domingo, abril 15, 2007

El problema del conurbano es su existencia. La razón histórica, estructural, de su existencia tenía su raíz en la expansión industrial dura de la Argentina. Y dejó un entramado semi-urbano, un experimento social y político, que hoy tendría su sentido vacante. ¿Cuál es la solución política? Diseñar su desmonte, dado que la recuperación argentina es la puesta en funcionamiento de la capacidad industrial instalada, no es que se va a reponer la escena metalúrgica que subsistía hasta hace por lo menos 20 años. El mundo inmaterial que vivimos es un mundo de cortos plazos de control. El plan estratégico que verdaderamente "solucione" el conurbano debería ser asumido como un plan nacional (no sin ciertas dosis de autoritarismo y de violencia legítima). El próximo incendio de la próxima villa El Cartón (como sólo los medios denominaron un barrio que no se llamaba así) pondría sobre la superficie una suerte de emergencia de distribución demográfica que tan sólo (previsiblemente) sería absorvida por un discurso de centro-derecha... ¿Qué pasa si a la provincia de San Juan -que intenta ser algo mas que un histórico largo aliento de uva y oliva- con y por su nueva explotación minera se le exige y estimula a cumplir ciertas metas que contengan no una población de 500, 600 mil habitantes, sino de 1 millón de argentinos? Fundar pueblos y ciudades, universidades, cines, fábrica principal, con plan de autoconstrucción incluido. Claro, es una idea demasiado didáctica, como todas las ideas que entrañan fascismo. Este diagnóstico fatalista del conurbano (una bruma inútil llena de figuras robustas como los desocupados de Carpani que rodean las chimeneas que el mundo no volverá a encender) hacen que la excepción política noble de Morón no proyecte mas que una virtual semilla, un blanqueador derramándose en un Riachuelo, y sólo eso. Pero no habilita a su desprecio. No hay idealización en el realismo de asumir qué tipo de poder y en qué tipo de sociedad se produce el fenómeno del poder municipal del conurbano: una liga de intendentes que -por el control de los "efectos sociales", y no por sus virtudes folclóricas- se vuelven ineludibles a la hora de pensar el poder en la Argentina. Que La Matanza sea mas importante que cualquiera de las provincias de Cuyo, de la Patagonia, del Nea y el Noa, etc., es el problema a resolver, y será resuelto en nombre de un verdadero "Proyecto de Nación" que hoy no existe.

6 comentarios:

maiakovski dijo...

Clarísimo. No hat republicanización del conurbano posible en la situación social en que está, y los intendentes son un decantamiento de una situación social explosiva a quienes, en realidad, nadie defiende con convicción, pero a los que es demasiado fácil atacar.

Sr. Mostaza dijo...

Secundo absolutamente.
Los trenes son la muestra más clara. La solución que proponen son vagones de 2 pisos...

En el bicentenario...¿Se viene una nueva corriente de federalismo?

porque sí dijo...

el federalismo será cuando, como siempre, al proyecto productivo le parezca, cuando se necesite, es decir, hasta dentro de mucho, por ahora basta con un esquema de ciudades satélites, las estancias asfaltadas. el pingüe patrimonio es el motor descompuesto de la nave nacional, descompuesto porque ahí reside la costra de lo que nunca se pensó como moderno, el yute sobre el que se contruyeron las ciudades, LA ciudad. el conurbano es el detritus multiforme que está en el medio. por cantidad y prepotencia electoral es la nación verdadera, ni los lagos enormes, ni las llamas en fila, ni el edificio fortabat. y sus jefes políticos la guardia dura de la política que muto de las proclamas épicas de mala factura de Mitre a un realismo de piedra.

Anónimo dijo...

de acuerdo con martin y con maia, no entendi casi nada de lo que dice "porque si".
agrego un par de cositas.
primero: la politica, el porque de la actividad politica es mucho mas heterogeneo en las capas medias. a nosotros, los de los blogs, la politica nos puede interesar "porque si", para hacer carrera, para hacer guita, para cambiar el mundo, para hacer realidad lo que leimos o por algun lejano pariente desaparecido. para el habitante de esa bruma oscura la politica significa MOVILIDAD SOCIAL ASCENDENTE. PUNTO, si se quiere idealizar podemos llegar a decir que esa movilidad, puede ser colectiva (mmm). cuando cerraron las fabricas y cuando cortaron eso de la herencia productiva; corrieron a la famosa "movilidad social ascendente" del peronismo de la productividad hacia la politica. si te queres salvar, hace como los concejales y el intendente que antes vivian aca y ahora tienen alta casa.
segundo: si sos intendente es porque te voto la mayoria de tu municipio, por ende te debes a ella. si tu municipio es inviable porque cerraron las fabricas, porque la politica lo dividio en tres (ejemplo: municipio de general sarmiento, el segundo en poblacion despues de la matanza quedo dividido en tres por la politica, san miguel, malvinas argentinas y jose c paz o moron que ahora es moron, ituzaingo y hurlingham)¿como lo haces sustentable? porque lo tenes que hacer sustentable y si llegaste a la politica para, primero, llevar morfi a casa y para , despues, cambiar el auto, etc; las respuestas las tenes que dar ya. y no te vas a preguntar como es que sos una esquirla de la explosion industrial de la post guerra.¿como mierda haces gestion en un municipio como jose c paz, que tiene los negocios en san miguel y las pocas fabricas en malvinas argentinas? la respuesta esta soplando en el viento: CON EL DELITO, juego clandestino, prostitucion, falopa, autopartes, etc.
el conurbano es sintesis y sintoma de lo que somos y lo que fuimos como pais.

maiakovski dijo...

Muy bien el anónimo, que como tiene algo que decir y no bardea, podría ponerse un seudónimo y empezar a ser un interlocutor de este blog.

Anónimo dijo...

Si San Juan necesitara mano de obra, la buscarían antes en Bolivia que en el conurbano.