lunes, noviembre 06, 2006

Piña colada

Todos leyeron los diarios.

Yo no: imaginé un domingo en ayunas, leyendo al poeta Miguel Ángel Bustos, oyendo Los Jaivas, hirviendo papa y ajo para aromar la casa. Pero un hijo de puta, esta vez, puso esto en la puerta de mi casa. Y entendí una cosa: los diarios son mas profundos que las revistas, por eso tallan.

Yo no viví jamás la influencia de Wittgenstein.

Un triángulo: el blog sirve para educar al soberano.

1 comentario:

pablo dijo...

Aguante el triángulo.
Abrazo