sábado, julio 14, 2007

G

5

Podemos decir que en la mañana el mundo no está hecho.
Que la avenida Caseros no existe.
O que van por ella, a caballo, llevando una correspondencia
apenas urgente, avisando un nacimiento.
Que en la mañana se pacta lo esencial, sí, que
es la hora de fijar el precio a alguna moneda,
y yo miro mi canasta de monedas,
y trabamos un breve acuerdo diario,
una convertibilidad piadosa entre los pesos,
la poesía y la economía,
brindis de la mañana,
ramos de alelí,
no vale morder:
a la mañana amanecemos sin dientes.
Papilla, agua hervida, leche, cacao.
Vamos y venimos en túnicas blancas, amor:
abrí el dulce de leche de cabra que traje de San Juan,
untalo sobre un pan negro,
caminá hasta mi pisando el agua,
llevemos juntos el anillo de nuestros padres a la fundición
de la mañana: sol tímida industria,
pagan bien,
pagan con sal:
la mañana pre-capitalista,
simple mercado de intercambios,
y de oficios.
El dolor de la memoria de
tu padre, ¿ves?: la pérdida
no es intercambiable pero es posible
darle el dolor al otro, y que despiertes
como si nada hubiese ocurrido, como si nadie
hubiese muerto nunca,
nadie tiene que morir,
voces y manos blancas apoyadas en el agua como mejilla
de cristo al mínimo tacto: ya es leche de cabra,
un puro muslo de proteínas, es el amor
lo que me hace un mal poeta, me decís.

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Basile es un muerto. Hay que jubilarlo.

paula dijo...

precioso, hiciste.

gonzo dijo...

Brillante, hermano. Hermoso

niñacriolla dijo...

ves que nada
te hace mal poeta?
bellísimo

Federico dijo...

muy lindo, emocionante.

Lunita dijo...

me encantóoooooo

diego dijo...

trabajé un tiempo por ahí, iba por avenida caseros y después doblaba en la calle que va por el borde de los últimos hospitales de buenos aires: el rawson, el moyano,
es una poesía hermosa,
saludos

diego dijo...

y mi cabeza quería decir algo así como "g"

juan diego dijo...

qué capo.
abrazo

Nucífora dijo...

La verdad que es dificil decir algo que no dijera ninguno de los "coments" anteriores, por lo tanto, me limito a un simple:
Que lindo poema.
El poema, no así el comentario, se sostiene por sí solo.
Slds

malen.a dijo...

hermoso eh

y hace saber que la avenida Caseros está ahí, y existe, aunque del frio no podamos apreciar a los caballos con noticias de otro pago
beso grande y vecindad