miércoles, febrero 27, 2008

Yo quiero ser llorando el hortelano...

Los radicales aman el comité, la interna, la parroquia, su revistita "El ateneo del 90", la foto de la revolución del parque, esos tipos, duros, con bigotes tipo Palacios mostrando sus rifles en un balcón. La foto, la foto radical. Me acuerdo que luego del acto de la ESMA, del año 2004, sucedió que ante el "perdón en nombre del Estado" de Kirchner, salió la Juventud Radical a marcar la cancha, en unos afiches memorables que apenas decían esto: "Somos el Juicio a las Juntas". De nuevo: una foto. Y es cierto, qué duda cabe, habrá que tragarse el sapo de los dos demonios, pero ellos encontraron la forma de hacer debutar a nuestra democracia con esa imagen potente e inédita en el mundo. La foto, la imagen implacable e inmóvil, no importa el después. Pero el problema viene después, el problema viene que a un discurso deshistorizado como el que permite el juicio a las Juntas, ellos mismos no saben dotar de una mínima conciencia de historicidad, oculta, que permita abandonarlo, porque claro, había que pararse en la pre-historia, en la pre-política, contar los años duros a un juez, y empezar esta larga secuencia jurídica que llega hasta hoy. Pero veamos, incluso en la ley de Obediencia Debida (que anidaba en la primera argumentación jurídica de los radicales, y que desempolvan porque ellos habían dejado correr mas agua que la "debida"), su explicación intenta ser tajante. De piedra, rigurosa. No hay historicidad, en el sentido, claro, de decir algo que permitiera entender el asunto como todo el mundo lo entendía: en el marco de una correlación de fuerzas. Ese maniqueísmo, ese pragmatismo peronista, está dado porque esos, los peronistas, no son hombres de foto. Son hombres de acción. Y el río de sangre peronista tiene en la legitimidad de la víctima, también, la de manipular la historia. Los radicales, su sueño oficial, ha sido siempre estar afuera de la historia, una gran águila que sobrevuela. La retórica balbinista, maravillosa, es un ejemplo mas, y vibrante. Pero como esta hipótesis se sostiene sobre todo en su discursividad, y estuvieron adentro, bien adentro de la historia, es que parte de su permanencia ha sido tan oscura. Hay que salvar a los radicales, hay que salvar el sueño radical. Porque estoy seguro de que se hizo carne. Y porque tiene parte de lo mejor de la política argentina.

En la era del partido único, todo es oficialismo: Binner al PS, Cobos a la UCR; Kirchner al PJ; ecuación totalmente increíble. Todos gobiernan. Una política de la pura ejecutividad. Un frente único.

10 comentarios:

Escleroftalmia dijo...

Es cierto que todo es ejecutividad, pero precisamente por eso la política es conserva. Se privilegia la gestión, y todo cambio que se porponga puede ser denostado como inmaduro "carente de experiencia".

Otro dato. Binner se corrió de la presidencia del PS, se la va a dejar a Giustiniani, mal que les pese a Rivas y a Basteiro. No creo que sea oficialista, quiere gobernar es paz. Santa Fe depende en un 60% economicamente del gobierno central. Ése es el garrote de la convicción K.
Después de pasar esos datos, K le dijo a Lifchitz "¿Cuándo va a venir Hermes?"

Hector Casa dijo...

Tambien es cierto que en el mundo la gestión se ha ido comiendo a las palabras y las ideas.

El pragmatismo del pj siempre le ha ayudado en este sentido, no solamente hoy día.

El radicalismo, con esa "pose de foto" se encuentra más comodo en la oposición que en la ejecución, porque no puede acortar la brecha entre ética de gestión y moral partidaria.

Los problemas son históricos, las soluciones no pueden ser más que históricas. Eso es algo que el radicalismo jamás quiso asumir.

salu2

Hector Casa

verboamerica dijo...

La UCR es una empresa teléfonica quebrada.

Lo único que sirve de ella son las redes tiradas en todo el territorio.

Si alquien adquiere ese empresa quebrada (K, el Ari o cualquiera), lo que se lleva sólo por esa red de clientes y contactos...

Fede Vazquez dijo...

totalmente de acuerdo con Martín, y no estarían tan seguro de dar por muerta a la UCR como sostienen por acá. Acaso no se volvio a hablar del PS? Sigla política que venía perdiendose en al bruma desde mediados de siglo...los partidos tienden a la sobrevivencia...parece.
y por último: quien mejor que la UCR, o quien se reclame en esa tradición, para intentar una crítica "etica", "moral", "programática", "clasemediera", "instruida" al kirchnerismo? Macri no da el perfil, La gorda se quemó en su propia inquisición, lavagna está adentro...si yo fuera radical esperaría que lo metan preso a De la Rua para por fin poder echarle la culpa de todo y limpiar al partido...

saludos

Primo Louis dijo...

¿Quien lo va a limpiar? ¿Alfonsin? yo creo que el radicalismo ya no se siente cómodo en ningún lado. Cuando encuentren una "mística" nueva, ahi nos sentamos a hablar. Mientras partidos que no tienen presencia territorial le esten soplando los votos, no va a llegar a ningun lado...
Primera visita, muy buen post!

Anónimo dijo...

sí sí, partido único, hoy gobierna el PAN

Anónimo dijo...

Orga: Hoy gobierna la caja PAN.

porque sí dijo...

primero, a dudar que las lealtades y el aparato político se fundan en la simple entrega de jabones flotadores. ese es el lugar común del odio. otra, además de sus abstracciones ahistóricas y su retórica preciosista, el radicalismo mantenía hasta hace algún tiempo algunos hilos -desgastados, claro- en el interior del país. todavía en alguna que otra casa, donde más de un pariente se enroló en la bonaerense durante el ocaso del menemismo, se sigue hablando de las victorias contra el PDP, los errores de Alfonsín y hasta de los actuales "caudillos". Habría que ver si eso alcanza para reagruparse, pero sí que existe como latencia. Respecto a las hegemonías, la única posibilidad del pluralismo en Argentina es la que se pacta desde plataformas hegemónicas. Con los ojos puestos en la realidad, el parlamento es una hepifanía rococó.

Anónimo dijo...

El radicalismo está muerto, enterrado y podrido. Lo digo sin alegría. Los veo todos los días, a estos muertos vivos, "gestionando" lo único importante que les queda, la Universidad (en mi caso, la de La Plata). Mamita!

Astroboy

Anónimo dijo...

YO VI HOY UN GESTO DEL ULTIMO FORTIN RADICAL: "LOS IRROMPIBLES", ESOS QUE ESCRIBIAN "FUERZA MOREAU, NO AL DOLAR" Y QUE SIGUEN PINTANDO SUS CONSIGNAS QUE LLAMAN A LA MISTICA EN MUCHAS PAREDES DE CABALLITO, BOEDO Y ALMAGRO. HOY VI FRENTE AL HOSPITAL NAVAL ESCRITO (RECIENTEMENTE PORQUE PASO POR AHI SIEMPRE Y RECIEN HOY VI LA PINTADA):"DESCONECTEN A MASSERA. LOS IRROMPIBLES". Y me dio alegria la mistica obstinada de estos muchachos (independientemente de que alguno me diga que son lumpenes pagos con un "papelito")