domingo, agosto 27, 2006

Paz y Progreso (P & P)

¿Y si en vez de seguir haciendo leña del presidente caído alguien piensa en la juridicidad de esa ley, en la forma viciosa en que fue votada, dando fuerza a la posibilidad de derogarla, declararla inconstitucional, y reconstruir el tejido legal de los asalariados?

Pero no, Página vuelve a su viejo oficio de novelar la mala leche. Oh, Vico. Pero bueno, esa bella postal de los dos cruzando la calle, hablando –seguro- de la forma de domar por un momento al partido único en sus dos años sabáticos.

Lavagna por ahora: el candidato de las ortodoxias partidarias. Por eso, Fede, ayer pensaba, el votante clásico de boina blanca lo llega a votar. Digo: un radical de Alberti, Chascomús. Ahora bien: uno de Congreso, que tiene un hijo que en el ’93 marchaba contra la Ley de Educación, en fin, no. Esos están entre el mesianismo sin época - épica sin mística de Lilita, y la parca sobriedad republicana (mas sinceramente republicana) de López Murphy. Es decir: el radical de ciudad se quedó sin partido, no tanto sin comité. Siempre hay uno abierto donde ir y –sigilosamente- votar en la interna.

Lo de Lilita es de una desubicación similar al del que ríe en un velorio. Estamos a punto de pensarte, Lilita, en unos definitivos términos psicológicos. Sería una pena. Por los años de admiración que llevamos. No me molesta que sea opositora, son las formas de esa oposición, “dedicada a leer” frente a un presidente que maneja "200 palabras", que sé yo.

Bueno, manos a la verga: de Perfil hablaré en estos días. En principio el adelanto del libro anti “setentista” del Pepe. Cito: “Todos ellos, los encuadrados, habían venido a la reunión en la que un perejil (PEPE) vinculado horizontalmente a la cúpula de la organización se situaba visiblemente en estatuto de inferioridad”. Bien, vayamos por partes. Esta oración reza todos los fallidos juntos de un texto cuya escena dramática es la negativa del Pepe, en una reunión en su casa, a que le dejen las armas los tipos “pesados” de la Orga que habían ido a la reunión del Bloque Peronista de Prensa (una minucia mas del frente de masas montonero). Yo escribiría un libro basado exclusivamente en la vinculación horizontal del Pepe con la cúpula, en las posibilidades de establecer una relación así (posibilidades que toda su manera ideológica de pensar esa época desmienten). El uso de la palabra perejil en el cuarto párrafo pone en situación irreversible la claudicación moral de la nota: perejil, perejil, intuyo que nadie en “esa época” se consideraba a sí mismo, en todo caso, de las usinas tortuosas, de los sótanos policiales, del monstruo en la laguna, surge la extensión de ese uso inocente para nombrar -casi- lo que es una denigración jerárquica, a un boludo alegre que "milita" y habita la periferia del núcleo duro de las Orgas, y que se comía la picana igual que un suboficial de la compañía de monte.
Decirse perejil para sacar el monstruo de adentro, para ponerlo en las superficies de esa cúpula denigrada. La idea conspirativa de unos poderosos de adentro enfrentando a otros poderosos de afuera. Ah, y confesando que tuvo otro acto de deslealtad partidaria: ya en el ’73 votó a De La Rúa. Esto dicho justo cuando Fernando De La Rúa vuelve al centro de la escena como un simple valijero, un coimero, en fin. Continuará.

Ya lo dije: el domingo compro lo que leo toda la semana.

Y de Página, en principio, mi amiga Verito, con un pico dulce en la mano, explica lo inexplicable: que una novela central, y por TELEFE, reordena el relato del Orden.

2 comentarios:

maiakovski dijo...

Qué inteligente esa chica Verónica. Todos en general en la mesa son inteligentes. Aunque yo no miro Montecristo, con La historia oficial y La noche de los lápices ya supe lo que los medios audiovisuales "artísticos" podían hacer con el Proceso. Sin embargo, tengo la sensación de que el constante frotamiento de los últimos diez años con el tema de los 70 nod aleja cada vez más de una evalución política, pura, dura y despiadada del período. es decir: tenemos que poner entre apréntesis eso de que "fueron nuestros padres, nuestros hermanos, nuestros tíos" y empezar a verlos como si fueran simplemente militantes detrás de un proyecto polítco y con tácticas y estrategias que se pueden criticar como se puede criticar a Menem o De la Rúa.

Anónimo dijo...

чтобы добавлять свои статьи, обязательно ли регистрироватся?