domingo, marzo 18, 2007

Salgan Al Sol

Se ve que la huelga lo puso a laburar mas. Pero, entre el de Macri, el de Eurnekian (lo mejor que llevo leído en el año), ahora este, la verdad es que lo mejor de Perfil son estos reportajes.

La vuelta de Horacio: veremos en qué remojó la cabeza el hombre acorralado por la interna en la ciudad. Agua de la locura.

Lo mejor en esta brevísima síntesis: Insisto: no es por definición municipal, en relación a cómo y por qué migran los pobres de este país y los países limítrofes. Voy abordar ese tema con franqueza y sinceridad. No con posiciones xenófobas. La Argentina fue grande cada vez que se abrió inteligentemente al mundo. Hay una realidad que obviamente no es de una política municipal: qué se hace con las corrientes migratorias internas y externas es un proyecto nacional.

Ya nadie entiende hacia dónde se llevaron las cosas a raíz de la interna sorda entre Alberto Fernández y Telerman, interna sobre la que no hay ningún indicio concreto, ninguna punta que permita revelar aunque sea una de las causas. Es odio, odio. Pero en política democrática el odio no existe, sólo el odio personal que obliga a tener ideología, a diferenciarse, a bucear en las entrañas de las tradiciones. Eso tiene la señora a la que le estamos matando el ego desde la comunidad bloguera.

Pepe: respetá a la única institución que tiene todavía en la Argentina un pensamiento de largo plazo. Hay ignorancia en lo que decís (la doctrina Bendini se empieza a tallar en los '80). Y, sobre todo, despierta malos fantasmas lo que decís, en relación a tus propios prejuicios ideológicos. ¿Lo que no te bancás? Que Kirchner sea verdaderamente un pragmático (como todas las sociedades modernas que admirás). Y que ese pragmatismo consista en un exceso ideológico por momentos.

El mejor presidente del mundo: Chirac.

6 comentarios:

the russian dijo...

Martín Rodriguez???

Sos vos?

Lampiño?

paniagua dijo...

Sí, ¿por?

the russian dijo...

Hace mucho que quería contactarte.

Te googlie y bloguie muchas veces. Llegué acá por puro azar... buscando otra cosa.

Admiro mucho tus textos. Al menos los que conseguí y leí.

A Lampiño, la considero una obra fundamental. Es un libro que siempre tengo cerca.

Nos conocimos en una maternidad abandonada, emplazada en Marcelo T. de Alvear y Uriburu, intentando estudiar sociología.

Te mando un saludo.

paniagua dijo...

Te agradezco las palabras.

Busquemos la manera de seguir este diálogo en privado.

Te escribo en tu blog.

Un abrazo.

paniagua dijo...

Sonó gay, ¿no?

the russian dijo...

Je je, un poquito.

Saludos.