viernes, junio 19, 2009

Stratocaster Boogie

Estoy con Pappo's Blues. ¿Cuántos discos hay? Tengo el 1, 2, 3, 4, 6 y 7, me falta el 5. ¿Pero en cuál termina la serie? ¿En el 7? El 7 es un mejunje de grabaciones de algo que no pudo ser "en vivo", un gran disco de descarte, un caos editado en 1978 que bien podría cerrar la serie. La poética de Pappo arranca en los títulos: "Los libres pecan por ser libres" en el volumen 6 (del año 1975) es toda-una-definición... Francamente desconcierta el rollo epocal de las letras de estos discos ahogados en una aplanadora musical que hace de la voz de Pappo una de las mejores, lejos. "Sandwiches de miga" sólo puede querer decir algo: su resistencia a la sicodelia. Pappo no delira, a Pappo se le vienen los sánguches encima, Pappo es resistencia al ácido. La bellísima "El palacio de la montaña de invierno" es una pausa necesaria si uno oye todos esos volúmenes juntos (y si encima se escuchan como música de máquina del filme Juventud Sindical Peronista) y termina el volumen 4, que es uno de los mas duros. Las ediciones tienen un comentario del Groso Alfredo Rosso. Hay de todo: desde el adelanto a la boludez blusera de "Fiesta cervezal" hasta canciones de época que podrían ilustrar un filme, si en la Argentina hubiese un verdadero cine político que revise los años 70 (¡con la prohibición de cualquier historia que abarque el proceso!). Mi tema favorito: "Sucio y desprolijo", del volumen 3. ¿La mejor tapa? Dos: la del volumen 1 y la del 4. ¿Ese blues es el último tango?

8 comentarios:

Gladys dijo...

No sé quién sos, pero ya te amo


Gladys

el hombre suburbano dijo...

El volumen 3 es sin duda el mejor ,la banda es una bestialidad yo lo tengoen el mp3 y lo escucho mientras voy por la calle un manbo infernal loco

Anónimo dijo...

excelente post

Alejandro

Luis dijo...

si querés el vol. 5 te lo puedo conseguir, no está caro. saludos. Luis

Anónimo dijo...

Muy bueno.

Y cuando salga el sol por detrás de las colinas, no digas nada a nadie, pero estuve despetando en la mañana...estuve despertándome...

Yanina

Cresto dijo...

Pappo héroe nacional. A mi siempre me gustó muchísimo "el viejo".

Una cosa: ¿por qué hablas de la "boludez blusera"?

Abrazo

clubsilencio dijo...

Sin ser un exégeta del pensamiento del amigo Martín R., puedo acompañarlo en esa idea de la "boludez blusera", que se define a partir del momento en que el género deja de ser tocado "a la argentina" y empieza a mimetizarse con el original. Tan lejos llega la mimesis que termina pareciendo una parodia: Menphis la blusera, el blues carniza que se autofesteja a través de algún nabo que en escena no para de gritar "oh, yeah, como me gusta el blues, eh, nena,"etc. No me canso de decirlo: el mejor blues del país fue compuesto y tocado entre los 60 y 70 (y ahí están los discos de Pappo, de Color Humano, de La Pesada, de la Cofradía, joyas de amplificador a válvula y sonido analógico), cuando la rockería local no estaba tan colonizada como ahora, y generaba algo crítico, filtrado por la experiencia personal de artistas que nacieron casi todos en el folklore. Paradójicamente, fue en aquellos años cuando más se la estigmatizó como "producto foráneo". Ahora el rock se hace escuchar hasta para vender una heladera, y observaciones como éstas son algo demodée. Boludez blusera: dejar de traducir el género, y copiar al original para terminar generando un resultado vacío y mediocre.

Cresto dijo...

Ajá. No lo había pensado... Me gustó. Dejámelo pensar y te contesto...

H, un gusto cruzarte de nuevo estos lares.

Un abrazo