jueves, septiembre 11, 2008

Comunicado de prensa

DECLARÓ LA HIJA DE ROBERTO NOBLE EN LA CAUSA EN LA QUE SE INVESTIGA SI LOS DOS CHICOS ADOPTADOS POR LA DUEÑA DE CLARÍN SON HIJOS DE DESAPARECIDOS

Guadalupe Noble, hija de Roberto Noble, fundador del diario Clarín, declaró esta mañana en la causa en la que se investiga si los niños que adoptó en 1976 Ernestina Herrera de Noble, actual directora del matutino, son hijos de personas desaparecidas en el marco de la represión ilegal.

En la declaración brindada ante el juez federal de San Isidro, Conrado Bergesio, Guadalupe Noble dijo no tener datos concretos sobre el origen de los jóvenes y dejó entender que se le ocultaron en ese momento las adopciones, ya que “si hubiera sabido de la adopción y que tenían el apellido Noble hubiera hecho alguna presentación judicial porque no fui consultada, porque ellos fueron adoptados diez años después de que murió mi padre”.

Al comenzar la audiencia los abogados defensores de Ernestina Herrera de Noble se opusieron a la presencia de los patrocinantes de la Asociación Abuelas de Plaza de Mayo, pero el juez Bergesio rechazó el planteo y permitió su presencia. Los representantes de la directora de Clarín, Eduardo Padilla Fox y Carlos Espinosa, ya habían impugnado a la Asociación Abuelas de Plaza de Mayo a fines del año pasado pero tanto Bergesio como la cámara federal de San Martín rechazaron el planteo.

El juez ordenó además la realización de un peritaje genético en el Cuerpo Médico Forense para comparar el ADN de los jóvenes con dos de las posibles familias de quienes fueron adoptados como Marcela y Felipe Noble Herrera. La medida de prueba fue impugnada por la abogada de esas querellas porque viola la ley del Banco Nacional de Datos Genéticos que estipula que es allí donde deben realizarse este tipo de peritajes, pero la Cámara de Casación avaló que la medida sea realizada Cuerpo Médico Forense. Este centro pericial que depende de la Corte Suprema de Justicia no realiza este tipo de medidas de prueba porque no cuenta ni con los laboratorios ni con el personal capacitado para realizarlas, por lo que deriva los estudios a una serie de laboratorios privados. Por otro lado, se encuentra intervenido por la propia Corte por graves irregularidades.

La querella de Abuelas solicitó además que se realice un entrecruzamiento de los dos jóvenes con 22 grupos familiares que buscan a niños desaparecidos durante la dictadura que se encuentran registrados en el BNDG y que podrían ser los chicos adoptados por Noble, argumentando que es la única manera de poder averiguar con certeza su origen biológico. Esa petición aun no fue respondida por el juez.

En ese mismo escrito, Abuelas recordó que a lo largo de la investigación se recogieron numerosos elementos que revelan diferentes irregularidades en el procedimiento de adopción de Marcela y Felipe Noble Herrera. A saber: i. Ernestina Herrera de Noble dijo que dos personas habían visto que una beba había sido dejada en la puerta de su casa el 2 de mayo de 1976, pero esas dos personas desmintieron tal afirmación; ii. También afirmó que una de esas personas era su vecina, pero en realidad no vivía en esa localidad, y que la otra era el “cuidador de la finca vecina” (el Sr. Roberto García), pero se corroboró que en realidad se trataba de su chofer personal; iii. Quien concurrió afirmando ser la progenitora de quien hoy es Felipe, brindó un nombre y un número de documento que no era el suyo y no se intentó corroborar por ningún medio que efectivamente fuera su madre; iv. Ernestina Herrera de Noble dio un domicilio distinto a aquel donde tenía su residencia, cuestión decisiva para determinar la competencia del Tribunal interviniente, ejerciendo la ilegal práctica del “forum shopping”; v. se omitió el sistema de turnos para que la guarda de Felipe quedara radicada en el mismo Tribunal que la de Marcela: vi. Ambos niños fueron inscriptos con el apellido “Noble Herrera” en función de una ley derogada.

También recordaron las Abuelas que incluso la propia Ernestina Herrera de Noble reconoció públicamente, a través de una carta abierta publicada en su diario, la posibilidad de que los jóvenes sean hijos de desaparecidos. La carta fue publicada el 12 de enero de 2003 en el diario Clarín, poco después de que la Cámara de San Martín revocara la detención de Herrera de Noble ordenada por el entonces juez federal Roberto Marquevich.

Bergesio citó además para las próximas semanas a una veintena de testigos que podrían aportar datos respecto del verdadero origen de los chicos, entre los que se encuentran el CEO de Clarín Héctor Magnetto, los periodistas Jorge Lanata, Pablo Llonto, Oscar Raúl Cardoso y Marcos Cytrimblum, los detenidos represores Raúl Guglielminetti y Adolfo Scilingo, entre otros.

Abuelas de Plaza de Mayo

Buenos Aires 10 de septiembre de 2008

5 comentarios:

Jorge Oscar Garcia dijo...

Busqué como loco la noticia en Clarín, TN, Canal 13, Radio Mitre, etc. Y nada...

guille dijo...

Pablo Llonto lo investigo ,que declare y vemos que hace la justicia.

Goliardo dijo...

Mañana voy a publicar algo sobre Pablo Llonto, en artepolitica, pido permiso para citar su blog?

paniagua dijo...

Cite, cite...

Ezequiel Meler dijo...

http://horizontelibertario.blogspot.com/2008/09/ordenan-que-se-les-realice-una-prueba.html
Citen a periodismo.com
Se hace la prueba, nomás...