domingo, abril 13, 2008

Metáfora o qué

del crecimiento económico: Sí, una rubia en San Telmo y la otra en Barrio Norte, caminando, tomando fotos y leyendo sus guías en patas. Tan campantes. Toy con una percepción gráfica sobre el "modelo": construir una frontera, claro, entre el adentro y el afuera, cuya gendarmería implacable es un 3 a 1... Y no mucho mas. Después, desparramar focos de guerrilla urbana a controlar aspectos de esa inercia, como el cabo Moreno. El kirchnerismo, entonces, ¿como la forma heterodoxa de alcanzar lo ortodoxo? Y sin embargo, en algo tan gelatinoso como las "intenciones", que en política... en fin, hallamos lo mejor: la predisposición por ir ampliando márgenes. Como si al amarillento espejo asiático de nuestras realidades (tipo de cambio alto, salarios bajos) lo hubiésemos hecho estallar en millones de granos de arroz para no mirarnos mas. O un espejo de aceite de soja en el que vemos a nuestra realidad temblar. En círculos íntimos, funcionarios de primer nivel reconocen que poco o nada se hizo en estos años con relación a grupos o sectores privilegiados y concentrados. Por ponerlo en una metáfora cara al ideario oficial, postulan que nadie puede ponerse melindroso puesto a elegir el bondi que lo saca del infierno. Y profetizan que se acerca la hora de recomponer el cuadro, con pinceladas más finas.


Si este es el debate/ yo soy extranjero.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Decepcionante lo de Feinmann.

Atribulado, dubitativo, contradictorio.

Fontevecchia 5, Feinmann 0.

WW dijo...

Sí, bueno, digamos que Fontevechia tiene ventaja. Sus entrevistas son la más largas, más profundas y más insoportables también, con esa especie de evanglización del liberalismo que pretende hacer. Curiosamente hizo que me desenojara con Feinman, que llega a dar hasta lástima. (su resentimiento por estar fuera del canon...por dió)

Anónimo dijo...

Sarlo cuando lo lee no lo debe poder creer.

el gordo joe baxter dijo...

Concuerdo, concuerdo.
Igual tira algunas puntas: que la movida es desestabilizar con un sector del propio peronismo, "conseguir dentro del peronismo otro peronismo más maleable, que negocie más, que se olvide del tema de los derechos humanos", porque lo no toleran La Nación y sus personeros de "este gobierno... es que hay mucho ex montonero o ex militantes de la JP.", eso hace rato que se estaba viniendo venir...