea imbatible, y, mucho menos, que tenga que serlo. El peronismo está presente en los tres modelos de desarrollo que conviven en el capitalismo argentino, tal cual los define Maristella Svampa: el agrario, el industrial y el extractivo exportador. Y cualquier capitalista de alguno o varios de estos modelos no querrá que este país sea gobernado por ningún otro partido: el peronismo talla la calidad institucional de un país, cuyo primer dato es el clima social. Clima y sensación térmica social fichan a la mañana los dueños de cosas: y el peronismo da estabilidad, moja la pólvora, y hace mas respirable a este país, aún cuando sea gobernado por un Lole, un Scioli, y las cosas vuelvan a una normalidad perdida. Hay 30% de pobres, y las identidades que se ponen en juego alrededor dependen de lo que piensen de ellos el otro 70. ¿Dónde está la modernidad? ¿Dónde el Estado? ¿Dónde la política?

52 comentarios:

La Barbarie dijo...

Rodríguez, esa pregunta, esas preguntas, ya las contestaste. A la izquierda de la sociedad. Scioli mismo está a la izquierda de la sociedad. Deporte y Trabajo están a la izquierda de librecambio y manodura.
El problema de los que queremos progresismo, o mejor dicho, una administración más equitativa, de la falta de progreso, o de las irregularidades del progreso, es la vagancia.
En ese sentido, y tal vez sólo en ese sentido, es reivindicable la experiencia montonera como experiencia de trabajo político. Gente que iba, armaba y después exigía.
Esa experiencia no tenida es la madre del mayor error de concepción (y por lo tanto, luego o al mismo tiempo, de acción) de "nuestra" actividad política: los pobres son progresistas, son nac&pop. La sorpresa sobre por qué no se gana en los barrios pobres, que es el reverso de la sorpresa de los caceroleros que "no tienen ni una maceta", es el mejor ejemplo.
Nosotros somos los que no podemos mover ni un poco el amperímetro de lo que el 70 piensa del 30. Ni un poco podemos mover el amperímetro ideológico de "nuestra" clase. No les podemos contar nuestro cuento de la igualdad ni por dos minutos.
Vos alguna vez hablaste con un empresario? Cómo se puede hacer política sin haber hablado nunca con los que ponen la moneda? Cómo era aquello de nosotros hablábamos con el ERP y ellos con todos? Nosotros hablamos del kirchnerismo (ni siquiera con el kirchnerismo, también porque el kirchnerismo no quiere hablar, sabe del viento que te congela la lengua) y ellos (quiénes?) hablan con todos.
Con todos.

paniagua dijo...

¿Cuál de todos los bárbaros sos?

Alejandro dijo...

Alejandro, perdón. Metí mal los datos.

maiakovski dijo...

Para un peronista, arar en el mar de la clase media es durísimo. Y si sos un peronista de clase media, poca bola te van a dar en el conurbano. El irrealismo de lo nac and pop es cultura, y ni la clase media ni los pobres quieren cultura, quieren bifes. Los bifes los reparten los que ponen la plata. A Kirchner no lo pueden hacer ceder no porque sea un genio político, sino porque tiene plata: la del Estado nacional, la de Santa Cruz y la propia. Siendo así, para cierto grupo etario y social al que pertenezco, ser peronista es una verdad incómoda: poco estética, poco épica, poco ética.

Quintín dijo...

"Democracia de partido único, partido del orden."

Hay que ser fascista...

paniagua dijo...

Todo bien, señor Q, pero andá a perder tiempo a otro blog. Hay mucha gente con muchas ganas de leerte y de charlar con vos. Me acusaste hasta de agente de la Side. Agradezco que sigas intentando un debate, pero lamento que sigas leyendo siempre llevamdo agua para tu molino. Y ya me cansé. Te mando un abrazo.

A los otros: estuve viendo comentarios energúmenos en Artepolítica, que la verdad dan miedo. ¿Qué fue una gran parte de la experiencia de izquierda peronista de los años '70 sino una manada de jóvenes nacidos y criados en hogares gorilas, ilustrados ellos, que ingresaron al peronismo con bastante ruido? La literatura neoperonista no va a inventar nada en ese camino que no haya sido ya inventado, cuya historia conocemos. Estoy siendo rigurosamente sintético, claro.

Quintín dijo...

Vos no pediste permiso para venir a mi blog. Entraste, me insultaste y después de 100 comentarios en los que intentaste hacer mierda a Prividera, te fuiste tranquilamente. Desde ya, no te acusé de agente de la Side ni nada que justifique un acto de censura como el que estás intentando. Tampoco vengo acá todos los dias.

Por otra parte, no sé qué querés decir con eso de que "sigas leyendo siempre llevamdo agua para tu molino".

Y no te mando ningún abrazo ni me gusta que me forreen de esta manera, contraviniendo ante todo la hospitalidad que corresponde en un blog.

paniagua dijo...

Bueno, quedate.

pablo dijo...

quedate Quintín, Martín no echa a nadie, pero evitá la filípica del gorila irredento. Yo no aconsejo, porque no tengo autoridad, no me interesa tenerla y nunca la tuve. Y porque no seguiría un consejo de nadie, nunca. Y como en la canción, prefiero que me entierren parado. Seguro antes que me vean, que nos vean arrodillados. Seamos un poco más amables, todos. Entré a saludar a mi querido paniagua. Y qué encuentro? A Quintín tratando, tratándonos de fascistas. Fascista es Macri, macho. Y Kirchner, ojalá vuelva a ser presidente en el 2011.
Saludos.

Carla dijo...

nono Sr Q. La gente elige, como a Clarin ¿vio?

Quintín dijo...

¿Cuál es la filípica del "gorila irredento"? De gorila tengo menos que unos cuantos acá, solo soy antikirchnerista, que no es lo mismo.

Ahora bien, si como dice Maiakovski "para cierto grupo etario y social al que pertenezco, ser peronista [entiéndase kirchnerista] es una verdad incómoda: poco estética, poco épica, poco ética", pero a pesar de todo una verdad, ¿no se deduce de allí que se está abogando por ser prepotente, buchón y corrupto"? Lo digo sin mala leche, igual que lo del partido único. ¿Qué nos quieren vender, la moral del matón, del delator, del chorro con la excusa de que eso es ser pueblo? Si eso no es fascista...

paniagua dijo...

Mirá esto Pablo: http://www.noticiasurbanas.com.ar/info_item.shtml?sh_itm=74fc5960751b528f6e5dd8b338c56f79

Los tipos están discutiendo con qué arma reprimir manifestaciones. Y lo digo sin ironía, eh. De última es una discusión de estado. Pero bueno, el proyecto de Macri tiene la fuerza de las decepciones progresistas. Se nutre de ellas. Pero, apuesto guita, es la fuerza que se encamina al poder, y a la que hay que ofrecerle resistencia lo mas que se puede. Mientras unos ven kirchneristas por todos lados, que se multiplican como granitos de arena, yo veo cada vez menos. Carrió acaba de DESTRUIR la segunda fuerza nacional que construyó. Es difícil que la realidad no conspire en una sola dirección: una herencia de derecha.

pablo dijo...

Ayer el Patán publicó en Miradas al Sur un artículo donde cuenta cómo Macri, el PJ de Duhalde y Clarín armaron en el Hotel Savoy-con la colaboración de Miguel Andel Toma y supongo, Eduardo Amadeo, que como todo el mundo sabe, es yeta- una red de buchones para escuchar a políticos oficialistas y opositores, periodistas, disidentes, etcétera. Sin dudas: no sé si hay una causa eficiente o un primer motor, pero la decepción progresista es una de las causas del retorno de lo reprimido. Pero ¿cómo aplastar a esa hidra? Escuchar "Luna tucumana" ayer en el Congreso, trajo una intensidad que no será tan fácil romper. A todos esos hijos de puta les va a costar sangre, sudor, lágrimas y dinero.
un abrazo

Quintín dijo...

No se puede ser tan ciego. ¿Pensás en serio que el velorio de Mercedes Sosa se va a convertir en la contracara oficialista del de Alfonsín, que es lo que intentó el gobierno? No lo puedo creer. Luna tucumana no es de ustedes, es de todos, hasta de lo folcloristas fachos que la solían cantar en los sesenta. Es de Yupanqui, el amigo de Mahárbiz.

pablo dijo...

Es tan facha que también es tuya, Quintín.

Diego dijo...

No politicen la muerte.

Quintín dijo...

Pablo. Si con eso querés decir que soy facho, deberías dar medio argumento que lo sustente.

Diego. Esta muerte ya se politizó, es parte de la propaganda oficial.

porque sí dijo...

que te pasa quintín?
por qué estás tan enojado?
no te llegó ningún sobre? de pronto te dejaste de sentir un intelectual (y llamandote así te estoy haciendo un gran favor) orgánico?
sos un malintencionado, lo de la SIDE, tu acusación que te valdría un proceso en esa democracia blanca que tanto decís defender, es inolvidable. eso es mucho más grave que alguien se haya ido de boca (no de argumentos) con uno de tus amigos monomaníacos.
ponete a argumentar ya que se te está dando la oportunidad.

Anónimo dijo...

es increible que le contesten a un tipo que lee partido del orden y dice fascista

es de primer grado...

que hable solo, a quien mierda le interesa las ganasadas que dice?


Pepe

Quintín dijo...

Primero. El censor anónimo de más arriba, que se haga cargo de su fascismo, ya que estamos en el tema.

Y efectivamente, yo leo "partido único, partido del orden" y digo "fascismo". En la definición amplia que incluye incluye desde la Albania de Enver Hoxha a la España de Francio pero que es, en principio, incompatible con el sistema legal argentino. Por ahora, al menos.

Segundo. Al inmediatamente anterior. No entiendo por qué das por sentado lo de la side que yo niego. No sé de dónde lo sacaste. ¿Dónde dije eso? Qué querés, ¿judicializar los blogs?

Pero, detengámonos un instante. ¿Es un delito decir que alguien trabaja para la SIDE? Respuesta: sólo puede serlo si ese alguien trabaja para la SIDE. Es muy raro ese lapsus.

En general. ¿Piensan discutir algo o solo insultarme y pedir que se me expulse o se me ignore?

pablo dijo...

Martín, este "Quintín" no es el Quintín de LLP. Es un amigo al cual el Quintín original, con idéntica mala leche, le permite que haga de él. Mala leche e idiotez. Después te digo quién es el tipo.

Quintín dijo...

Se me pasó por algo esto:

"De pronto te dejaste de sentir un intelectual (y llamandote así te estoy haciendo un gran favor) orgánico?"

¿Me estás cargando? Siempre estuve orgulloso de no ser un intelectual orgánico. La idea de "intelectual orgánico" me subleva". Por favor, afiná un poco la puntería.

pablo dijo...

Yo te voy a contestar, "Quintín": los gordos y pelados con bigote, que además son radicales y les falta huevo, son resentidos como los enanos o mejor, como los muy petisos y los pijindrines (es un mito eso de que a menor altura, mayor tamaño). Y ahorrate lo de trolo, porque ese es el problema de tipos como vos: el Alzheimer y la pasión por los gordas o los jovencitos o no tanto. Pero lo más grave es el Alzheimer. Se olvidan de lo que votaron, con quién hablan y lo que hacen y dicen o creen que hacen y dicen.

Quintín dijo...

Pablo. Tu respuesta te califica.

Pero te aclaro que no soy radical, pedazo de puto pijacorta.

pablo dijo...

No entendiste, "Quintín": sos radical, obvio, y pijindrín. Y por el Alzheimer, te confundís seguido. Y después te olvidás. Sos una máquina de producir nada, a repetición.

paniagua dijo...

Muchachos, muchachos, muchachos, este blog no es un vestuario después de un partido de solteros contra casados... Volvamos a la agresión estrictamente política por lo menos.

Hal dijo...

Resulta difícil discutir con vos, Quintín, incluso para quienes no somos kirchneristas ni queremos serlo. Siempre enojado, siempre enroscado en el agravio (el que proferís y el que recibís). Y no sólo es llamativo -por tu condición de crítico- que no sepas lidiar con la metáfora y la abstracción que abundan en textos como los de Martín sino que te vayas de mambo y engranes por una expresión que ni en al CBC de Ciencias Políticas tildarían de fascista. En serio, no podés confundir "partido del orden" con fascismo. Tal vez la pluma del pibe se pase de rosca con el hermetismo y los sobreentendidos pero, bueno, es cuestión de leerlo con paciencia y revisar sus textos para amigarse y disfrutarlo. Vas a ver que es muy interesante aún para los que no coincidimos con todo lo que plantea.
Un saludo cordial.

Quintín dijo...

En nombre de los casados me comprometo a no sacar los pies del plato siempre que los solteros hagan lo mismo.

Manguerazo dijo...

¿Qué es lo que está pasando acá?

Anónimo dijo...

Pero, detengámonos un instante. ¿Es un delito decir que alguien trabaja para la SIDE? Respuesta: sólo puede serlo si ese alguien trabaja para la SIDE. Es muy raro ese lapsus.

no no es un delito, es una de las tantas infamas que soles desperdigar por los blogs mientras te pajeas en tu mansion de la costa pensando que sos un tipo importante

es un delito decir que sos un idiota?

pepe

Diego dijo...

Quintín, de ser así como vos decís (que el gobierno politizó la muerte de Mercedes Sosa) es un deber moral dejar de hablar del tema, de lo contrario caés tan bajo como los que hicieron lo que vos denunciás, con el agravante de que en tu caso (así como en el de Majul) la evidencia es explícita, textual.
La muerte no tiene dialéctica, en cuanto la tocás ya te fuiste al carajo.

Quintín dijo...

HAL. Te agradezco la buena intención y admito que tiendo a irritarme a veces pero creo que, en ganeral, es al revés. Soy yo la víctima de un malentendido. En primer lugar no creo que mis textos sean agraviantes (aunque puedan ser provocadores) pero, en cambio, suelo recibir respuestas personalmente ofensivas y políticamente inatingentes como las que obtuve aquí. Hasta me acusan de radical y de intelectual orgánico. ¿Paranoia? Puede ser, pero no estoy seguro.

En este caso particular, tuve una intervención muy breve, porque me pareció que la idea de "partido único" no se puede esgrimir impunemente, por más sobreentendidos, metáforas y hermetismos que se le atribuyan al texto. En mi humilde opinión, no es bueno jugar con categorías que tienen una connotación evidente, tanto en el CBC como en la vida real. En todo caso, no soy yo el que tiene que aclarar cómo es que un proyecto de partido único no es fascista. Y no lo digo mirando hacia el pasado ni según la mitología gorila, sino teniendo en cuenta los misteriosos designos del matrimonio K que a tantos nos parecen muy poco democráticos.
Cordiales saludos

Quintín dijo...

Diego. No entiendo lo del deber moral. Ayer vi el programa de Majul y la retórica del tipo era horrible. Pero ¿era necesario que Cristina entrara en el Congreso (y en un velorio) con la hinchada de Boca como fondo sonoro? No veo por qué decir eso es politizar la muerte o violar su sacralidad.

Diego dijo...

Eso que lo analice dentro de 10 años algún historiador joven y cool en un libro editado por Planeta. Haber tratado el tema el 4 y el 5 de octubre de 2009 es tan blasfemo como si aquel acto hubiese estado calculado.
Es violar su sacralidad porque metés puterío en el TIEMPO de la muerte.

Listo, ya lo entendiste, pedí perdón. No explico más.

Hermanos Dios (Mayor) dijo...

Quintin: Néstor, Cristina, y gran parte del gabinete nacional, pueden formar parte del velorio de la negra Sosa porque cargan con los suficientes merítos para que la familia los reciba y los haga parte. Sabemos que el sueño de tipos como vos es que los hayan echado a los gritos y carterasos por antipopulares, pero ay, que cosa, resulta que, justamente, sucede todo lo contrario. Recordá las decenas de recitales que se hicieron -por citar un caso en relación a la gestión kirchnerista en en beneficio de la cultura-, en el salón blanco de la rosada: salvo palito ortega y el chaqueño palavecino, todas las grandes figuras del rock y folclore pasaron por ahí. Y no porque ahí dentro la banda suena bien, no.

No me parece que el gobierno politice la muerte de la negra: sos vos, y todas las voces que representas, que quieren, una vez más, agraviar y poner palos en la rueda. La presidenta también fue a despedir a Alfonsín, y lo puso bien alto como hombre de la democracia, y nadie dijo nada.

Muy buena entrada, Martín. Siempre suma leerte.

Anónimo dijo...

lo unico seguro es que quintin es una "víctima de un malentendido"; es más, yo diría que es básicamente una víctima, al margen de una víctima de varios malentendidos, no de uno solo

pepe

Anónimo dijo...

Esoooo, pedí perdón Quintín!!!

pablo dijo...

El Indio Solari no tocó en la Casa Blanca.

Pero en serio, ¿ustedes creen que este "Quintín" es Quintín?

Y dejando de lado las consideraciones métricas, uno puede no acordar con Quintín, pero suena más inteligente que este "Quintín".

Quiero decir: este "Quintín" es como si forzara, como si parodiara lo peor del otro Quintín. Algo hace ruido. O no. Por ahí es. Y si si es, es alguien que abandonó el liberalismo de cabotaje para pasarse al conservadurismo más rancio.

Hermanos Dios (Mayor) dijo...

Es Quintin, de una.

Y es cierto que el Indio no tocó en el salón blanco de la rosada (aunque hace un tiempito grabó un video para la asociación madres de plaza de mayo -por fín un gesto, un indicio, un aporte, Indio-, aliadas políticas de los kirchner).

Quintín dijo...

¿Se volvieron locos?

1. Yo soy yo.

2. Lo único que falta es que tenga que pedir perdón por lo que a ustedes se les ocurra.

3. Bájense de la moto, muchachos.

Anónimo dijo...

su nombre es quintin fernandez
y tiene la pija corta
y las bolas no muy grandes

(el payador embebido)

Pablo dijo...

¿Pero Quintín no es Antín? ¿De qué tín hablamos?

Majo dijo...

Solo un fascista dice cosas asi: "pedazo de puto pijacorta". Es el insulto de un nazi, de un psicópata, de un sexista-

Martin: no permitas que Quintin ni nadie diga cosas asi. Te arruinan el blog.

pablo dijo...

apareció un pablo que firma con P mayúscula, y majo tiene toda la razón

porque si dijo...

quedate con tu análisis lingüístico de maestra jardinera. volvé a tu blog o hacete cargo argumentando de verdad no haciendote el piola, te queda mal.
basta de darle bola a este viejo fundido.

Anónimo dijo...

"En primer lugar no creo que mis textos sean agraviantes (aunque puedan ser provocadores)"

no es una cuestión de fe. Es un HECHO que el sr. Q agravia. Basta con que se dirija a ud mismo las mismas frases que dirige a otros. Piense ¿se sentiría agraviado?

maiakovski dijo...

No sean boludos, che.¿Siguen enganchándfose con el forro -que ahora niega haber acusado a Martín de agente de la Side, como buen cagón que no se la banca que es- de Quintín? Se mete a hacer quilombo en este blog porque en el suyo ya no entra nadie. Déjenlo hablando solo.

El asesor dijo...

De pronto leo un artículo interesante. De pronto, veo que 46 tipos/as lo comentaron. De pronto, me ilusiono con una posible buena discusión en torno a lo escrito por Martin. De pronto entro, y veo Quintin Quintin Quintin por doquier. De pronto, adios.

Quintín dijo...

Maiakovski, maiakovski. Durante un par de años entraste cada noche a nuestro blog y atacaste a todo el que pensara diferente. Terminaste tu campaña diciendole a Prividera que te importaba un carajo que le hubieran matado a la vieja. Y ahora no sos capaz de soportar que yo aparezca acá con un comment y tenés la caradurez de hacés un llamado a que me boicoteen. Qué te pasa, nene, ¿estás nervioso? ¿O es un anticipo de la Ley de medios?

pablo dijo...

con la ley de medios vamos a fundar una radio costera, Quintín: y leer a Auden. Y por ahí hasta conseguís alguna chica.

Asesor, ¿asesor de quién sos?

porque sí dijo...

ni siquiera asesor, Pablo. El viejo pide pista y no se la dan, por eso es patético.
que el gobierno haya hecho del setentismo algo para discutir y cortar mucha tela (eso es lo que se le discutió a Prividera y ni él ni el viejo entendieron), no debería impedir que se diga y siga diciendo que la actual ley de medios es una ley del proceso. Pero ampliando, porque nace de la mano no sólo de la desaparición de personas (de barrios, fábricas, agrupaciones y universidades), sino también de la nacionalización de la deuda externa y la destrucción de la industria nacional. básicamente la liquidación de una nación o de un sueño nacional.
quintín, más allà de lo dicho (lo que ignorás por viejo ricachón) como podés atacar la ley de medios si después se te paran los pelos de la nuca cuando alguien le discute algo a tu amigo Prividera?
vos vivís en ese floklore inmundo y reaccionario donde la dictadura se reduce a un ataque a la clase media intelectual que luchaba por un mundo mejor, porque te hace fácil las cosas a vos y al raterío como vos. De ahi un sorete que nunca hizo nada por nadie se puede subir a la mesa y gritar a favor de la moral y por la masa informe de los valores universales. Básicamente lo que te permite tratar a los otros de fachos, agentes de la side, operadores, cuando vos sos todo eso en condición fetal.

maiakovski dijo...

No,abuelito, no estoy nervioso. Vos sos incapaz de poner nervioso a nadie. Simplemente, como a todos los demás, me hinchaste soberanamente las pelotas. Sos un tipo pesado, Q, plomo, denso, fastidioso, moscardón. Embarrás la cancha por hábito y tu hábito de demócrata puro no convence ni a tu mujer, porque sos un facho y un botón, como demostraste con tu acusación contra Martín. Gente como vos es lo peor de la Argentina, Q, y lo más gracioso es que pensás que sos de lo mejor. Pero finalemente caigo en tu trampa de egoísta consumado: todas las discusiones tienen que girar en torno a tu persona. Andá a hacerle mimitos a Pridivera y dejate de joder.