jueves, junio 25, 2009

De Narváez

Yo no podría entrar a la conciencia del voto De Narváez, pero es posible hipotetizar que la incapacidad de su comprensión radique en la incapacidad de pensar la década del '90. Por lo general alumbró en esta década actual (contigua) una predisposición a pensar a aquella como una década "traumática", como si lo que hubiésemos vivido fuese el fascismo, y todo el pensamiento crítico se hubiese invertido en eliminar el virus. Yo me guío por la sensación de que la alianza cultural de clase que unió y enlazó a vastos sectores de la sociedad en el menemismo, en esa suerte de "armisticio" del peronismo (de indulto general), consagró a una alta cultura: la progresista, a la que pertenecemos (en la que pagamos nuestro monotributo social). Y que corta transversalmente a la cultura política: entre grasas y populares. La televisión privada es el hilo visible e invisible: la antena de Direct Tv en la "villa" que denuncian en Radio 10, cuando escupen para arriba. Confieso que entiendo mas el voto urbano a De Narváez que a esa ACyS (sigla que parece el nombre aggiornado de una empresa del Estado), siendo que no soy un anti-radicheta, por el contrario, confío como dice el compañero Remo Gatti, en que se necesita un radicalismo fuerte de nuevo. ¿Por qué entiendo ese voto? ¿O qué entiendo de ese voto unionistapró? Me pongo gonzalista: De Narváez es el río profundo de esa alianza que no ha cesado. Por eso el mejor cuadro para ofrecer de este lado es Scioli. Desde el principio de este blog confiamos en que esta era una década del 90 bien hecha. Y que lo que se iba a facturar electoralmente no era la capacidad de rebajar el mundo social a los términos clericales de una "economía social", sino potenciar las pautas culturales de consumo a un realismo macroeconómico, a un relato periférico doble: que vuelva a poner lo social en lo político, y la nación en la región. Derrame real. Entiendo el ocaso de Carrió: si fuese de derecha no le confío el voto a quien ni siquiera respeta su contrato electoral (con el progresismo originario). Entiendo el desgaste kirchnerista: hay que volver a las fuentes calmas del partido único pejotista que devuelva la confianza de nuestra lumpen-burguesía en él. Entiendo el voto De Narváez: si esta década jugó ganadores, ¿por qué la política no se identifica con ellos? Votar a Heller y Kirchner es votar a Scioli. Ojalá ganemos, como mi pálpito dice que será.

5 comentarios:

Diego dijo...

No queda bien decir que se va a festejar pase lo que pase. Esa cosa obcecada molesta. Suena artificioso en su manifestación y en el sentido en el que el spot se defiende, el dinero aparece imputado en la causa de esas aglomeraciones humanas. Ej.: La trompada de D'Elía celebrada por el spot. Y resta votos, obvio.

P.D.: Hubo un 19 y un 20 de diciembre.
p.d.2: Hay que jugar bien además de ganar. Cuando la táctica tapa a los protagonistas se llama bilardismo.

yanina dijo...

A mi también me choca lo violento, puedo entrever que la política es compleja, y apoyarla en contra de algunos ideales que no se cumplen con la creencia de que es un camino a mejorar, pero detesto la violencia que es de ratis y milicos. Si bien es evidente que hay otras violencias sutiles en la sociedad, la voluntad es cambiarlas, ¿no?

Melan dijo...

Por qué siento que te conozco compañero pejotista? Sea como fuere, profundo y acertado tu análisis con el que estoy de acuerdo. Yo también creo que ganamos.

yanina dijo...

Olvidé decirte que me gustan muchos tus post, y la voluntad que ponés en cada uno, me hace sentir un poco más viva, siento que lo que pasa en Buenos Aires es importante, mucho, para la gente del interior. Ojalá vayamos todos juntos.

Saludos

Anónimo dijo...

Diego siendo vos un tipo que escribe descontracturado, huidizo de los "lugares comunes" de la politica, desencantado y pretensiosamente "realista", sorprende que insistas con el 19 y 20 de diciembre. Te salta la hilacha amigo. Vos tambien sos un idealista. No como Zamora pero idealista al fin.
Lo mejor, tu segundo postdata. Esa expresion de deseo termina de definir tu anarcoartistismo.
El pais estaria mejor si la rival a vencer del domingo fuera Stolbizer. Seria otro piso.