miércoles, mayo 20, 2009

Muchos medios.

15 comentarios:

Diego dijo...

Lo que me preocupa es ese 66% destinado a organizaciones sociales y al Estado. De pronto me imagino acosado por muchos "canales siete" y comprobando que el tema de la comunicación (y del discurso en una sociedad determinada) era mucho más complejo que quién es el dueño.

Le tengo miedo a la comunicación moralizante, llena de imperativos y de pedidos de sacrificios.

paniagua dijo...

Ojalá canal 7 fuera por lo menos eso.

Fede Vazquez dijo...

no le tengas miedo al 66% de las licencias que de todas formas nadie va a escuchar porque no van a tener financiamiento y porque no a va estar tinelli. Lo importante es aunque sea desarmar un poquito al grupo, que el grupo no se coma a todos los demás privados y no quedemos como México y brasil dónde si televisa y O globo no quieren...no hay.

Diego dijo...

Das en el blanco, Fede. Como título al problema le podríamos poner "hay algo en Tinelli que todavía no comprendemos".
Que la nueva ley respete esa incertidumbre, ese es el pedido.

Que le den un canal a Wirtz (el de TVR) y no a un municipio. O a los de la revista Barcelona que les den una radio, aunque el humor que hacen me parece previsible y políticamente correcto.

Anónimo dijo...

No te sacrifiques, Diego, pero qué vagoneta!!!

Ñomo de Morris dijo...

diego, turrita, te encanta ponerte en el centro del debate, son esas cosas de artista que tenes. sos una diva, como Su:
un poco bobalicona
un poco provocadora
y bastante pelotuda.

Si yo fuera el blogger borraria tus comentarios y si trabajara en la ley de radiodifusion incluiria un punto para borrar de la web el blog "dudo de todo" que no es mas que la declaracion de dudas de un egolatra que de lo unico que no duda es de su destino de campeon.

Diego dijo...

Ñomo, qué bien elegiste tu nick!

El enano fascista está entre nosotros. Por eso prefiero que a los medios los manejen mercaderes que se tengan que esmerar en sacarle jugo a lo simbólico para hacer su negocio.

Ojo, que el Canal Encuentro está bastante bien así como también el Canal 80 de la Ciudad. Lástima que Macri no haya resistido a la tentación de meterle publicidad política. Pero bueno, por lo menos no lo cerró.

Ñomo de Morris dijo...

Al enano lo tengo entre las piernas y me gustaria que los medios fueran manejados por los sindicatos, gente como Omar Viviani a quien le encantaria escuchar tu propuesta de recitar poesia en el canal de los taxistas. Che y eso que dijiste de la Barcelona de lo politicamente correcto, a juzgar por tus intervenciones en este blog a mi me parece que ya podriamos pensar en bautzarte como el Fernando Peña o el Andy Chango de este blog.

Diego dijo...

El canal de los taxistas es Radio 10. El resto es mito de clase media culposa inventado en culposos claustros académicos durante la década del '60.

paniagua dijo...

Enderecemos la discusión... si es que vale la pena. Lo del Ñomo es inimputable. Pero si la conclusión, Diego, es que radio 10 es el canal de los taxistas... se caen varios estantes de la mitad de las cosas que afirmás cotidianamente, que justamente atentan contra el orden "a priori" de la realidad. Dejá eso para los seguidores de JPF. La ley, el proyecto, hay que leerlo, y hay que imaginar cómo la realidad aggiorna las cosas, y la realidad (no la verdad) es capitalista. Los mercaderes le sacan jugo a los símbolos... y también los inventan-

Diego dijo...

Pani,

Introducís la discusión en las hondas aguas de la filosofía, en las que tal vez nos ahoguemos todos. Y no lo digo porque al pasar te hayas referido a José Pablo.
A mí lo que no me cierra y esto va mucho más allá de la coyuntura política argentina actual, es la relación que ciertas teorías establecen entre “el mercado” y todo tipo de símbolos. Eso que Marx resolvía dando vuelta a Hegel para mí está mal hecho y esa misma conclusión no se puede volver a establecer bajo ninguna otra teoría. Más allá de las tendencias evidentes, que en ejemplos recientes podríamos citar como Página/12 a favor del gobierno y La Nación a favor del campo, no hay manera de que “el mercado” (algo mucho más complejo y abstracto que un medio en particular) controle los símbolos de la sociedad en la que opera. Salvo que entendamos la cuestión por vía negativa: “Todo lo que no es anti-capitalista es pro-capitalista”. No me convence.
Radio 10 es la radio de los taxistas porque los taxistas la escuchan. A Hadad le regalaron lo que era Radio Municipal y supo dar en ese clavo, que no es sólo el de los taxistas sino el de un tercio de los escuchas de radio AM. Sabemos que no es por la amplitud de la antena. Es por los contenidos y por las formas, el negro Oro desafinando canciones popularizadas, puteando contra los cortes de calle y contando lo bien que comió en tal restaurantito escondido por ahí… Lo que yo entiendo es que Hadad acercó la representación mediática a lo que en ese momento ya eran los taxistas. No digo que con la licencia del taxi les metan esa mentalidad, no, no se trata de esencialismos sino de “estados de situación”, llamémoslo así. El negro Oro piensa más parecido a un taxista medio que Antonio Carrizo.
Los símbolos no se inventan en think tanks pro-capitalistas. En todo caso lo que creo que ocurre es que hay gente que le saca jugo a los símbolos para beneficiarse a sí mismo, sin miras totalizadoras. Esto se consigue con una fuerte interacción con lo que ya viene habiendo en la calle. Y a ese actuar no tenemos porqué criticarlo intrínsecamente, de hecho estrictamente no hay otra cosa, porque las proclamas de los prólogos no salvan ni sobredeterminan (por suerte) ninguna obra. Creo que muchas veces es muy favorable lo que termina saliendo, más allá del autor, y muchas otras no lo es pero como en el caso del negro Oro, tenemos que asumir que ya lo conocíamos cara a cara antes de que Radio 10 se privatizara.

paniagua dijo...

Bueh, aguas de la filo... me perdí un poco. Pero entiendo. Y... comparto lo que entiendo.

En relación a lo de los taxis, cuyo mentor público es José Pablo, con eso de que los tacheros son fachos... mirá: él no dice que "escuchan radio 10", sino que son fachos porque son "hablados" por esa radio. En fin. En el colmo te diría: ¡qué pensamiento mas tachero ese de decir que todos los tacheros son fachos! Para todo trabajador urbano, pero sobre todo y de manera directa, para el taxista porteño, de la calidad del orden público (léase: libre circulación) depende una buena parte de su rentabilidad. Hay clasismo en el fascismo, ponele. Y a José Pablo le molesta que el tachero no le comente su nuevo curro con EL SÍMBOLO CULTURAL DE LA MEMORIA, en esa "novela filosófica" sobre el aramburazo. Hay tacheros que escuchan La Folcklórica, Amadeus, FM Hit, la 100, Rock and Pop, radio Clásica, etc., y casi todos tendrían la predisposición de gritarle a una marcha de "chicos del Pelle": "¡déjense de romper las pelotas!" o a una columna de Castells: "¡vayan a laburar!". Es casi una determinación. Radio 10 capta un estado de la calle. Un estado muy sutil, aunque parezca grosero, energúmeno, y fue la gran radio del 19 y 20 de diciembre. Bueno, algo así.

Mauricio Tonga dijo...

¿lo qué?, ¿lo simbólico?: ¿qué quiere decir "lo simbólico"?

Diego dijo...

Vuelvo a este tema porque recién se me cayó la ficha sobre que decir.
José Pablo cristaliza símbolos, pone rótulos. Radio 10 = fascismo. Listo, sale con fritas. José Pablo tiene la capacidad para simplificar las cosas terriblemente sin llegar a decir "cualquier cosa". Pero claro, así siempre le van a quedar las cosas blancas o negras. Y no le pueden no quedar fascistas los tacheros en su retrato de la sociedad argentina. Porque al menos hasta el conflicto del campo cualquier piquete era de izquierda. Greenpeace, chicos del Pelle, Castells y Nina bailando por un caño, Pitrola con el 1,2% de los votos, etc. Lo que vos decís es tal cual. "Es lógico" que un tachero putée contra un piquete que le hace perder media tarde de laburo. Otro tema es la operación que Radio 10 hace con eso, que es mucho más compleja que salir a decir que los laburantes son usados por un medio de comunicación. Es la representación que encuentran. En el porqué el resto de la sociedad no hizo nada para desbaratar esas calificaciones que permitieron llegar al punto en el que radio 10 se agenciace la voluntad de los tacheros, está lo que hay que pensar. ¿Por qué no hubo otras voces que criticaran a los cortes de modo tal que los tacheros pudiesen clavar el dial unas cuantas estaciones antes? Acá entra toda la historia argentina y la historia del pensamiento político argentino. Sacarle un punto de raiting a radio 10 es tan complicado como aumentar en un grado centígrado la temperatura ambiente. Igual acá estamos, soplando.

paniagua dijo...

Quizás "no hubo voces" contra los piquetes, quizás ya hay. Yo escucho Radio 10 desde hace muchos años, por inquietud, por masoquismo, por placer, y lo hice, lo empecé a hacer, bajo el mandato de "oír al enemigo" hasta que esa consigna me empezó a hacer mas ruido que la desafinación del Negro Oro. Radio 10: ¿el monopolio de la fuerza? Ningún tachero cuando para a comerse un sanguchito se pone a leer la Microfísica del Poder, pero frente al racismo desproporcionado de JPF es mejor pensar en las condiciones de producción de su trabajo. Eso.