jueves, abril 30, 2009

Pampa


Lo real muestra los dientes.

¿Existió Estado Benefactor + Derechos Humanos? ¿Podemos anhelar las viejas apariencias del orden y la armonía social disociadas de su fuerza también? ¿De ese sentido común? ¿De la protección de posesiones? Todos tenemos nuestra bicicleta mística que dejábamos en la puerta de la casa mística del barrio místico, la que no-tocaba-nadie a la hora de la siesta. La alegría blindada de la ciudad justicialista se defendía con uñas y dientes... Y policía política también. ¿Por qué no? El desorden anhela un Orden.

¿No fue mejor el Estado cuanto mas coercitivas resultaron sus acciones?

La ley 1420, o la ley en general, ¿no es de arriba hacia abajo? ¿No es una fuerza represiva? ¿No fuimos demasiado libres en nuestra comprensión democratizadora, en el "desarme"? ¿Cómo nace la ley civil construida tras la derrota armada? ¿Cuáles son las condiciones para la existencia del Estado? ¿Democracia sin Estado? ¿Ese es el resultado político del que nace la democracia? ¿Gestión sin Estado? ¿Estado Museo?

La palabra Nación. No La Nación, la palabra Nación. ¿No es la palabra que en su recuperación cierra un círculo?

Postulo: de la órbita del llamado “Orden Democrático” la mejor idea fue el traslado de la Capital Federal a Viedma. No respondía a ninguna necesidad económica, es cierto. Hubiese trastornado el circuito burocrático, también es cierto. Y, para defender la idea, el mismo Alfonsín desempolvaba textos de Alem, que yacían como mineral inexplorado. Pero suponía una forma de gestión con la violencia simbólica necesaria para que el Orden Democrático reinstale su primera mitad: la del Orden. Su fuerza. La fuerza desproporcionada y estatal. Después de 1983 era necesario Un Gran Traslado. No sé cómo decirlo: Una Mudanza. Camiones del Estado trasladando. Civilización del Frío. Democracia sovietizada por condiciones climáticas.

Los pibes de entre 18 y 30 de la marcha de hoy no cantaron la marcha. Ese hitazo que revolucionaba o restauraba, que ponía paz o guerra entre los hombres. Los cuadros la cantaron, los jovatos, los militantes, los virtuosos del entrismo la cantaron, los viejos montoneros y los nuevos montoneros la cantaron. Pero la nueva experiencia asalariada canta: soy camionero/ es un sentimiento/ no puedo parar. Los nuevos asalariados son hinchas de su Gremio. Y eso es así: los himnos del corazón se reescriben, se reinterpretan, se resignifican, se simplifican, se metamorfosean, se emparchan. La marcha no está mas en la Marcha. La marcha es mas baja, mas simple. La Marcha que cantamos nosotros suena en la Esma, en los museos de la militancia. Pero la vieja marchita viva y coleando es otra, tiene una agresividad inmediata, va al frente contra algo mas concreto.
...

Una versión de la conciencia del acechado por la inseguridad en su descargo frente al Estado podría formularse así: ¿no querían que progrese, que viva mi vida solamente, que me privatice, que comercie, que sea libre… y me terminan dejando a la intemperie de la inseguridad sin Estado que me proteja, que proteja mi acumulación? ¿No mataron por mi acumulación? ¿No fundimos nuestra conciencia en esa idea de acumulación?

Una versión libre del progresismo: ¿existió Estado de Bienestar sin un Orden? ¿Los talleres de murga construyen Estado? ¿Los Microemprendimientos construyen ciudadanía?
Colimba, colimba, colimba...

¿Existe el Orden? (Por otro lado: ¿esta es una pregunta bien formulada? ¿Cómo se formulan la pregunta acerca del orden los que creen que aún es una pregunta que vale la pena?)

¿Cuál es el orden perdido?

22 comentarios:

Ale dijo...

No entendi un carajo. ¿Tanto lio por el festival de clientelismo?

Yeannoteguy dijo...

Justo sobre esto vengo pensando hace tiempo, también, pero quizás desde otra cara del problema: el lugar común del antiautoritarismo.
Es decir la confusión ingenua con la idea de "autoritarismo": ese rechazo automático a todo aquel que sienta posición y decide, aquel que hace y oh, sopresa, hasta escribe con Mayúsculas, habla fuerte, piensa a largo plazo y pone límites; rechazo que en realidad parece fundarse en el ansia de realización individual, valga la redundancia, individualista (es decir, miedo a que no me dejen hacer lo que se me cante el orto cada vez que mi orto cante).

Y para pensar el Orden pareciera que sólo existen dos polos: Libertad y Opresión. (Donde Libertad se vuelve una fantasía estúpida y egoísta, parecida a la mitad nefasta del "Que se vayan todos". Fantasía irrealizable, por cierto.)

¿Quizás estás tratando de pensar el Orden desde otra lógica que no sea Libertad/Opresión; o por lo menos donde no sea eso lo que importe?
¿Interpreto algo de lo que decís o me estoy yendo al carajo?

(Por otro lado, siendo murguero desde los 15 años, me sentí tocado con lo de los talleres de murga... Ja. Así que digo: mientras esas cosas estén contextualizadas y no le pidamos peras al olmo, todo bien. Ahora si le pedimos a una murga que transforme el país, bueno, estamos desenfocados, claro.)

porque si dijo...

la pregunta que haces es la que finalmente venia flotando hacia tiempo, el carozo.
los 70 tuvieron su programa y tambien sus residuos.
el programa lo conocemos: la desaparicion. es una obligacion de ahora arrastrar esta categoria mas alla de los cuerpos desaparecidos. desaparicion del estado, de los espacios de confluencia, de la clase obrera como objeto del discurso, pero tambien como sujeto de cambio real, eliminacion de una sana tendencia a superar los nucleos corporativistas, liquidacion de garantias constitucionales para abrir la puerta a la perdida escalonada de todas las conquistas sociales. basicamente, la desaparicion de una nacion, del sueño, si se quiere mesianico, que fue Argentina.
El efecto residual fue el que termino por comerse lo que quedaba en una articulacion desprolija de fundamentos progresistas, lo que el proceso de reorganizacion no contemplaba como herencia: Toda comprension de la norma desde la perspectiva negativa de la prohibicion, suponiendo que toda prohibicion o cosa impuesta desde una altura institucional es un agente corrosivo del libre albedrio ciudadano. Prohibido prohibir. Se le paso al discurso que vino a liderar (porque el progresismo argentino nunca corto el bacalao real) restituir la figura del Estado, salvar la idea necesaria de un poder central. Ese, si se quiere, es su error historico. El Estado (la imposicion de la norma y el patriomonio exclusivo de cualquier represion) quedo en manos de los milicos. Los dinosaurios van a desaparecer, pero, como van las cosas, se van a llevar como relicario aquello que en mas de 25 años de democracia no pudo recomponerse quizas mucho menos en el discurso que en la practica, la idea de que alguien tiene que decir lo que esta bien o lo que esta mal. O, para sonar menos escolar y menos moral, lo que es ley y, por lo tanto, tiene que cumplirse.

Fede Vazquez dijo...

cada párrafo da para discusión de horas. Yo me quedo con el de negritas, y de ahí hasta el final. El trastoque de la marcha es un dato que viene desde hace tiempo, como simbolismo poderoso de lo que ya no agrupa, aunque se siga (tal vez con razón) la mímica de que sí. "camioneros es un sentimiento" dice más, creo, de lo que ya no refiere de lo que sí. No hay una nueva identidad "camionera", pero si una crisis de la otra. Lo que decís de "la conciencia del acechado" me parece genial, pero que a eso puedas interpelarlo desde un orden no derechoso..mmm...no se. Al menos no para un proyecto transformador. Dónde se une con el potencial "orden" de la CGT? yo creo que no se unen, y está bien que sea así. La pregunta es valiosa. Muy.

Cresto dijo...

Martín: habría que pensar que signfica la marcha "de los camioneros", que expresa.

Pero más allá, lo cierto es que si hay algo que caracterizó al movimiento obrero es eso que Tosco llamaba la "unidad en la acción". Digo, podrán cantar la Marcha Peronista, la Internacional o una tonada de la popular de la bombonera, pero cuando hay que salir a la calle, ahí está el movimiento obrero. Ahí estuvo siempre (desde antes del peronismo) y ahí estuvo en los '90 incluso cuando todos (bueno, todos no, pero muchos) entonaban las estrofas de una marcha fúnebre.

Esa unidad en la acción quizás podría ser un buen punto de partida para pensar donde esta "la conciencia" de los trabajadores...

Abrazo.

chancho colorado dijo...

estás buscando un amo, el amo ordena, reprime y produce, pero ordena. ese lugar común, repetido hasta el cansancio, es la práctica política.
althusser nunca dejó al pc, ni siquiera en mayo 68, cuando los estudiantes vivaban a mao
el que ordena acá es kirchner, el resto no somos esclavos, simplemente podemos adherir o participar desde algún costado, pero no por kirchner, que está muy lejos de la runfla que pretende correrlo de lugar, sino sólo por imaginar a esa runfla en el poder,
mucho peor que el 2001

Anónimo dijo...

lo de camioneros: es cierto los jovenes sindicalizados (los que fueron porque querian "bancar" a sus lideres y banderas y los que fueron porque no les quedaba otra)no cantaban la marcha ni se emocionaban ni aplaudian ante las menciones a Evita por ejemplo.
Me parece que es normal, natural, historico que no se cante la marcha en determinadas fracciones etarias o despolitizadas, hay que tener en cuenta todo lo que se hizo para no creer en el peronismo como simbolo, como cultura, como pasion (porque los votos a candidatos peronistas estan) y tambien hay que tener en cuenta el año en el que vivimos, la sociedad en la que estamos, es esperable que no se sientan identificados por una forma de ver la vida (eso fue el peronismo)y solucionarla que se pario hace mas de 60 años.
en todo caso es interesante tener en cuenta como aún existen formas de ser representado y conmoverse por un líder que expresa un colectivo politico sindical (moyano en este caso)que ademas es desprestigiado y demonizado por grandes estratos de la sociedad.

Me parece importante que haya no se, 20 mil camioneros jovenes que crean en moyano, crean en su sindicato y se apasionen en eso, puede ser tambien una consecuencia de la crisis de representatividad y la falta de un proyecto mas global, nacional ( o sea, cantamos por la "corporacion", por lo inmediato, por lo urgente que nos brinda soluciones, ordenes legitimos), de todas formas no es poco esto, aún con logica de hinchadas las formaciones sindicales siguen siendo factores de cohesion, agrupamiento, identidad y contencion para sus adherentes cosa que no sucede exclusivamente por las conquistas economico salariales que dicho referente o sindicato consigan.
l.

Anónimo dijo...

es decir hay otras identificaciones posibles de estos pibes con sus referentes, algo mas tiene uqe explicar su lealtad para con ellos además de las condiciones laborales o los sueldos
la bandera que dice algo asi como "con el negro feo, no tenemos miedo" hay algo de ahí de valores de clase-color + aguante, elementos estos ultra valorados en los sectores populares que se autoconstituyen como sujetos, que se fortifican a sí mismo desde variables totalmente distintas (la cancha, la esquina, la murga, el aguante, el barrio) a las de la clase media que tienen mas posibilidades de encontrar un estado o acceder a mediaciones culturales que les construyen mas "`prolijamente" su subjetividad.
l

Edukator dijo...

Esto va para el que dijo lo del "festival del clientelismo" acalrando que tengo serias diferencias con la CGT y Moyano.
Las chicas y muchachos que se anotaron en la Fundación de Rodríguez Larreta y hoy ocupan algún lugar en la estructura del Goberino de la Ciudad, ¿No forman parte de un festival clientelista?
SU concurrencia a actos disfrazados de cosas mas "paquetas" pero actos al fin ¿No son clientelismo? ¿O el clientelismo es cosa de negros y choripan?

Santi Kovadloff dijo...

moyano es kirchner, esa es una buena noticia, al revés no sé si es tan buena

Anónimo dijo...

martín, ¿qué opinás del episodio que protagonizó ibarra? volverías a escribir la alabanza de ibarra? te sigue pareciendo un grosso? cómo puede ser que un ciudadano común como yo se de cuenta quees un pobre tipo, patético y corrupto (como te decía en un comentario anterior a raiz de dos hechos puntuales) y uvos tan versado en la materia lo alabes y le chupes las medias? explicame sin firuletes y con poalabras que pueda entender por qué y donde me equivoco. un saludo

paniagua dijo...

Anónimo: ¿me hacés la gauchada de encontrar el texto donde le chupo las medias a Ibarra? Dale. Abrazo.

LUCIANO dijo...

Voy a discrepar con el tema de la Marcha, porque la cosa no es tan literal. Yo vi muchos pendejos cantando la Marcha, lo que no obsta a que la pertenencia primal se referencie en el sentimiento camionero; evidentemente la cuestión del peronismo transita de manera muy compleja, y lejos de la simbología y las liturgias que antes tenían mayor carnadura, hoy la aglutinación de intereses pasa por el orgullo gremial de "ser camionero", antes que por la densidad política que pueda emanar de la propia actividad sindical.
Pero no podemos decir que lo peronista emigró del horizonte de esos nuevos asalariados: en todo caso no se traduce en la amalgama primordial, pero tramita como boya fosforescente en medio del mar calmo que es hoy la política ¿quién quiere ser militante?.
Que el anclaje del peronismo sea para los pendejos sindicalizados meramente electoralista es la causa de lo que pasó en la historia de los últimos 35 años, más o menos.
Por eso no es extraño entender que al discurso de Moyano no le haya dado bola ese universo 18-30 que estaba en el acto: lo político estaba casi sobreentendido para esa masa, y reside el lo electoral: lo que Moyano pidió casi con exagerada reiteración.
Y cuando vino la Marcha, la cantaron muchos, que nunca es todos.

Un Abrazo.

paniagua dijo...

Y digo lo que veo. Lo que vi ese día, Luciano. A mi la marcha, en un sentido literal o folcklorista, a esta altura me chupa un huevo. Digo: a mi. No sé si a todos. En eso Kirchner tuvo intuición. La marcha la cantan todos. La marcha está en Tula, un personaje entrañable, que cruza en él al japonesito del cuento que mea la sopa con el bufón del rey. Pero lo que me pasó fue ver que en el ingenio "de las canciones de cancha" hay una vitalidad que, en una columna gremial, es política. Y la marcha, que aunque no la compuso José Barrita, era un grito de guerra, espontáneo, por el que en el año 81, por ejemplo, a la salida de un partido, te llevaban en cana. Incluso el refranero cafierista que mamé en la cancha de pibe ("yo soy del abuelo/ peronista y bostero"). Mi "desvío antropológico" de preguntarme dónde está la Marcha hoy es la razón de mi vida. Perdoname. Yo no digo que los 18/30 estén despolitizados, no digo nada. Sólo digo que me pareció en algunos mas predisposición a inventar una canción que a saberse de la letra de memoria. Los pibes del Evita se estudian las estrofas.

Charly Gnocchi dijo...

ibarra es un sorete igual que vos, anónimo

LUCIANO dijo...

Bueno, creo rastrear el lugar en el que quedó la Marcha es una tarea titánica, y sin respuestas avizorables, por lo menos para mí.
Al peronismo le pasaron muchas cosas como para que La Marcha no esté en la marcha ¿no?.
Es casi inevitable que los sentidos pretéritos de la marcha estén escindidos de la experiencia popular juvenil, porque también hay un vacío sobre el cual el peronismo hoy debe interrogarse, y no quiere o no puede.
De todos modos, hay un reservorio peronista en el joven sindicalizado que reside en lo esquivo ante lo político explicito: lo peronista es "soy camionero" y después cantar la marcha, con los significados que hoy eso pueda tener: al final del túnel, la expectativa está en el hogar propio, aunque no le demos "vuelo político".
Junto con el renacer de la JP, vino el de la JS.
Los pibes de Pérsico viven su propia aventura, no les des tanta bola: también hay algunos que piensan que el acto del jueves fue un acto kirchnerista, ay...

Te mando un saludo grande, Martín

golfo persico dijo...

Luciano: me gustaria que desarrolles mas tu idea de que "hay algunos que piensan que el acto del jueves fue un acto kirchnerista, ay..."
O tal vez, mejor, que digas que es un acto kirchnerista.
un abrazo

Verboamérica dijo...

Guarda...que... las canciones nuevas, uno las crea cuando "cree".

Anónimo dijo...

charly gnomi, seguro campeón. vos sos otro genio que vota al tuero porque es lo menos peor

Anónimo dijo...

tuerto

Chaly Gnocchi dijo...

no, anónimo: vos sos un sorete, nada más

Edukator dijo...

Lo de Ibarra no tiene demasido que ver con este post.
Digo algo sobre el tema en los dos ùltimos posts de http://edukadores.blogspot.com.
Al que le interese puede verlo y debatimos