viernes, julio 24, 2009

El drama político de la Argentina contemporánea

Y sí. Nos metimos en líos, el Frente Patriótico Martín Rodríguez se mandó al blog de Q a discutir algo que nos parece que vale la pena. Quedará tiempo y calma para revisar el fondo y la forma, pero sobre lo segundo tengo mi percepción: hay cosas que deben romper incluso los propios límites, el relato,y a veces eso se hace violentamente... o no se hace.

Los blogs, los debates y los comments quizás confirmen uno de esos lugares comunes: los lazos sociales están rotos.

La incursión ahí fue excepcional, y no habrá retorno, la bloguera tiene territorios, y mi comunidad evidentemente es esta y esta, y lo es no porque sean kirchneristas, lo es porque el piso de discusión permite no tener que aclarar lo que no es necesario aclarar. No es necesario aclarar que se haya sido "colaboracionista", menemista, abyecto, etc. Estamos hablando sobre el clima de fractura social que impone el fin de un ciclo político, y en torno a uno de esos "fuegos sagrados" en los que ese ciclo se abrigó: los Derechos Humanos.

Nicolás Prividera se puso de un lado, yo me puse del otro, ambos tuvimos ayuditas de nuestros amigos, y la cuerda se cortó cuando nos pasamos aclarando "quiénes éramos", que si poetrolls, palermitanos o patotas de Cabandié, o hijos de qué historia. En el medio, se fueron tocando las notas de un debate "insoportable" para algunos. Yo pienso que NP no entendió que la discusión nos trascendía, que él no podía ponerse en el lugar de defensa cerrada de los organismos de DDHH porque no es ese su lugar, porque él no da cuenta de las posiciones políticas concretas de estos organismos (muchos de ellos enfrentados entre sí) y reconciliados alrededor del kirchenrismo, porque no se puede discutir con el soporte biográfico, y porque lo biográfico en él es parte de una decisión artística ya que su filme hizo centro en su historia.

Algo de la condición de "hijos" de lo que sea, forma parte de un núcleo muy cerrado de esas cosas que no elegimos. No elegimos las familias en que nacimos, ni sus clases sociales. ¿Qué hacemos después con ello? (MEC dijo alguna vez: para que haya generación hay que matar al padre.) Pertenezco a una familia que sufrió la dictadura, y ese peso le agregó la violenta familiaridad al debate. Pero sí, mas allá de Q que en vez de moderar un blog le echa leña al fuego, sí, podría pensar que si esto causó dolor, que si el debate lastimó a Prividera (cuando hablé de la sangre azul, de los privilegios, etc.), ahora que la espuma baja, percibo que no era esa una intención personal sobre alguien a quien no conozco (ni conoceré), claro que a él eso le sirve ahora para "ubicarme" en el lugar de un discurso que tiene "violencia": NP no quiso oír nada de lo que se escribió, se negó al debate en nombre de un verdadero debate que no existe, y esperó pacientemente hallar palabras (burócrata, poeta, intelectual orgánico) que le permitieran cerrar el paso, ponerse en el lugar, en el mismo lugar, sobre la misma pequeña cima moral con la que pretende explicar qué tiene que hacer la sociedad con un tiempo que él no vivió, del que es hijo, como muchos de nosotros (y con el que los organismos están haciendo otra cosa que la que él propone).

No existen los ideales: este es el país, este es el Estado, estos son los organismos de Derechos Humanos, esta es la política, esta es la sociedad. Si lo que estaba en discusión, entre muchas puntas, era la relación del Estado y los DDHH, quizás esa discusión era una discusión que puede asumir un protagonista directo. Como Estela de Carloto, cuyo hijo es un fervoroso diputado kirchnerista (si de filiaciones hablamos). Remo Carloto suele decir que lo que a él le da vergüenza es una pintada que le quedó grabada en un paredón de una villa de La Matanza, la pintada dice: "¿Y mis derechos humanos?". Hay puntos ciegos, hay heridas que aún supuran, hay abismos notables, y algo de eso quise decir aquella vez.

"Los pañuelos no se manchan", dijeron por ahí, y sería interesante que respondieran sobre eso Estela de Carloto, Hebe de Bonafini, Horacio Verbitsky o Taty Almeyda, que sí son protagonistas directos de esa lucha y de ese movimiento amplio y complejo. ¿Qué piensan ellos del kirchnerismo, qué interpretan de estos seis años, cómo contabilizan los avances? ¿Qué creen de esa idea de que la "justicia" encubre una suerte de continuidad procesista? ¿Todas esas biografías políticas están reducidas a la dialéctica mediática de la "Kaja"? Yo creo que era previsible que los DDHH y el Estado se intersecten, que eso estaba planteado desde el comienzo del orden democrático, y que en esa intersección que muchos vieron como eclipse y dominación, subsista la forma realista de una lucha de intereses de los organismos, del propio proyecto político que ocupa circunstancialmente al Estado. Los DDHH siempre fueron un campo de lucha política, y caminaron con la democracia que fue, desde 1983, como nunca antes, una máquina de producir pobres. Sobre esa maquinaria es sobre la que debe actuar la política. Y los DDHH contienen las claves históricas de este tiempo. Acá nadie imagina que se deba retroceder y que se inhiba de conquistar mas. Pero los resultados concretos y puntuales, la "estatización" o "burocratización" de esa lucha, el anclaje entre el kirchnerismo y ellos, también habla de algo que se oye en muchas bocas: de un desgaste, de una percepción externa, ajena.

Uso las palabras de Diego S. como cierre de este post, las hago mías:

"Qué lindo sería repetir el rol de exégeta de los comentarios y analizar frase por frase lo que se dijo para recordar que NP ante el primer comentario de Martín se sorprendía que los poetas entiendan menos de política que los cineastas, enarbolara después no sé qué prejuicio de mierda sobre la necesidad de que vuelva a Palermo donde pertenece en tanto poeta y cerrando el debate desde muy temprano suponiendo que una propuesta de “superar los 70″ sólo se puede plantear desde la derecha, desde ese neologismo bobo y gorila del PROnismo, y no desde el progresismo, la izquiera, el dolor, o, más aún, desde una historia filiar compleja que tiene como punto de quiebre los 70 con una violencia que arrasó con el propio jardín familiar. Una boludez. Acá se quería hablar de política no del reino de las susceptibilidades. Nadie tuvo las pelotas para tratar de indagar desde dónde se decía que “cada vez que alguien quiere continuar los 70, pensar “desde ahí”, yo veo el fin de la historia”, desde que dolor se decía. Yo en esa frase veo apertura del debate y una responsabilidad política tremenda: la liviandad con que NP cerró ese debate de entrada, la manera cómo se negó a discutir sus propias convicciones es clausura, es entreguista y es quebrado. “Los 70 a los 70″ parece ser la formula de Prividera: y los 80 es defección y los 90 es traición y el 03 es fracaso y en el medio no hay nada, no hay aciertos, no hay errores, no hay memorias y personas que se vieron tan tranformadas e interpeladas como los mismos traidores o los mismos cobardes. No vinimos a defender a nadie ni a reivindicar a nadie, ni a nosotros mismos ni a los forros de nuestros viejos ni a los pendejos posmocool de Palermo como yo que nunca viví ni vine de ahí pero no importa, no vayamos a romper la estructura ósea de este mercado de miserias rígidas, banales, apolíticas. Me da la impresión que NP puso la discusión muy arriba y cuando le empezaron a cascotear el rancho con interrogantes inéditos, para los que evidentemente no estaba preparado, se replegó en la boludez discursiva. Lo digo con tristeza, con desamparo. Otra vez: pensar “desde ahí” como un fracaso, como una necedad. Como decía ese gran compositor de soundtracks militantes: por favor, perdón y gracias. La discusión es importante. Pero acá, con el piquete de la ética, no parece haber mucho márgen."

65 comentarios:

Lechuga dijo...

Bien Martin. ¿por que Quintin no defendio a Reggiardo Tolosa del uso de los DDHH que hizo su jefe Fontevecchia como alguien dijo por ahi?

maiakovski dijo...

Yo me quedo con una cosa que siempre me sonó a pavada consabida pero que este debate, entre otras cosas, me obliga a repetir: la ruptura de los lazos sociales. Porque si Nicolás Pridivera y Martín Rodríguez no pueden sentarse a tomar un café, cagarse de risa, compartir espacios militantes o artísticos, pelearse cvomoi hermanos, bueno, loco, ya está. La derecha ya ganó y va seguir ganando. Porque Magnetto, Rocca, Mitre, Biolcati, Grondona, etc., no son tipos que cuando se juntan se dicen "porque en los 90 vos..." o "sos un comunista de mierda" o "no respetás la memoria de los muertos". Eso es puterío para A dos voces. Los tipos se sientan a cranear política en serio y así nos rompen el culo.

Quintín dijo...

Rodríguez. Viniste a nuestro blog y dijiste lo que quisiste, empezando por tratarme de ricachón ocioso y de viejo pelotudo. Pero eso sí, querés que modere los comentarios (o que me modere a mí mismo). Entiendo que seas un infame, pero tratá de no ser un caradura.

Anónimo dijo...

Quintin, los adjetivos que te chantó Martín fueron lo menos importante de todo, mal que te pese. Y fueron dichos (y ahí está el texto en internet) justamente con la bronca de ver en vos no a un moderador sino a alguien que abiertamente tomaba partido por uno de los contendientes, y azuzaba la riña. De modo que no seas falso, y bancate que aún con el discurso de la ética chorreándote por las patas, te manden al carajo. Por lo demás, me sumo a lo dicho aquí por Maia: por qué carajo tienen que putearse de ese modo dos personas que podrían tener otra clase de encuentro y de diálogo. Pero, Quintín, con moderadores como vos terciando en las discusiones, eso no es posible. Tomatelás. Sí, soy anónimo. Como la mayoría de los votantes.

el asesor dijo...

Si. La verdad es que retome la lectura de la discusión, y sentí no desperdiciar tiempo al leer los comentarios de Martin. Me ofuscó el excesivo uso de puntos suspensivos y de comillas por parte del contrincante. Eso, y la deficiencia de la lectura de "vidriera" con respecto a los comentarios de Rodriguez, siendo el corolario un compilado innecesario de palabras descalificadoras, o que intentaban tal propósito, como poetroll o no se que payasada más: funcionales a cualquier intento de reivindicación de las malas palabras comunes y corrientes, tales como la concha de tu madre y/o hijo de puta etc, siempre una mejor alternativa frente a invensiones verbales mediocres. Todo eso es mucho, porque la verdad es que me desilucioné bastante. Primero, el debate parecía querer ser EL debate, con toda la promocion que tuvo, etc. Pero una de las partes dejó mucho que desear. La imagen: un pasillo, martin parado en un extremo, NP caminando en dirección contraria, tirando sillas a su paso, mientras martin permanecía inmovil, con sus cascotes, tirados uno a uno con invariable destino. y martin lo leyo. en fin.

si creo que es el paso primero para una discusión, que es lo que dijo martin en un comentario.

etc

salu2!

María Esperanza dijo...

Y bueno, las familias no se eligen, pero algunas sí ... Abrazos,

Anónimo dijo...

Lo más dificil de todo es sustraerse, uno mismo, a la espectacularidad del debate. A ver: lograr escribir "por fuera" de la lengua televisiva. Reconozco el intento en Martín y aunque no celebro pegarle al guarda rail, lo puedo entender: son los riesgos de que trae aparejado andar fuerte en el ripio. El pavimento no es para los ensayistas que gozan de la aventura intelectual.

Quintín dijo...

Anónimo. ¿Me podés explicar en qué momento me nombraron "moderador" de algo? Es verdad que los insultos pueden haber sido lo menos importante en el debate, te puedo dar la razón en eso. Pero no me vengas con que la división de roles debía consistir en que Martín me insultaba tranquilo y yo, en vez de contestarle, tenía que "moderar" en lugar de putearlo. Parece el chiste del cristiano en el foso de los leones ("peleá limpio, hijo de puta").

Santi dijo...

Aceptemos que una de las cosas mas destacables que tiene La Lectora Provisoria es justamente que no se moderan los comentarios, asi que mal se lo puede criticar a Q. por no moderar.
Fuera de eso, seguí el debate desde el principio; es notable como fue mejorando el discurso de Martín -no "cambiando": mejorando.
En un comienzo, no quedaba en claro ni qué decía ni desde dónde, pero poco a poco fue puliendo los comentarios y creo que terminó mejor que NP.
Abrazos.

Anónimo dijo...

novedades Sr Q (y se lo pongo en términos que pueda entender) usted era anfitrion. Moderar no implica censurar. Ud tenia a dos personas hablando en el living de su casa y en vez de calmar los animos le tiraba la bandeja de tragos por la cabeza a uno de sus invitados. "¿mesplico?"

Quintín dijo...

Anónimo. ¿Qué corno es eso de "los invitados"? ¿Qué se cree que es un blog, el programa de Mirta Legrand, como para que yo sea "el anfitrión" y esté impedido de participar de una discusión en LLP en los términos en que se me canta? ¿Usted está loco?

porque sí dijo...

el nivel de las discusión requiere bajar el nivel de susceptibilidad. es, si se quiere, la discusión sobre los modos de la continuidad republicana (lo que implica pensar como esta aventura democrática empezó, se desarrolló y a quienes dejó afuera). Martín pecó en su fe, la de pensar que se puede abrir un debate sincero con cualquiera. NP no pudo guardarse lo propio y se dejo ganar por la sangre (cosa que se entiende y de algun modo da para que la cosa se calme). En cuanto a Quintín: el gordo que por llevar la pelota juega (lo que siempre se acepta), pero se piensa capitán y pega con mala intención.

Kaspar Houses dijo...

Quiero utilizar el espacio del compañero Rodríguez para anunciar que se creó el grupo de intelectuales culposos de izquierda -que en realidad son de derecha- llamado Cata Abierta. Whisky del mejor y debates hasta la matina sin anónimos, en vivo y en directo! los esperamos en el Brigthton!

Anónimo dijo...

Quintín, pareciera que fuese necesaria una asamblea soberana que te designe "moderador", o "anfitrion", con lo cual pareciera también que le tomás el pelo a todo el mundo. Si en tu casa se cagan a puteadas dos comensales, lo menos que se espera del dueño de casa es que intervenga, los calme, o los eche a los dos. Y no importará en ese momento quién puteó primero. Ni más ni menos. Me consta que Martín R. ha actuado de esa manera dos o tres veces, borrando comentarios de mierda que nada aportan salvo agravios o faltas de respeto. Nadie lo designó moderador o cosa parecida, pero hizo lo que tenía que hacer: intervenir, por la buena salud. Punto. Y vuelvo a lo dicho más arriba: comprobar pasividad o favoritismo en un "dueño de casa" se vuelve tan irritante, que, obvio, nadie te designa "moderador", pero es posible que te designen "pelotudo".(El anónimo de hace un rato)

Quintín dijo...

porque sí. Muy bonito, pero ¿me explica una cosa? Si unos tipos vienen a debatir a mi blog y yo participo. ¿Qué diferencia hay con que lo haga en cualquier otra parte? Aquí, por ejemplo. ¿Qué es lo que me impide decir lo que se me ocurre?

Igual este asunto de mi supuesta obligación de "moderar" es completamente irrelevante. Los comentarios referidos al tema (incluidos los míos) son una pérddida de tiempo absoluta.

Cresto dijo...

Leí el post, todos los 800 comments en el post en cuestión. Leí la respuesta de NP a Martín. Leí este post de Martín.

A mí me sorprende una cosa (bah, muchas cosas, pero me centro en esta por ahora): que cuando en el medio de una discusión política fuerte, importante, violenta (en el buen sentido), la queja más importante era que "se faltaban el respeto"...

¿Qué mierda es esto, un curso de protocolo? ¿Desde cuando la discusión política es una charla de "caballeritos igleses" que se tiran flores y títulos de nobleza entre argumento y argumento?

Dejémosnos de joder. Se están discutiendo cosas importantes, que a veces ameritan una buena puteada bien colocada. Si en el medio de la discusión alguien le grita a otro "sos un pelotudo", sean hombres (o mujeres, se entiende) y sigan discutiendo. De última puteen ustedes también.

Esta cosa "polite" tan correcta y berreta me rompe las pelotas, la verdad. Y lo ví más del lado de Q que del de Martín (mejor dicho, no recuerdo que Martín pasara factura con un "me insultaste, que verguentza").

En fin, esto sin entrar a discutir los argumentos...

Quintín dijo...

Cresto. Andá a la concha de tu madre. ¿Está bien? ¿Esta es una verdadera discusión política? Y la puta madre que te parió. ¿Estás contento?

Cresto dijo...

No, siome. Porque vos y yo no estamos discutiendo política (al menos hasta ahora). Asi que lo tuyo no pasa de un insulto berreta y, en este caso si una falta de respeto.

Quintín dijo...

Ah, entendiste. Te felicito. Moraleja: cuando se pasa de cierto nivel de violencia y se recurre a la ofensa personal, al agravio descalificador, lo que se está ocultando es la falta de argumentos y, en particular, la falta de voluntad para discutir.

No te cobro nada. Es una enseñanza zen.

Raul dijo...

Pero usted Q es demasiado violento. Una de las mejores ideas de la señora Carrió (a la que yo respeto desde mucho antes que muchos)era sobre la "no violencia".

Anónimo dijo...

che, y lo de la CGT? es clave eso.
tendrian que empezar a hablar de eso en estos momentos
estaria bueno un analisis, martin
l.

Ñomo de Morris dijo...

Quintin, viejo forro. Esta claro que tiraste nafta al fuego, estas grande.
¿sabes lo que pasa Quintin?
Cuando el kirchnerismo termine, todos nos vamos a volver a cruzar y muchos nos vamos a acordar de tus censuras y tus poses cancheras.
El tema te excedio porque se metieron con tus culpas. Vos sabes muy bien que sos un viejito ricachon, que tiene su currito del cine y que perteneces a esa "cultura" que esta pegada a la memoria, ese es tu yeite.
Entonces el debate fue al centro de tu culpa, te preguntaron ¿por que no defendiste asi a Regiardo Tolosa del uso de los DDHH que hizo tu jefe Fontevecchia?
Nuestra "cultura" tiene muchos eventos y muchos ritos, no te asombres si te ligas un buen trompaso y te arruinan la salud.
Tal vez quien lo haga tenga muchas mas "credenciales" que vos y que NP.
Suscribo a la opinion de Rubio, los lazos estan rotos. Y los Quebrados (si quintin, te cabe) como Quintin hacen negocio de eso.
La vida tiene muchas vueltas, ya nos vamos a cruzar Quintin. En un año y medio o dos (acordate) vas a tener noticias.
Metete tus enseñanzas Zen en el orto y bancatela como un hombre. Viejo cagon y quebrado.

Quintín dijo...

Sorete anónimo de Morris. Poné el nombre hijo de puta y te espero donde quieras.

Lo que veo es que acá sí que moderan los comentarios.

Quintín dijo...

... y tratan bien a los invitados.

Anónimo dijo...

Quintín, ahora que no estás en 'tu' blog aprovecho para denunciar todas las veces que me insultaste y después echaste de llp gratuitamente sin mediar agresión alguna previa.


zztop

Fede Vazquez dijo...

che...a todo esto..no estaría bueno discutir algo sustancial y salir de los dramas del ego? Creo que esa era la propuesta de martín..

Propongo amnistía general para los insultadores e insultados y que la mejor puteada sea un argumento sólido.

saludos

maiakovski dijo...

Queridos: acá el tema no es Quintín. Quintín es un boludo más ni mejor ni peor que cualquier tachero que te dice "a los políticos haty que matarlos, son todos ladrones" o algo parecido. Acá el tema son Rodríguez y Pridivera. Mejor dicho: Rodríguez vs. Pridivera cuando cualquier lógica progre, como las que manejábamnos durante Menem, debía dar Rodríguez con Pridivera. Esto, por otra parte, es como quería Lonardi: ni vencedores ni vencidos. Mejor dicho: todos vencidos mientras La Nación sigue incólume.

Fede Vazquez dijo...

algo que tiene muchos puntos en común con lo que se viene discutiendo:
una de las formas de pensar la derrota política del kirchnerismo es su déficit para construir para adelante, y no sólo saldar cuentas. Más allá de lo que pensemos de ese saldo, si fue total, parcial o muuuuy parcial. Yo creo que fue un parcial super aprobado, un 8, pongamos. Pero no importa. Podemos acordar en que algunas cosas (con los DDHH a la cabeza) se saldaron. El problema es que no fijo "su" agenda. No puso un horizonte. Algunos, mirando al sur, dirían que le faltó "proyecto". Creo que algo por ahí hay. Pero incluso más allá de k, podemos pensar eso como un déficit del Estado argentino.
A qué aspira el Estado argentino?
El menemismo pensó eso de una manera brutal, pero productiva, direccionada a algo. En los próximos años se viene ese debate. Gracias a estos años de economía lavagnista y morenista, es posible que esa discusión la demos sin la angustía de una hiper o de una deuda insoportable sobre la espalda.
Tenemos que ir armando esa idea. Muchos dudamos que la cuestión se supere facilmente con la recuperación del discurso de Perón de 1945 a lo pino. Pero, también hay que admitirlo, pone el dedo en la llaga. "planta" la discusión en un lugar. Ahora, ligado a esto, y acá se cruza mucho con el debate reciente, la cuestión es: como hacemos para reponer una discusión sobre las posibilidades de un Estado fuerte, regulador, interventor, etc, sobre una sociedad destruída? Cómo? La 125 algo nos dice de cómo no. La cada vez más escasa interpelación que tiene el discurso anquilosado de los DDHH y el progresismo noventista, también.

saludos

Anónimo dijo...

Anónimo Quintín dijo... "Anónimo. ¿Qué corno es eso de "los invitados"? ¿Qué se cree que es un blog, el programa de Mirta Legrand, como para que yo sea "el anfitrión" y esté impedido de participar de una discusión en LLP en los términos en que se me canta? ¿Usted está loco? 5:20 PM"

¿ve que el primero en faltar el respeto es usted?
Nadie le impide participar en una discusión. Siempre que lo haga de modo cortes y leal. No solo delante de la Señora se debe ser educado. El resto de los seres humanos merecemos el mismo trato.

Quintín dijo...

Amnistiado por Fede Vázquez (no por Maiakovski, claro, nuestra pelea va a ser eterna) ni por otros muchachos a los que se los ve muy nerviosos (atribuir al 28J), trataré de decir algo sobre el tema en cuestión, olvidando los agravios en uno y otro sentido.

Lo que me parece que revela la intervención de Rodríguez es el malestar de cierto sector de la militancia K con gente ligada de a los DDHH. El lo dijo más o menos en estos términos: de qué se quejan: derogamos la obediencia debida, hicimos los juicios, alineamos nuestro discurso con algunas banderas de los 70 y nuestra mirada internacional con los líderes de izquierda regionales (no vale la pena discutir acá cuán de izquierda son Chávez y sus aliados) y, encima, pagamos subsidios a los familiares, repartimos contratos, cargos y subsidios en el sector DDHH. Entonces, Rodríguez le pregunta a boca de jarro a Prividera: "¿Por qué sos tan desagradecido?"

Prividera es duro de pelar, porque además de tener pocas pulgas es un tipo de izquierda radical y no peronista, que hace un punto en la ética y de la necesidad de un discurso político coherente. Pero el problema no es Prividera, pero su radicalidad empecinada termina convirtiéndolo en un adecuado chivo expiatorio. Se ataca a Prividera como una manera de atacar a una serie de gente (Rodríguez y sus allegados sabrán bien en quiénes están pensando) que empieza a preguntarse dónde están la justicia social, la equidad y hasta la ética de esta gestión desastrosa y en qué medida se puede aceptar la conducción de un líder que pacta con cualquiera, incrementa su patrimonio de modo escandaloso, se abroquela en sus errores y no protege a los más necesitados.

Es evidente que, sobre todo después del 28J, hay mucha gente en todas partes preguntándose si el kirchnerismo no es un gigantesco error, un camino sin salida. Por eso, desde un lugar de kircherismo puro y duro como el de Rodríguez y su sector o subsector político (no sé cuál es exactamente, pero es de los más duros) esa especie de hartazgo y desilusión con ciertos militantes y ciertos aliados no es más que el correlato de la búsqueda de traidores que su jefe hace en otros niveles de la política. Es tal la bronca que lleva a la ceguera de renegar de un sector que fue símbolo y bandera del progresismo kirchnerista. De hecho, aunque hay mucho psicodrama y mucha catarsis en el discurso de Rodríguez, su clave es esa demanda de fidelidad que no solo Prividera sino muchos otros parecen cada vez menos dispuestos a acatar.

paniagua dijo...

Ya esta mi viejo, me extraña que tenga tanto tiempo para tanta respuesta y escritura, no Q, no tenes la menor idea de quien soy, de quienes somos, de que queremos. Y ya esta. Hay que leer tambien el clima. Hay que dormir, aprovechar el fin de semana y descansar. Nada de lo que se dice puede ser algo nuevo. Mi discusion fue con Nicolas Prividera, no con usted. Guardemos fuerzas que la historia es larga, muy larga, y no nos jugamos todo en estos dias. Que tengamos todos un buen fin de semana, incluido Nicolas.

Juan dijo...

Que así sea, y ojalá todo empiece a ser mas transparente.

Anónimo dijo...

buen post; me parece que acá están más o menos expresadas varias puntas muy interesantes que martín tiró para un debate y que quedaron enlodadas por una sarta de agresiones que no venían al caso

también son interesantes algunas cosas que dijo prividera, pero no me parece buena idea el "yo con vos no hablo más" que planteó como una especie de capricho

respecto de los reclamos a quintín, con quien tengo diferencias importantes en la visión política de la actualidad y de quien he recibido alguna vez algún exabrupto, me gustaría decir que está claro que en LLP se puede opinar libremente siempre y que no entiendo que alguien quiera usar a la palabra "viejo" como insulto; de quién habla más eso?

por otro lado, yo también laburo en perfil y me parece una paparruchada lo de fontevecchia; yo no le pido a los kirchneristas que respondan por el patrimonio malhabido del matrimonio presidencial, amigos, y me interesa hablar con ustedes igual (inclsuo con los que no son "jóvenes")

cuando hubo un conflicto gremial en perfil quintín fue uno de los poquísimos colaboradores externos que adhirió abiertamente a la huelga, doy fe porque fuimos muy pocos; eso tiene más que ver con la ética que el reclamo por la heroica contra fontevecchia, que es ridículo

saludos cordiales

Alejandro

E O dijo...

Alejandro: El problema es que el viejo reblandecido y quebrado de Quintin se puso en defensa de los organismos de DDhh y del discurso de la memoria. Es un lugar que le queda grande. Esa coherencia y etica que Quintin reclama para los demas, ese lugar puro y sano desde donde el pide hablar; se da de narices con su coherencia, etica y lugar. Perfil vive buscando el pelo al huevo en la relacion DDHH-gobierno. Pelo al huevo que muchos de los que integran los organismos de DDHH saldan (o no) con sus debates al interior de sus organizaciones. Trabajar en un diario que semanalmente "opera" a los Organismos de DDHH, a su discurso, a sus miembros, etc; y salir a acusar facilmente a Martin Rodriguez (quien seguramente tiene mas marchas de la resistencia y escraches en el lomo que el Viejo Huevin) no parece ser el "Lugar sagrado" de la coherencia. Quintin pisa mucha mierda para venir a acusar a otros de sucios; deberia cerrar el orto, seguir caminando con sus perros en la playa y dejar de ver la paja en el ojo ajeno.
A mi me saco del debate, me censuro y curiosamente si escribo en su blog no aparece ningun comentario. Me acuso de "TROLL" y de que entraba con distintas identidades, le escribi, le explique porque firmo con inciales pero no...
Mucha mierda alrededor de Quintin para que levante el dedito lleno de arena acusador. Seguramente los services amigos de su jefe o de su colega Reato lo influenciaron.
Que vaya a defender el honor de Regiardo Tolosa y deje que Prividera se banque la discusion si tiene tanta etica.

Quintín dijo...

A veces se usa la palabra troll con cierta ligereza. Incluso yo mismo lo he hecho así. Pero es interesante darse una vuelta por LLP (http://www.lalectoraprovisoria.com.ar/?p=4153#comment-94299) para ver lo que es un troll de verdad, es decir alguien que entra en un blog para perturbarlo o destruirlo mediante el procedimiento de utilizar voces y argumentos contradictorios y subir el tono en las discusiones.

Me refiero a quien firma como "E O" y que antes lo hizo bajo otras siglas. En LLP entró primero para insultar a Rubio y a Rodríguez, luego a Prividera y finalmente a mí mismo. Es decir, exacerbó a todas las partes en conflicto para finalmente conventrarse en su verdadero objetivo (no sin antes "pedir permiso para entrar en el debate"), que fue introducir este absurdo asunto de Reggiardo Tolosa y Perfil como descalificación moral a mi persona. Lamento que a partir de la bronca que generan mis opiniones políticas se le pueda prestar atención a ese tipo de bajeza aunque es comprensible.

Más allá de la posición que pueda tener cada uno, recomiendo la experiencia para comprobar que no existen los trolls, pero que los hay, los hay.

Anónimo dijo...

Q, vos cada vez que perdés un debate en tu blog insultás, acusás de troll y después echás. Acá, el único megatroll sos vos.


zztop

Hermanos Dios (Mayor) dijo...

Quintin: Rodriguez, cuando tuvo el mano a mano vos en el largo debate de tu blog, te pidió, de mil maneras, que respondiéses por Carrio y su esquizofrenica manera de hacer política. Todavía, muchos, estamos esperando esa respuesta.

Pegarle a los Kirchner por su patrimonio es tan barato como decir que la política de ddhh es pura demagogia. Típico discurso de la derecha más recalcitrante.

Quintín dijo...

Hermanos (sean desunidos). Pegarle a los K por su patrimonio está muy lejos de ser una idea de derecha. No alcanzo a advertir el razonamiento por el cual enriquecerse ilícita y enormemente pueda ser considerado un hecho de izquierda. Pero ya se sabe que se han perdido los valores...

Por lo demás, no me voy a poner a defender a Carrió en este blog. Apenas puedo hacerlo en el mío. Je.

Anónimo dijo...

Cómo hace señor Q para vivir frente al mar y estar todo el día conectado...? Por qué no se va a cuidar a su fobia con la trola de su mujer?

Quintín dijo...

¿Y vos cómo hacés para ser tan hijo de puta?

el asesor dijo...

Hola

¿Y la política?

¿Donde esta la política?

¿Pero a donde esta la política? (http://www.youtube.com/watch?v=NwwUlCklodQ)

Chau

maiakovski dijo...

Perdón, Q, pero ¿no es medio ilógico tu argumento de una declaración jurada demuestra un enriquecimiento ilícito? Si está jurado, es lícito. Los Kirchner nunca ocultaron que tienen guita. Estoi no es más que una burbuija para hinchar las pelotas, armada para debiulitar al gobierno y que para gente como vos se irrite cada vez más. Segundo: el discurso de Pridivera no es un discurso de izquierda te´çoricamente coherente. Te explico por qué: cuando le pregunté qué pensaba realmente en política, me dijo que creía en un Estado que ejerciera control sobre el mercado. Eso lo piensa también Sarkozy. Con ese pensamiento de fondo, no puede correr por izquierda a un gobierno que sí le puso límites al mercado, por eso el mercado lo quiere voltear. De la izquierda lo único que tiene Pridivera es la retórica. Otra prueba: acusa en un momento de oscura burócrata a Martín. ¿De qué está fgormado un Estado que le pone límites al mercado sino de oscuras burócratas? ¿De actores del NCA? la incoherencia lógica del discurso político de Prtidivera sólo es superada por la tuya. No hablemos más de su ética, que es la ética imaginariamente heroica del soberbio. Que es también la tuya.

Rodya Raskolnikov dijo...

Y he aquí que de nuevo en el aire sofocante y pesado florecían los rubores y se agigantaba la controversia. Los nombres de varios doctrinarios y teóricos, numerosas teorías y puntos de vista saltaban, asaltaban, batallaban y, por encima de las cabezas calenturientas, competían las concesiones y los sistemas. ¡El comunismo! ¡El fascismo! ¡La juventud católica! ¡La juventud patriótica! ¡La juventud ética! ¡Los boy-scouts! ¡La juventud heroica! ¡La juventud cívica! Caían palabras cada vez más rebuscadas. Fue evidente que cada partido político les rellenaba las cabezas con un ideal diferente del Muchacho y, además, los diversos pensadores las rellenaban por su cuenta con sus propios gustos e ideales; y que esas cabezas estaban rellenas además por el cine, la novela popular y la prensa. He aquí, pues, que diferentes tipos de Adolescente, Muchacho, Muchachón, Komsomol, Joven Deportivo, Jovencito Piadoso, Pícaro, Joven Esteta, Joven Filósofo, Joven Escéptico y Joven Cínico, irritados, tunosos, se apedreaban y atacándose se arrojaban salivazos.

Mientras que desde abajo se oía sólo el gemido de los heridos y los gritos: —¡Eres ingenuo! —¡No, el ingenuo eres tú! —Pues todos aquellos ideales, sin excepción alguna, no estaban hechos a medida y eran imposiblemente estrechos, rígidos, mal ajustados y malogrados; los echaban al juego de la disputa y retrocedían, como catapultas, asustados por lo que habían echado, no pudiendo ya hacer retroceder las palabras pronunciadas. Habiendo perdido todo contacto con la vida y la realidad, malaxados por todas las corrientes, ideologías, facciones, siempre tratados con afán pedagógico y encerrados en la falsedad ¡daban un concierto eminentemente falso! Y a cada rato, ¡los muy tontos! Falsos en su patetismo, horripilantes en su lirismo, fatales en su sentimentalismo, infelices en la ironía, el chiste, la broma, presuntuosos en sus vuelos y repulsivos en sus caídas. Y así andaba el mundo. Así el mundo andaba y evolucionaba. Tratados de modo artificial, ¿podían no ser artificiales? Y siendo artificiales, ¿podían expresarse de modo que no fuese infamante?

Anónimo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Quintín dijo...

Sí, con eso junté para retirarme y hacer la casa frente al mar.

Otro hijo de puta. Y van...

Quintín dijo...

Maiakovski. Que salgas a defender la compra de terrenos fiscales a precio vil para venderlos en poco tiempo a doscientas veces el valor de compra ya es demasiado. Aun para un poeta que no entiende de negocios inmobiliarios.

Quintín dijo...

Borre también la respuesta mía, administrador (y esta). Gracias.

maiakovski dijo...

No lo defiendo, Q. Digo que la plata en Argentina se hace así. Así la hizo Kirchner y también todos los enemigos de kirchner que salen a denunciar la vileza de Kirchner. Sentate con Fonteveccia y preguntale como hizo la guita. Te va a decir "por medios lícitos y está blanqueado. Muy bien escrito lo de Raskolnikov. Solo que ningún humano está en contacto con la vida y la realidad, así a secas. Ni siquiera los indígenas del Amazonas.

Anónimo dijo...

Un dato: lo de los terrenos tb lo hizo el candidato del Acuerdo Cívico y Social en Sta Cruz.


zztp

Salando las heridas dijo...

¿Cuántos de los viejos montoneros, de esas viejas montoneras del Chacho Peñaloza, no dicen hoy - en su corazón - "uh, todos estos años y al final descubrir que tenía razón el Pocho"?

Quintín dijo...

Raskolnikov. Está bueno ese texto. ¿Es una cita?

andrea dijo...

Chicos y Honduras? y la derecha tuneada que ganó en la ultima elección? no hay cosas más importantes que estar discutiendo así, de este modo tan infertil?
Es tan grande la distancia entre prividera y martin? realmente? da para insultarse tanto?
Porque le siguen contestando a quintin? por qué van a pelearse a ese espacio tan operado y desagradable?

Rodya Raskolnikov dijo...

Es desagradable leer el modo en que se maltratan al pedo. ¿Cómo hacen para pensar desde el fanatismo? ¿Y después se quejan de los fascistas?

Mi comentario anterior es una cita, claro.

Salud mental, che.

maiakovski dijo...

Qué lástima, Rodya. Yo pensé que lo habías escrito vos. Nadie piensa desde el fanatismo, claro, pero hay gente (me incluyo) que cuando discute se calienta. Las personas que nunca se calientan y que hacen llamamientos a la cordura son llamados en mi parroquia "amebas".

paniagua dijo...

Entre muchas cosas, Quintín, hay dos que quedaron pendientes y que me gustaría alguna vez que me des tu posición. Una es (con tu idea de que los DDHH son dominados, o algo así, por el kirchnerismo) cómo pensás y qué decís de las posiciones políticas de Estela de Carloto, y demás figuras de los organismos, en torno al kirchnerismo (la mayoría de los organismos, los mas importantes, con mayor o menor grado, se vinculan al kirchnerismo, o sea: Cels, Abuelas, HIJOS, Asociación Madres, etc.) Porque ahí la discusión no es con "las patotas K y sus chequeras", sino con el conjunto de militantes y referentes que asumieron públicamente esa posición. Y la otra, es tu posición sobre esa idea de Carrió de que las FFAA no pueden ser "humilladas". No pido que lo digas ahora, hay que leer que la discusión se agotó un poco. Pero esas dos cosas no fueron respondidas por vos. Saludos a todos.

Quintín dijo...

Raskolnikov. ¿Es mucho pedir la fuente?

Paniagua. Me parece que la discusión fue para otro lado. Ya habrá oportunidad. De todos modos, la frase de Carrió no se refería a los represores de la dictadura.

paniagua dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Rodya Raskolnikov dijo...

Maiakovski: tiene códigos de puterío esa parroquia?

Es Gombrowicz, Quintín. En Ferdydurke.

Quintín dijo...

Raskolnikov. Iba a decir que me parecía. Pero me pareció más papelón equivocarme que declarar mi ignorancia. Gracias.

Anónimo dijo...

Dios mío, hay que hacer algo YA por lo de Honduras!! Ese es un golpe de estado que va a hacer escuela si no se detiene.

Rodya Raskolnikov dijo...

Anónimo: el golpe hace escuela, y nadie hace nadaaa?

... ay, ay

Juan de los Palotes Medrano dijo...

Uff! Se armó la de San Quintín!!!

RINTINTIN dijo...

Juan de los Palotes Medrano dijo...
Los Kirchner (y muy especialmente la Perra) se han caracterizado desde un principio por fingir una personalidad sufriente y sensible, que en verdad no tienen.

No fue del todo mala la estrategia, pues había muchísima gente esperando ese "relato", que quedó fascinada desde un primer momento con las sobreactuaciones en materia de derechos humanos, etc.

El problema, claro, es que si uno es gobernante, no puede "actuar" de gobernante. Debe gobernar! Y eso es precisamente lo que esta gente no ha hecho, y no piensa hacer.

A raíz de la derrota del 28-J, he leído cosas increibles en los blogs kirchneristas. Desde tipos que se emocionan por la supuesta "epopeya redistributiva" (sic) llevada a cabo desde 2003, o gente que exhorta a sus amigos a frenar la "restauración conservadora" (lo cual presupone que aquí hubo una revolución, pues de otro modo, nada habría para restaurar).

Semejante disociación con la realidad, ha sido nefasta para el país, pero también tiene su lado positivo: de no haber vivido en la fantasía total en que viven, los Kirchner todavía estarían en el apogeo de su poder. En efecto, convencidos como estaban de que el "pueblo" los aclamaría cuando profundizaron su cruzada contra el campo, chocaron de frente contra algo duro, concreto, tangible, con lo que jamás habían tenido contacto en el pasado: la realidad.

Ya falta poco. Paciencia.

2:48 AM

UN TROLLS NO K

ANTI Q dijo...

En ese sentido (en ese uso nada inocente de la lengua), podemos leer lo dicho confusamente (en todo sentido) por el poeta oficial Martín Rodríguez en este blog. Veamos más ejemplos: “Lo único políticamente incorrecto es el OLVIDO.”

Por el contrario, quien “usa” restrictivamente a las víctimas (cuando le conviene) es el mismo Rodríguez, por ejemplo al hablar repetidamente de “nuestros muertos”. Ese “nuestros” es abyecto porque revela una apropiación (una vez más, el poeta se deja hablar por el poder): Tiene que ver con la frase “los muertos los pusimos nosotros”, que enunció más de una vez algún gordo de la CGT o algún funcionario menemista (para justificar alguna de sus agachadas históricas), y que también usó Firmenich cuando decía desde su jefatura del partido montonero (desde Roma, claro):
PARECE QUE PRIVIDERA, EL CHONGO DE QUINTIN VOLVIO SOBRE EL TEMA.
PROPONGO UN EJERCICIO PARA DESENMASCARAR A ESTE CHONQUITO DE QUINTIN: PREGUNTAR EL LOS ORGANISMOS DE DDHH QUIEN LO CONOCE Y QUE OPINION TIENEN DE EL.

ANTI Q dijo...

http://www.lalectoraprovisoria.com.ar/?p=4167#more-4167

ACA SE PUEDE LEER LO QUE DICE EL CHONGO DE QUINTIN