jueves, agosto 24, 2006

Viejos bueyes

Volverá el castrismo a desempolvar su raíz para entibiarse: Raúl no es Fidel, Chávez no es Fidel, Cuba no es socialista, y ese no es el problema. El problema -decía él- es seguir dando amor. El problema político cubano merece mejores, mas sutiles, mas finos, mas desdichados, mas puntuales, mas directos, análisis. Los viejos bueyes se empacaron en la historia. En las escalinatas de la Facultad de Derecho, lo recuerdo, lo recuerdo, lo recuerdo: en el silencio de las masas finas, de los jardines, del café de la tardecita de otoño. Un montón de gente que no estaría dispuesta al sacrificio de mercado que ese señor le impone a... Un montón de gente que no estaría dispuesta. Cuba es otra máquina cultural, con sus agentes bonassianos, con sus empresarios buenos, con alguito de los millones de los secuestros, pero ahí, ahí, tenemos confinados los sueños de lo imposible, y acá, en esta tierra hermosa, nada. La izquierda argentina como fuerza reaccionaria sutil: batir las alas en la ceniza.

1 comentario:

bossi en do mayor dijo...

esto sí es poesía. poesía eres tú.