viernes, agosto 21, 2009



Yo que Cristina hubiese (¡ya en el error!) tirado el tema para el lado de la distribución. Democracia y mercado. Pero bueno, ese anclaje permanente... Grondona dice: yo empecé mi gestión acá, en la televisión estatal... ¿y en qué año fue eso? Había dos dimensiones ayer. El discurso fue el de Grondona, digamos, el discurso que estaba parado en la situación (¿un viejo amigo despidiendo a un adversario?). Parábola: un largo camino a casa. Fue todo demasiado. Y hablando de discursos, ayer vi por enésima vez el de Alfonsín a los gritos en la SRA, mientras lo abucheaban. Y pensaba: lo que Alfonsín les dice los salva. Les dice: los que chiflan son los que muertos de miedo se callaban cuando... Y no, no tenían miedo doctor: lo abucheaban los que extrañaban esa dictadura. Recuerdos, recuerdos, frenéticos: informe en el programa de Bravo y Teté sobre la muerte de Lennon, año 94. Cuando termina el informe, Teté repasa su memoria personal, el día del crimen y su sensación. "Le dije a un amigo: siento que están matando a mi generación." Qué desconcertante es a veces el modo en que el mundo interior hace contacto con el afuera, ¿no? Dentro nuestro, a veces, un extraterrestre habla.

12 comentarios:

Diego dijo...

Hay que hablar del desgaste y del límite que ayer tuvo la metáfora de los derechos humanos violados por la dictadura como forma de legitimidad extendida. Ni vos ni yo podemos repetir la metáfora que ayer utilizó Cristina porque nos da vergüenza, no queremos firmar eso, parece demasiado literario ese párrafo (cucurtiano, se me ocurre de repente). La metáfora que ya no atrapa lo real en ningún aspecto: Es pura literatura en boca de la presidenta y esto va a marcar un quiebre en la forma de encarar la cuestión. Nadie cree que esas dos cuestiones sean equiparables. Y justo en este momento en el que todo el mundo deja de creer en esa representación de la realidad es en el que la metáfora queda desnuda en su perfil político, práctico, herramental.

Saludos

Pablo dijo...

anoche felicité a solá en un rastorán por haber perdido a la tarde la votación en el senado; el tipo encajó la joda, se rio y dijo: perdimos por afano

y perdieron por afano; y lo que dice diego, no sé, creo que va en la dirección de ese reconocimiento, que ahora hay que embocarlos ahí, porque si no volvemos a la SRA de alfonsín o tal vez peor, a un abaratamiento del discurso sobre los ddhh

porque sí dijo...

lo de ayer fue una boludez retórica gigante. hoy ni me animé a leer clarín y la nación. de esas desinteligencias se viene armando discursivamente la cosa.
la batalla sentimetal está perdida, la batalla del sentido común está perdida. hay que parar las rotativas y empezar a poner todo, lentamente, con paciencia de maestra normal, blanco sobre negro. ahi hay ganancia.

ricardo j. m. dijo...

literatura? metafora? yo creo que expresa claramente la relacion entre la razon de el genocidio y su resultado, lo enumero al reves por los comentarios sospecho que se tendria que entender claramente o quizas tendria que haber dicho: primero secuestraron a una generacion para imponer una politica economica que hiciera posible que un monopolio mediatico no te deje ver los goles hasta la hora que ellos quieran y que te la tenes que comer doblada no los vas a poder ver aunque pagues hasta la diez de la noche. asi de corrido

Bloom dijo...

“Cámpora era dentista y el jefe de la Cámpora será rentista”
Fogwill

Bloom dijo...

La batalla está perdida y listo. Esto es un mamarracho total.
Ya que algunos no leyeron Clarín les dejo esto:

"Desde la Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos (AEDD), en tanto, Adriana Calvo se consideró "agredida" por la comparación presidencial. "Para los que estuvimos desaparecidos, el fútbol es sinónimo de dictadura: desde la ESMA se escuchaban los gritos de festejos en el estadio Monumental durante el Mundial 78", dijo a DyN la ex prisionera en el campo de concentración Pozo de Banfield, donde dio a luz a su segunda hija en cautiverio.

"Esta banalización del tema de los desaparecidos es lo mismo que hizo el Gobierno con la ESMA, donde están usando la memoria de los compañeros desaparecidos para cualquier cosa: hoy en la ESMA hasta dan cursos de cocina y hasta hay carnaval y murgas", concluyó."

Fede Vazquez dijo...

bloom: podemos coincidir en que la comparación no fue para nada feliz, que con toda justicia una ex detenida se sienta "agredida" -aunque ahí también hay un exceso...- pero paremos el carro. En las declaraciones de Adriana Calvo, hay varios problemas:
1. Una cosa es puntualizar algo con lo que no estás de acuerdo y otra hablar de "banalización" de los ddhh por parte del gobierno. Hay que tener la cara dura para decir eso DESDE dentro de la familia de los organismos, cuando fueron las acciones políticas de este gobierno lo que permitió la existencia de juicios en todo el país.
2. "el futbol es sinónimo de dictadura" bueno, acá aparecen los problemas de toda la familia de los ddhh para relacionarse con la expresión cultural Argetina. No, el futbol no es sinónimo de dictadura Calvo, y ésta comparación no hace otra cosa mostrar que el exabrupto de Cristina y el de Adriana tienen un fondo común. Aunque Calvo se crea en otra orilla, su discurso tiene la misma matriz: los ddhh como fuente única de simbología moral. Ahí está el problema.

ram dijo...

Si lo dicho por la presidente fue un error, o no, es discutible - ahora - si desde los derechos humanos salen con esto de los "agravios" o el "escándalo" según Perez Esquivel que, encima, la manda a que "no hable" - estamos en problemas; especialmente esos mismos grupos defensores de los derechos humanos que, con entusiasmo digno de mejores batallas se suman al coro "indignado" de los defensores de los violadores de los derechos humanos.
Con error o sin error no pueden hacerse los distraídos respecto a qué gobierno sino los K, es el que les mantiene vigente una política de esclarecimiento y continuidad de los juicios (detalle que tampoco aprecian es que esta política K de derechos humanos ni siquiera figuraba en sus plataformas ni en el interés de la mayoría de la sociedad argentina, o sea, para los K, llevarla adelante era y es "innecesaria")
Otra cuestión es que parece que el "agravio" incluye que en la ex ESMA se desarrollen actividades como murgas o cursos, horror de horrores!!, de cocina! - Dejen de joder, precisamente lo valioso es que en ese antro de crímenes infames se manifieste la vida hasta en sus facetas mínimas - una murga no es una revolución, pero que se pueda hacer ahí sí que lo es - y bienvenida sea.
Más que el boludeo oportunista por una frase, debieran fijarse en qué compañía se colocan solitos a la hora de "indignarse".
Saludos.

ram

Matías dijo...

Pienso que los discursos presidenciales -el lenguaje de Estado- es tan importante como las acciones.
Uno de los logros más grandes del kirchnerismo es haber devuelto un lenguaje que había quedado sepultado en la convertibilidad. Ahora, cuando los discursos se utilizan sin pensar, como fórmulas mágicas pacificadoras y legitimantes, pierden el sentido.

Pienso que la disputa por el poder de comunicar, es demasiado importante. Y este tipo de discursos neutraliza lo conseguido.

Martín L. dijo...

A mí la comparación me importa un carajo. Este es el gobierno que permitió que esas lacras humanas de Menéndez, Von Wernich & cía. fuesen juzgadas y castigadas; después de eso, CFK puede decir lo que se le antoje sobre los desaparecidos. Me chupan un huevo los organismos de DD.HH.

Caíto dijo...

Me parece que si bien la frase no parece haber contentado a muchos, siempre pienso que si se quejan airados progresistas y dd.hh, a partir de una frase, eso es todo, una frase mal contextuada, pareciera que ahora hay que mantener una linea de pureza conceptual e ideológica que nadie, nadie salvo los que están al acecho del error o el desliz, pueden sostener. Digo, suenan como censores, son como la oposición, censuran, señalan, critican...

desvinchado dijo...

Ni la sociedad esta lista para hablar del tema de los ddhh ni figura en sus preocupaciones, por eso el gobierno hegemonizo el discurzo y lo usa para cualquier cosa, y la oposicion lo banaliza doblemente para atacar al gobierno. Es la sociedad que no se hace cargo de la palabra y de marcar lo que se puede decir o no sobre los desaparecidos y deja que se use como una herramienta mas al servicio de cualquiera que aparezca en la tele. Desde Rucci a Perez Ezquivel pasando por Mehijide los gorilones de la rural y desgraciadamente por la presi itself.
Entonces el tema queda restringido a los insiders, que se lo apropian y entonces empieza el tole tole: que si el futbol es represion, que si se pueden dar o no cursos de cocina en la esma, que yo fui montonero, que no son 30000 los desaparecidos, que hebe es una conchuda, que el gobierno lo usa como instrumento politico, etc.
Ese es el principal triunfo de los milicos, la constante discucion sobre los numeros, los detalles, los culpables, si fue una guerra, genocidio o simple asesinato, si la justicia es resentimiento, o si los jueces cajonean los expedientes, no deja ver que fue la destruccion de la sociedad civil lo que realmente sucedio. A un nivel asombroso al que nos acostumbramos y en el cual fuimos criados y nos parece natural.
Fui a ver una peli a la Esma hace un tiempo. Habia 200 personas un par de discursos y un catering al que no llegue. Lo que si llegue a ver fue las caras de todos cuando entramos, no fue ni sorpresa ni incomodidad ni nada por el estilo, solamente les parecia raro a) no conocernos y b) que no dabamos el perfil de no se Sociales o Filo. Por otro lado la pelicula era un bosta total, aplaudi por la tematica y la onda. Pero asi no llegamos a ningun lado, la etapa testimonial, de lucha contra la injusticia, de rabia y apropiacion del conocimiento y el discurso termino con los juicios y las leyes que impulso el gobierno actual. No termino todavia en las cortes, y ahi se tiene que consentrar los esfuerzos de los organismos de ddhh, pero termino de cara a la sociedad. Ahora hay que democratizar el discurso a traves de los medios, la cultura, el debate academico, la investigacion cientifica y hacerlo libremente sin miedo a que te acusen con el dedo de traidor, o ofender la lucha de los familiares, o que el pelotudo de Esquivel te retire el saludo. Yo vivo el resultado de lo que paso tanto como los que pelearon en los 70 y me pertenece como al resto de la sociedad. Hay que abrir la cancha y dejar de actuar como un justiciero (vigilante) y explicar y construir conocimiento libremente.
Yo asentia con la cabeza en la facu en los 90 porque los asesinos estaban sueltos y eso era mas importante que cuestionar (o reprochar) lo que paso, como se llego a eso, o decir " mierda pelotudo estamos asi porque perdieron la concha tuya. Se dejaron masacrar por dos libritos de mierda y se llevaron puesta a toda una generacion" se que es facil hablar ahora sin haber vivido la epoca (y la lucha). Pero paren un poco y un toque de autocritica no vendria mal