martes, noviembre 28, 2006

Yoko


“A la gente que ha perdido a seres queridos sin una causa: Perdónennos por no haber detenido la tragedia. Rezamos por que las heridas cierren. A los soldados de todos los países en todos los siglos, que quedaron lisiados para toda la vida o que perdieron la vida: Perdónennos por nuestros malos juicios y lo que ocurrió a causa de ellos. A la gente que ha sido abusada y torturada: Perdónennos por haber permitido que eso sucediera. Como la viuda de alguien que fue asesinado en un acto de violencia, no sé si estoy lista para perdonar al que jaló el gatillo. Pero sanar es lo que urgentemente se necesita hoy en el mundo. Sanemos las heridas juntos.”(De Yoko Ono, en The New York Times, en vísperas de un nuevo aniversario del asesinato de John Lennon, el próximo 8 de diciembre.)

(Una mañana que la salva el mejor H)

2 comentarios:

pablo dijo...

Por la foto me nació una inquietud, un parecido increíble. ¿De quién es esta frase?

"No creo que mis pensamientos fueran distintos aunque no fuera la viuda de... Lo que sí creo es que si no hubiera conocido a mi marido, no habría sabido nunca lo que es ser decapitada por la fama. La fama es una imposición, no una predisposición. Mira,..., por ejemplo, era un héroe, pero también una cabeza de turco, y a mí me tocó representar el papel de cordero degollado por y para el mundo. Lo cierto es que ambos perseguíamos un mismo propósito. Nadie forzó nada ni a nadie, a pesar de lo que se ha dicho sobre nosotros a lo largo de estos años."

Anónimo dijo...

Isabelita, Isabelita.