martes, septiembre 23, 2008

Hoy postea Miguel

por Miguel Binstock

La gran cooperativa financiera.

Viendo lo que ha venido ocurriendo en la última semana, en donde se ha desatado una crisis financiera de la cual se desconocen todavía los efectos que producirá en la economía mundial, he visto como el precepto de cooperación y hermandad ha operado en los principales actores involucrados. Y con esto no me refiero a la intervención estatal más grande en la historia del país del norte (realizada por el gobierno más liberal), ni a la articulación realizada por los diferentes bancos centrales del susodicho país y Europa. Me refiero, más específicamente, a las grandes corporaciones financieras, o también llamadas, en el último tiempo, El Mercado.

Y es que con el devenir de la crisis, El Mercado iba pidiendo “gestos” que trajeran confianza a, justamente, El Mercado. Y entonces, a fin de calmar a ese ser invisible, omnipresente, el gobierno de los EE.UU. salvó a los fondos de préstamos hipotecarios Freddie Mac y Fannie Mae. Entiéndase por salvar, trasladar los millones de pérdida de estas entidades financieras a la deuda pública norteamericana (o como le gustaría decir a algún personaje de la Gran Manzana, este fato lo van a tener que pagar los carpinteros y plomeros norteamericanos). Pero El Mercado seguía con temores. Entonces, estatizó la aseguradora AIG (es decir, ya no alcanzaba con todos los carpinteros y plomeros, ahora necesitaban a los maestros y los albañiles). Pero El Mercado seguía su ritmo descendente.


Fue entonces cuando surgió la brillante idea: por qué no sumamos a los barrenderos, a los empleados de cadenas de comida rápida (que son muchos por esos lares), a los jugadores de la NBA, a los comercios de venta de videos pornos, en fin, a todos los ciudadanos-consumidores-clientes norteamericanos, y como un gran acto de cooperación para su hermano, El Mercado, se hacen cargo de las pérdidas de TODAS las entidades financieras. Y fue entonces cuando El Mercado dejó de sentir miedo. Y las bolsas del mundo comenzaron a revertir su caída, y podían comenzar a llenar sus pulmones de aire nuevamente. Pues esa gran cooperativa mundial, que es El Mercado, compuesta por un conjunto de entidades financieras que durante los últimos 30 años han venido arrasando con economías por todo el mundo con tal de generar ganancias extraordinarias para sus bolsillos, lograron su objetivo. Se quedaron con sus ganancias, y repartieron sus pérdidas.

4 comentarios:

que gane el negro dijo...

y pensar que los reputeabamos. Es interesante la mirada de Mac Cain y de Obama, tan representativas de sus respectivos partidos.

que gane el blanco dijo...

son la misma mierda

nelson nogar dijo...

En el año 1991 o 1992 parado en una esquina de Irigoyen y la que cruza- esperando a un amigo- miraba como un grupo de obreros habrían las zanjas para enterrar el cableado de teléfonos. Una de las grandes realizaciones de inversión extranjera de Carlitos Menen, En algún momento apareció un hombre relativamente joven ofreciendo una revista de los excombatientes de Malvinas. Los que estaban con el tema de las zanjas se la rechazaron. El ex o no ex siguió su camino. De inmediato uno de los trabajadores afirmado en su pala, soltó el siguiente comentario: ¿Estos, todavía que perdieron andan mangando? Ese día supe que los fierros los tenían ellos y que los dibujos políticos que podían realizar eran muchos. La fragmentación actual de la oposición no garantiza que en un futuro inmediato no se unan. Por iniciativa de ellos o de la Embajada esta posibilidad existe. Del lado de ellos se unen por la renta, porque se merecen más que esos negros de mierda, por la evasión de impuestos y el trabajo informal, porque son como europeos ¿vistes? Del otro lado, no están totalmente convencidos que este es el gobierno de ellos, esta actitud de los funcionarios afilando demasiado el lápiz cada vez que les toca repartir algo para este lado, siembra desconfianza. Si no hay señales claras, contundentes, los huevos de la serpiente se van a romper y comenzarán a contaminar todo el escenario.






Cobos se entrevistó con Binner. Los dos cumplieron con el ritual de molestar y mostrarle a la derecha que son políticamente correctos. Cobos también lo hizo con la mesa de enlace, con Macri y con Pantaleón Karky, dueño este, de una fábrica de naipes de tarot.

Duhalde se reúne con el que puede.


Felipe Sola, va según él, adonde lo invitan. Lo invitaron del PRO. También fue a Neuquén, le tiraron huevos. Es muy probable que alguno que los arrojó, esa noche soñó con la toma del poder.

Martín Sabatella anda inaugurando locales partidarios en la Provincia de Buenos Aires.


Moyano y Pérsico pusieron en funcionamiento el Centro de Estudios Laborales, un Centro, - según sus fundadores- de formación sindical.

Kirchner se sigue reuniendo con Intendentes y diputados de todas las provincias. Se reunió con los Entrerrianos para preparar el acto del 17 de Octubre.

Carta Abierta presenta su cuarta carta “El Laberinto Argentino”, el martes 23 de Setiembre a las 14.30 horas en la Librería gandhi Av. Corrientes 1743.


Se realizaron importantes marchas de apoyo a Evo y de reclamo por la aparición de Julio López.


La derecha política, económica, agraria y mediática, balbucea ante la gran crisis del Imperio. Se aferra al cuento del F.B.I. sobre Antonini para seguir construyendo las tinieblas del “en Argentina nada está bien, y en el futuro va a estar peor”.
.


Todos los partidos políticos, grupos políticos, Mov. Sociales, Sindicatos y y otras organizaciones, apuran el paso para posicionarse ante lo que vendrá.



Esta es la democracia. Mejor dicho una parte de la democracia.

A los pobres, a los desamparados, a los niños, a los trabajadores en negro, a los wichi,
a las niñas violadas, a los jubilados de 500 pesos, a los chicos de escuelas pobres que sufren las siete plagas de Egipto, amontonados, con frío, mal alimentados y mal enseñados por maestros de bajos salarios y baja capacidad. A todos estos y a muchos otros todavía no les llegó la democracia.




Es difícil salir de la traducción de la política a un lenguaje económico. La tan conocida reflexión ¿y esto a mí, en que me beneficia? sigue primando en la mirada de muchos actores políticos. Hay demasiados silencios disfrazados de prudencia. No difieren mucho de los silencios en días del paro agrario. El comportamiento se pude resumir así “fuí a los actos, me saque fotos que atestiguan que estuve, pero no junte a tres compañeros para discutir que se debatía, para que se informaran de lo que en verdad se discutía ( tal vez ellos mismos tampoco lo sabían, o de tanto permanecer en las carpas del asistencialismo, del arreglo, de navegar por arriba para ver si ligaban algo, fueron perdiendo en el camino ideas y compromisos, que no se pueden rescatar saltando y gritando ¡Es la gloriosa J.P. ¡ o cantando la Internacional.


Nos va a ayudar nombrar las cosas por su nombre. El Hambre es el hambre. La desocupación es la desocupación.

La iglesia oficial es retrógrada (leer artículo de Sandra Russo hoy 20/09 en página 12). La Sinagoga también.

Se ha avanzado mucho es cierto. Pero los ricos avanzaron más en el reparto de beneficios y esto no hay que ocultarlo o negarlo. Estamos 70 a 30 con el índice que se lo mire, la cuenta hay que hacerla con todos adentro ¿o los trabajadores en negro y los desocupados son los desaparecidos de la democracia?

La puja entre sectores económicos (muy atinado no hablar de lucha de clases) por la distribución de la riqueza, no es una lucha entre iguales. Hay estudios que nos dicen que en mas del 70% de las empresas no hay organización sindical de base: Esta clase obrera está muy débil. No se puede generalizar la situación de todos los obreros, en cuanto a lo que ganan o su grado de organización. Hay sindicatos que aprovechan la situación que tienen en la cadena productiva para presionar y obtener mejores salarios y está bien que así suceda. Pero la gran mayoría de los trabajadores tiene salarios que se corresponden con la línea de pobreza.

En esta situación, Cristiano Rattazzi volvió a mandar sus mucamas al super para informarse de cómo venía la mano con la inflación, al recibir el informe dijo sin ponerse colorado: Inflación alta, Dólar alto. Para ser merecedor del nombre que lleva también agregó: “al Cesar lo que es del Cesar”.


Debemos reclamarle al gobierno la sensibilidad de Buchs pero al revés, enfocada hacia los sectores mas necesitados.

Hay que terminar con la sensibilidad social en manos del mercado. Con esta lógica el vaso nunca se va a derramar. Consulten a Llambías y a Cobos su anfitrión sobre las urgencias de los sectores económicos que representan.

Esto no es una fotografía, es una película que está en plena realización, el guión es complicado, necesita que se escriba todos los días y con los actores en movimiento.

Nelson Nogar

Ezequiel Meler dijo...

¿Aceptará el autor si le pedimos permiso para subirlo a Noticias del Sur, el sábado, ponele?