viernes, julio 04, 2008

La mañana

A la mañana no se duerme
en los laureles, a la mañana
se duerme sobre una gran hoja
de té verde…

te decía en el sueño, pero
te lo dije ya despierto,
era un resto de oración que el sueño
dejó en la boca, y mientras te lo dije
creí decirte –en realidad- que hoy iba
por fin a enviarte una carta,
una carta que llegue a la mañana,
mientras dormimos, porque anoche
dijiste que hace años no recibías una carta.
Y en otro momento, esa nostalgia
me hubiera, nos hubiera, creado un malestar,
la imagen del arte contra el progreso,
el capitalismo sofoca
con nuevos modos de producción
a viejos modos… Así se podría enlazar
esa melancolía, la de la lírica,
contra la modernidad inevitable,
y también deseada: el mundo no duerme
en los laureles. El sueño conduce a la vida.
Tu caja de diversos tés: manzanilla, hierbas, verde, tilo, jazmín,
también en su sueño estalla,
caos original y vegetal: una gran hoja flota en el agua,
(nuestro almohadón de plumas
confirma ideas parecidas).

La mañana: un blando caos con la droga melancólica de la naturaleza.




(siempre a G. M.)

13 comentarios:

Gabriel dijo...

me gustó mucho! te lo tenías guardado..

Anónimo dijo...

quisiera leer mas de esto. Me gusta. Mucho.

Anónimo dijo...

vivan las retenciones
vivan las mañanas
viva tu poesia

Anónimo dijo...

qué bueno que alguien mas odie la "nostalgia por las cartas"

Anónimo dijo...

Asi se hace tigre, asi se ama. Tu musa se hace mas linda, la embelleces, capo.

Anónimo dijo...

lindísimo martín. un abrazo, valeria

Anónimo dijo...

¿Esto es parte de lo que posteaste el año pasado? Genial.

sol dijo...

uh qué lindo dormir en una cama té veeeerde

Anónimo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
niñacriolla dijo...

precioso!!
siempre fan

horacio dijo...

bellísimo poema, martín. ahora bien: no veo por ningún lado odio alguno por la nostalgia a las cartas. abrazo. horacio.

nanolefou dijo...

Lindo poema .
Deberían sacarse las retenciones a la poesía.

Anónimo dijo...

mmm, sol, si queres podemos escribir poemas sobre el suave y verde prado...mmm...rico y suave. No entendi mucho tus blog pero no importa y si tenes dueño, seguro que es un tonto reprimido que no sabe saborearte manjarcito.
bueno mandame tu mail que te mando mis poesias. y si queres nos fumamos un buen troncho verde como el te, jajajajaja
rico y suave