viernes, febrero 22, 2008

Raúl me da esto: un líder comunista chino contemporáneo, preocupado por el desarrollo económico y con una visión muy férrea de la disciplina social. O sea, mas o menos el traslado natural que hace un militar a la política. Pero como Cuba no es China, y las posibilidades de ser una potencia están empíricamente vedadas, lo que queda es trasladar el eje hacia una economía gradualmente de mercado, cuya costura con la vanguardia bolivariana se deshace en ir hacia el carro que empuja Brasil, Lula, y que hará de la isla un lujoso museo de la Revolución. El disney de la industria de izquierda cultural. Veremos. El "cambio gradual" es una variable que, en mis conocimientos resulta vaporosa, pero en los hechos será la principal para articular la apariencia de la continuidad con la euforia de una "vuelta" de los gusanos.

11 comentarios:

escriba dijo...

Cuba va a mantener su identidad nacional. Que después de todo es lo único importante. Acuérdese.
Saludos

Anónimo dijo...

No conozco mucho los detalles de la realidad de la isla, pero ¿no podrían haberse introducido algunas reformas de mercado con anterioridad?
Es que tengo la sensación de que lo del embargo - que por supuesto les ocasiona serios problemas - no es en sí mismo la principal causa de la escasez económica que padecen.
No sé, el ejemplo Chino - y el de Vietnam -, aún con sus fuertes improntas autoritarios en lo político, es un esquema al que deberían haber analizado cuidadosamente, y quizás tendido, hace ya algún tiempo...
Las opciones "capitalismo salvaje"/"stalinismo económico" me parecen tan falsas como "retorno de los gusanos"/"perpetuación de los talibanes"

Diego dijo...

Lo que sería patético que ocurriese con Cuba es que siguiese de la manera que pudiese una transición al estilo Chino. Es decir, que cambie todo menos el autoritarismo y el control social, que es en definitiva lo que el socialismo rojo aprendió a hacer muy bien durante el siglo XX. Y todavía más patético que eso sería ver cómo los que ahora criticaron al régimen de Castro pasen a elogiar al nuevo gobierno, y a los antiguos compañeros de Castro empezando a notar las violaciones a los derechos humanos del régimen autoritario, ahora, capitalista y aliado del imperio.

Anónimo dijo...

pero que transición al estilo chino. Cuba no importa un carajo y no puede ponerle condiciones a nadie. A seguir pobres como perros, como lo impuso el patrón de estancia Fidel, o a laburar para progresar. Las negras a ofrecerle el culo los gringos, rápico, si quieren dólares. Raul será el coreógrafo del Copacabana, ya se esta probando las plumas.

Fede Vazquez dijo...

no estoy de acuerdo en casi nada de lo posteado, creo que Cuba es una realidad mas compleja que la simplona idea de una "china" pequeña....o de una rémora extraña del estalinismo del siglo pasado... sobre las proyecciones, cada uno haga su apuesta, sobre la actualidad, creo que pasa mas por ver como se conjugan un par de cuestiones que nadie señaló: lo que podríamos llamar un "nacionalismo radical" que tiene mas años que la revolución misma, y explica mucho el porqué Fidel se quedó tanto en el poder, que se articula con una dirigencia que a diferencia de la urss y de la china misma, puede mostrar con orgullo (a veces exagerado pero que...comparado con otras pampas es para mirar con respeto)lo que hizo o trató de hacer con su propia historia y su gente. y en segundo término, el grueso de los cubanos, que ni son militantes comunistas, ni son balseros desesperados por un big mac. Son tipos a los que el socialismo les dio mas riquezas inmaterialiales que materialiales y por ahi se juega un desfiladero crítico... si los gobiernos progresistas de AL no podrán repartir la riqueza en serio, la burocracia de una islita no va a poder hacer verdad el sueño de la abundancia con igualdad...el tema, como siempre, es si a la gente le alcanza con esa realpolitik.
Por otro lado, no veo en qué se choca la alianza con Venezuela (material, energética, ya irremplazable) con la de Brasil (mas política, de paraguas regional, menos tangible en las refinerias de petroleo cubanas)
saludos,
Fede.

Anónimo dijo...

fidel se fue tarde, no supo o no pudo soltarle la mano a su hijo, pero a pesar de toda la parafernaria que se diga al re pedo (rekechos de tener que vivir a base de la industria-prostituta del turismo)nada va a opacar su gestión al mando de la revolución más que el "no poder sacarle el andador antes de tiempo", el que hoy, recién después de 50 años estemos debatiendo si recién ahora cuba puede o no ser la nueva china-farsa, es un logro puro y exclusivo de fidel, la identidad nacional puede que la conserve pero sin los logros mínimos que garantizó la revolución no sirve de nada, creo que cuba va indefectiblemente camino a la nada pero ese camino podría haber empezado en el 89...coincido con vos martín que cuba va a ser el museo de la revolución, de eso no hay duda.

gabriel

Anónimo dijo...

Me parece que esto de establecer una "dicotomia" entre Brasil y Venezuela se da de narices con la realidad, dejemosle eso a Oppenheimer y al diario Perfil. Yo creo que mas alla de las tensiones reales existentes entre el Bolivariano y el "estadista", todo esta acomodado (en el fondo) de manera equilibrada. Quiero decir que Brasil es Brasil porque esta Venezuela y viceversa. Nada mas funcional a los intereses centrales de Venezuela que Lula en Brasil y viceversa. Si no existiera Venezuela (Chavez), posiblemente el blanco de las criticas de la derecha de este hemisferio y otros seria Lula.
En chiquito y traido de los pelos es como el esquema de Kirchner: tengo adentro a los que meten miedo (Moyano, De elia)a los negocios brutales (De Vido, los intendentes) y los que garantizan el statu quo con la cara mas lavada (Alberto Fernandez y su transversalidad). Creo que el esquema es parecido y que todo se da en un marco de acomodamientos y tensiones logicas pero que mirando desde lejos y por arriba es absolutamente funcional a la idea de cuerpo (humano y fragil para nada mecanico).
Las logicas y las urgencias (heterogeneas por cierto)latinoamericanas son la ruta comun.
Muy bueno el blog

Anónimo dijo...

http://www.pagina12.com.ar/diario/elmundo/4-99529-2008-02-24.html
Saludos!

Anónimo dijo...

Desde cuando es lula un estadista ??

paniagua dijo...

Fede: el primer párrafo, amén de intuir tu malestar, no lo entendí. Y el segundo, es, como vos decís, digamos que una polaridad "inmaterial" que vive en el aire de AL, y que está teñida de apariencia política, en donde uno podría decir: Chávez es guerrilla de países mas pobres con negocios fijos, o no sé cómo decir, mas precisos, "mono-negocios" grossos, tipo petróleo-gas, Lula es el camino de países (como nuestra Albania) con industrias, con intereses mas diversificados. ¿Quién, incluso cuanta mas industria tiene, querrá romper lanzas con Venezuela? Nadie. Esa dicotomía, aparente, sí, habla en verdad de dos posibles síntesis, de dos realidades. Bolivia tiene que hacer una colimba política, el negocio del gas no es eterno. Y Evo lo viene haciendo bien. Pero Chávez, Chávez figura, me tiene las pelotas llenas y no me da ni media risa.

Edukator dijo...

El amigo "anónimo" (no se si son uno o varios), dice cosas que atribuyo al desconocimiento o a la perspectiva "clasemediera" de un argentino.

¿Pobres como perros?

Cuba será una gran Villa Lugano, pero no es una gran Villa Miseria, puede ser un gran barrio de clase media popular laburante del Gran Buenos Aires, pero no un lugar donde falte lo elemental.
Eso sí con la educación y los servicios de salud de que los habitantes de esos barrios no gozan, y sin Pilar ni countries,porque mirando se nota que los dirigentes no viven a gran distancia la media.
¿acá no existen las chicas/chicos que buscan turistas?
Ninguno duerme en la calle, así duerman en un hogar austero.
POr ahi lr falta a tu pibe la play station ( eso sí es un drama)