martes, diciembre 04, 2007

Al mirto y la yerbabuena: abre la muralla



También esto: el error político es hacer votar la baja de la jornada laboral a 6 horas junto a la reelección indefinida (cuando, por lo que leí hoy, Chávez deja el sillón en el año 2012). El error político es hacer votar el rango constitucional del “Poder Popular” junto a la reelección indefinida ("consejos comunales, obreros, estudiantes, campesinos"). El error político es plantear la propiedad privada (perteneciente a personas naturales o jurídicas) bajo algunos parámetros como la posibilidad de expropiación por utilidad pública junto a la reelección indefinida. Así las cosas: la jugada es mezquina, es una extorsión, corre el eje, los ejes, polariza sobre su propia figura en vez de hacerlo sobre el proyecto. Las reelecciones indefinidas, lo indefinido, ah, la eternidad.

5 comentarios:

Cresto dijo...

Es cierto todo lo que decís, que mete "de cajón" el tema de la reelección indefinida y corre el eje de las reformas que a uno le parecerían mucho más importantes.
A mi me deja la impresión (visto muy desde afuera) de que el problema que tiene el régimen es la falta de cuadros, y que todo esto lo que hace es patear la pelota del problema 20 años hacia adelante: en vez de formar cuadros, se plantea que gobierne Chávez hasta que se muera...

quique dijo...

De acuerdo, pero no habría necesidad de preguntar, si en ésta reforma hubiera participado el conjunto de la población en el debate del texto. El planteo de que: "No está haciéndole a la sociedad venezolana mas preguntas que las que la misma sociedad soporta?" implica una forma de construcción que, pone a las masas no como participes del proceso sino que se les presenta un producto ya acabado, pensado por algunos.

Anónimo dijo...

estoy de acuerdo con lo que decís, agregaría un dato que me parece mas que relevante: desde hace algunos meses existe una fractura interna no menor en el chavismo. Que aparece fuerte con la decisión de crear el PSUV , que tiene demasiados guiños al socialismo del siglo XX mas que del XXI (su primera medida fue crear un concejo de disciplina interno....)que tensionó mal lo que venía siendo un frente de partidos y organizaciones sociales plurales.
Por otro lado, lo de los tiempos no es sólo para adentro: lo peor de la reforma era que ponía a Venezuela en el límite externo de su alianza con Brasil y Argentina, la soberbia implicaba pensarse como "autónomos" de un proceso necesariamente regional y, así, subestimar el cobijo internacional que solo Brasil - y en menor medida Argentina- puede dar.
Hace poco, en un programa de televisión, 2 días antes de la elección, Chavez se desbocó diciendo que Venezuela estaba llamada a ser una "potencia mundial"...
En ese sentido, la derrota, que implicará un reflujo inevitable, bien puede ser positiva.
Pero si se cumple el latiguillo de la derecha de gobiernos de izquierda "racional" y "anacrónica" estamos en el horno: Sin margen de acciones más osadas para los primeros, destinados al fracaso los segundos...

Abrazo.

Fede Vazquez dijo...

el anónimo involuntario es Fede Vázquez

paniagua dijo...

Cresto: de acuerdo, aunque la "ausencia de cuadros" es un tema complicado que, menos que menos, se resuelve con una escuela de cuadros".

Quique: ¿cómo hacen las masas para participar del debate?

Fede: de acuerdo también, pero te lo vengo diciendo, Chávez mmmm...