jueves, diciembre 04, 2008

Algo

...

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Ayer salí de un entrevista de trabajo en el microcentro (nada glamoroso, atención al cliente en inglés para Teletech)

Y al salir me encuentro con un hombre cartel (el cartel decía algo tipo, cuidado, calle cortada en 100 metros)

No pude evitar pensar, cuanto ganarán por mes por hacer esto?

Es un trabajo incomodo porque el poste del cartel es corte, entonces no lo pueden apoyar en el piso. Aunque noté que el hombre cartel mientras hacía su labor escuchaba música o la radio por un i-pod.

El Lurker

ateniense dijo...

Carteles amarillos, muchos, muchísimos. Nueva publicidad del primer mundo.
Eso sí, la degradación de la sociedad no sólo se ve allí, en esa mujer embarazada y en la limosna que les pagan, sino que con recorrer un poco las calles al anochecer, nos muestra como hay un mundo que no es socorrido, que está abandonado en la intemperie.

Todo es una vergüenza y gatilla.

Beso Martín (soy Cleopatra)