martes, septiembre 08, 2009

- Hay alguien mas solo que Lo Vuolo: alguien con buena fe, buena leche y tiempo que tiene ganas “de apoyar al gobierno”.

- No, no hay espacio, nadie te da una pala o un ladrillo para esta “jornada solidaria”. Ser kirchnerista, a secas, es ser un microemprendedor. La política a la altura de una economía social: club del trueque.

- El kirchnerismo y su núcleo duro que magnetiza el capital de una historia preexistente, y que cuadra en su dialéctica ineludible y, a la larga, excluyente.

- Los bloggers no son los emos de la política, ni tres tristes tigres, sino un caso testigo de una periferia inquieta que sobrevuela estas dos dimensiones: la historia que se construye a pesar de todo y de todos, y la dinámica cerrada de un proyecto de poder que se conecta con ella en una frecuencia llena de distorsiones.

- La política es para los que creen que ya no hay nada que preguntarse. O algo así. La tierra para quien la trabaja.

- ¿Todos los tipos menores de XX años tienen la obligación de pensarse mas allá de?

- Sí. Tres veces sí. El ortiva de la tierra que lloras.

- Lo que llamamos peronismo, lo que seguimos llamando peronismo, aún los muchachos kirchneristas, es algo que no se explica si no se entiende el partido de poder, que construye orden y representación, hijo de la derrota electoral de 1983. Hijo de esa sangre en el ojo, no hijo de la sangre derramada.

- Yo sólo le pido a San Jauretche que venga la nueva leche. (La buena leche es lengua muerta.)

- Kirchnerismo como esa lluvia frente a la que dice el paisano: es una bendición. No es acumulación. Esa debilidad hará difícil la defensa.

- El protagonismo vendrá después, cuando haya que defender lo que quede. Lo mucho o poco que quede. Toda esa justicia que quede. El pos-kirchnerismo dirá quién es kirchnerista.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

.



http://www.radiomundial.com.ve/yvke/noticia.php?t=31496

http://www.latindadd.org/index.php?option=com_content&view=article&id=403:fmi-entrega-150-millones-de-dolares-a-honduras-pese-al-golpe-de-estado-&catid=38:noticias&Itemid=114

.

Contradicto de San Telmo dijo...

Me gustan varias.

Me quedo con la última.

Van a ser momentos raros, cuando bichos como DeGenaro vengan a ponerse de este lado del carro y pidan un lugarcito para apoyarse a empujar... con qué cara lo vamos a mirar nosotros? con qué ojos nos van a mirar ellos? "qué hacés vos acá?!"

A alguno se nos escapará una puteada por lo bajo, pero los vamos a recibir. Puteando y mordiéndonos los labios, los vamos a recibir. Seremos mejores.

Jose Barrita de Bandoneón dijo...

El protagonismo vendrá después, cuando haya que defender lo que quede. Lo mucho o poco que quede. Toda esa justicia que quede. El pos-kirchnerismo dirá quién es kirchnerista.

Una bomba.

Felicitaciones

Galimatias dijo...

La última sentencia es fulminante.
Quisiera yo, más bien, que el pos-kichnerismo diga quien cree en un proyecto más allá de los nombres.
Si no es el alfonsinismo, se fue (del Gobierno, digo) Alfonso y se acabo el proyecto, cada uno por su lado y que se sálvese quien pueda

Clandestina dijo...

Galimatías, coincido y cómo! Descreo de todo "ismo", no soy de nadie. Elijo creer en una idea de pertenencia colectiva q me interprete y represente; abrazarla, trabajarla, cuestionarla, q sume, evolucione y crezca para q sea realidad, aunq no llegue a verla. Simple y claro como el agua: igual q miles y miles quiero un país para 40 millones, no para 8. Ese es mi faro.

Y, con o sin ayuda de San Jauretche, confío y deseo que venga la nueva leche con buena leche.