domingo, septiembre 24, 2006

El budismo Zen es una experiencia magnífica, siempre y cuando te lleve paulatinamente al terrorismo



Para los campesinos de mi patria quiero la voz de Lenin.

Para los proletarios de mi patria quiero la luz de Lenin.

Para los perseguidos de mi patria quiero la paz de Lenin.

Para la juventud de mi patria quiero la esperanza de Lenin.

Para los asesinos de mi patria, para los carceleros de mi patria, para los escarnecedores de mi patria, quiero el odio de Lenin, quiero el puño de Lenin, quiero la pólvora de Lenin.

(Roque Dalton)

Domingo rojo. Lo primero que leo, arriba de todo de una de las P, "El 'desaparecido' del caso Etchecolatz preocupa al Gobierno, de cara a las elecciones". Viniendo de un diario que no es diario, que el hecho desnudo (dando a entender mas de lo que la misma investigación insinúa, con comillas alrededor de la palabra desaparecido) dispare directamente hacia la forma en que impacta... A ver: la banalización del mal, Fontevecchia, es invertir la noticia. No es la noticia la "desaparición" sino la especulación de su impacto político en el Gobierno. Ok, ok, sólo nos importa la forma en que las noticias debilitan a este gobierno, tá, tá, eso hace a todo el cuerpo principal, y a sus suplementos. Ok, por eso decíamos: si P quiere ser el P/12 del kirchnerato, debe morigerar su pulsión hacia un núcleo de ideas coherentes en donde quede relativamente claro desde dónde se golpea, o la tarea de "completar" la memoria (cosa en la que creo, en términos realistas) es el cuento de la gatita de Astiz; o debe en tal caso distribuir delicadamente dentro de sus órganos matices que permitan tragar mejor: Página se salva en sus peores días con la simple lectura de Cash (Radar me sirve para secar las meadas de mi gata, cuando se asquea de sus propias piedritas). Perfil -finalmente- peca del mismo pecado que la oposición: no se puede pegar por izquierda y por derecha a la vez como si eso formara parte de una inédita u original posición, ya que termina deshistorizando el relato, congelando la sustancia viva. En aquello que advertimos desde el principio que era el pecado de la izquierda republicana y liberal: "el problema de la sociedad es lo que el gobierno le hace". Mirá la foto del "debate": el periodismo es pura paritaria, y me extraña que estos tipos hayan negociado tan Mal. Hay que elegir un perfil, y reconstruirse desde ahí, no se construye un proyecto juntanto pedazos que negociaron mal. El problema de este gobierno (como todo buen gobierno) es que desnuda debilidades por los dos costados, pero eso habla de un mestizaje político, quiere decir que está del lado de la vida. Ja. Página (con todo su mercenarismo) tenía claro hacia dónde construía su relato, salvo que seas Clarín (el partido movimientista de la clase media) o La Nación (la República Perdida). Mañana hablaremos con todo el combo masticado. Por lo pronto, adelantamos, nos duele la muerte de quien podría haberle dado a la democracia una parte del relato que le falta. Alguien que, como todos los que hicieron la guerra, sufría de insomnio.

Roque: ¿guerrilla para qué clase de mundo?

8 comentarios:

HAL dijo...

El cuento de la gatita lo conocemos, pero ¿cuál sería tu versión de memoria completa?
Otra, ¿de donde surge que para la izquierda “el problema de la sociedad es lo que el gobierno le hace”? Agrego: en este tiempo, si no es republicana y liberal tampoco es izquierda.
Un abrazo.

Al pobre Roque le va a costar responder tu pregunta.

paniagua dijo...

Por lo pronto: nada que sea pensado en términos de demonios. Ni uno, ni dos. Pero dame tiempo, en estos días la sigo. Deberías explicar vos: si no es republicana y liberal tampoco es izquierda, Una Gran Frase. Abrazo.

nadie me invitó pero vi luz y subí dijo...

Supongo que Hal habla del contexto histórico en donde surge y se cimienta la izquierda, que es el terreno del liberalismo y lo republicano en la política, aunque la izquierda argentina nunca supo muy bien que hacer con ambos casos. Ahora, si estamos asistiendo a un intento de relectura del pasado, y es loable tratar de escaparle a los discursos ingenuos y facilistas, neutralizadores e inofensivos, es un tanto confuso tu discurso de "guerrero" sin explicarlo demasiado, digo, por la apropiación que ese término ha tenido para justificar ya sabemos que posiciones. Para vos no hubo un demonio y hubo una guerra, donde se justificaría qué entonces? Y la economía, donde queda en tu discurso? Es cierto que en el terreno de lo simbólico y lo discursivo se lucha en el plano de lo político, pero el trasfondo también en este caso (del pasado hablo) es económico, o tenes alguna duda?

Anónimo dijo...

El que enciende y apaga la luz

En la guerra no hay demonios, hay responsables. Responsables como polvora de Lenin o como fusil montonero. En la audacia guerrera siempre quedan dos caminos, todo o nada, vencer o morir, patria o muerte, peron o muerte.
Hoy se recuerda la muerte de un petiso. Es el día del enano teológico de benjamin.
¿Alguien tiene un paraguas de acero para bancar tanta mierda?
Yo tengo ganas de vivir... y los muertos ya no pueden.

nadie me invitó... dijo...

Usuario: para mí tampoco hubo "demonios" sino muchas otras cosas,pero tampoco una guerra,si hablamos en términos de guerra, geopo´liticamente hablando, es muy confuso, por eso mi pregunta, porque hay tanto discurso "guerrero" dando vueltas, justificando lo injustificable, que me parecía necesario aclarar los alcances del discurso, nada más que eso.....

DF dijo...

Hay tanto discurso guerrero porque hubo demasiado discurso pacificador. Años, toneladas de cháchara. Del tipo de pacificación que pacifica tapando la boca, haciendo callar, ocultando las contradicciones, negando lo evidente, resolviendo todo por decreto, haciendo tomar nota de que todo está bien, aunque muchos estén mal, y si alguien no lo acepta es porque cedió a los impulsos de su enano fascista.

Inge dijo...

El final "material" de las palabras que se escriben en un diario es a su vez "metafórico": tal cual lo decis vos, el cuento de tu gatita. Igual, decirlo es un gesto de snobismo innecesario, no?

ine dijo...

martín! bueno no sé si sos el martín q busco, dado q martines rodríguez debe haber muchos.
si ud escribió el poema de superman de capa caída, de la naranja y el tramontina, nada, decirle q es uno de mis poemas favoritos de todos los tiempos, sí sí, no exagero, onda q lo pondría en la antología siglo 21.
lo leí una vez hace tiempo en los amigosdeloajeno pero ahora la pag murió y me he estado acordando mucho del poema y bueno google para algo sirve (o eso espero) así q aquí estoy, bueno ta q ya me pongo cholula
y si no sos el q escribio eso, bueno entonces nada.