jueves, mayo 21, 2009

Atomizar la butaca

Che hay cosas que estaría bueno no escuchar mas. Que un paro "es político" es una. Digamos, esa idea tipo "¿qué opina del corte ministro?", y el tipo dice: "yo creo que es político". Pero erradicar eso es difícil. La antipolítica es un terreno común, que todos mas o menos siembran. Otra cosa es cuando en plena campaña el oficialismo dice: "nosotros hacemos, mientras ellos hablan". Y bueno, claro, si sos oposición, y encima no tenés ningún distrito especialmente importante... te queda hablar. ¿Qué vas a hacer? Eso pasa en el mundo opositor no peronista. Es curioso: los tipos de la oposición no peronista que gobiernan, caso Fabiana Ríos o Binner, además de caerme bien, me parecen los mas sensatos y prudentes. No sólo billetera mata galán sino que por suerte billetera mata galán. Pero es un tema largo, en el que se mezclan racionalidades: a este país hay que gobernarlo a lo Kirchner, con pasión y obsesión municipal. Hay como una sensatez del poder en ellos, y un desprecio silencioso a la figura de Carrió evidente: que venga ella a gobernar, a negociar. Lilita, un tremendo error político cometido por ella, es no haber gobernado nada, lo que acentúa su rol social distinguido en el imaginario de una manera sugestiva: es una fiscal, lo que se traduce en "tiene que ir al parlamento a romper las pelotas". Es loco como aparecen confundidos los dos poderes, pero bueno, ella se ha montado del "lado de la justicia", y eso políticamente se paga. Como le decía Fontevecchia: perdoname Lilita, pero a presidente voto a Lavagna. ¿Podría haber gestionado algo? Entre el Chaco y la ciudad están, o estaban, sus chances. Yo creo que sí, que gobernar es aprender. El pro-peronismo encarna un híbrido interesante: ya gobiernan y tienen un par de buenos oradores, caso Felipe y caso Michetti, pero tienen menos cohesión que River. Scioli es un caso genial: yo no me lo imagino haciendo otra cosa que gestionando. Es un gobernador nato. Me lo imagino cabeceando en un helicóptero, cuando de pronto se sobresalta con un decimocuarto llamado del tipo que hace cinta en Olivos, a las 8 de la mañana, yendo de Zárate a Junín, emputecido entre las obras, la bonaerense, la cita en TN, etc. Macri, en ese sentido, es innegable que le puso impronta personal a su gestión, pero tiene algo que Aníbal Fernández percibió sutilmente: es vago. Y dicho por Aníbal Fernández, con el tono familiero, de crítica de cancha, y entre tantas "intensidades ideológicas", da un poco de aire fresco. (Quiero decir: cuánto mas llano y palpable se vuelve todo en la lengua de Aníbal Fernández.) Y eso dice también de De Narváez, cuando cuenta sus asistencias al parlamento. Yo no sé qué tan preocupante es eso. Sí es cierto que alguien que elige el eje institucional tiene en eso un problema: hay que ir a laburar. La respuesta sensata podría ser: "para qué voy si hay mayoría automática, si levantan la mano, si se dicta todo a dedo". Y bueno... entonces si es tan dramático renunciá. Pero además eso es mentira. En el Congreso se construyeron las mejores victorias y las mejores derrotas de todos. Mas allá de todo... no puedo dejar de ver Gran Cuñado. Tinelli es el hombre mas poderoso de este país. Lo firmo.

4 comentarios:

el grito primal dijo...

Es cierto lo de Carrió y su rol de fiscal. Tiene amplia experiencia en el ramo: fiscal del proceso de reorganización nacional en el chaco.

http://labarbarie.com.ar/2008/nombrar-lo-que-no-debe-ser-nombrado/

tonga dijo...

Como siempre interesante Martin. Bueno, parece que tenemos que ir viendo los nuevos alineamientos, ayer estuve en la inauguracion de un local, allá por la avenida de Mayo, de la candidatura de Piumato. Estuvo el propio Piumato, claro, estuvo Filmus, Fucks, etc. Lo llamativo es que algunos de los organizadores, los que facilitaron el local, lo arreglaron y demás, trabajaron en el 2007 en la campaña de Rodriguez Saa y aún hoy laburan para el puntano y para el hijo de Mera Figueroa. Todo medio raro la verdad... No sé, quizá sea esto algo común en el mundo político del que participo hace poco, al menos en su costado de cierta organicidad. Lo cierto es que pude percibir allí una impronta bien peronista, con retórica de apoyo al Gobierno nacional, pero con aire muy postkirchnerista. No sé cómo viene la movida del lanzamiento del sindicalismo cegetista a la arena polítca (Alguna inspiración en el PT brasilero parece verse). Más vale estar atentos. Quizá se vengan largos años de peronismo, pero hay que ver de cual. Quizá la izquierda y la derecha del peronismo terminen convertidas en una especie de bipartdismo al estilo demócratas y republicanos, no sé, se me ocurrió eso ayer. Pero a la vez, al conversar con algunos compañeros, percibía el concenso cada vez mayor que va teniendo la idea de volver a tener una elección interna dentro del peronismo. Quizá la disyuntiva sea partir definitivamente al peronismo e ir hacia un bipartidismo de corte nacional, a veces también popular, a veces no, depende de la orientación que gobierne, o ir a un partido ordenado y fuerte, con internas y capaz de encolumnarse dentrás de un líder (más a la antigua digamos). Por otro lado, creo que hay que insistir en la identidad del peronismo como partido de trabajadores y no de patrones millonarios. Esa idea puede ser aglutinante, supongo. Una recuperación de identidad, incluso para sectores duhaldistas.
Por último, terreno de hipótesis: parece más facil consruirpoder popular desde un lugar de oposición que desde el oficialismo. Aglutina más el noque el sí. Pienso esto en función de una derrota en 2011, ese será quizá nuestro momento. No se ve la posibilidad de asunción de un Gobierno fuerte en 2011, gané quién gané. En cuatroaños de oposición se puede construir loqueno se hizo hasta ahora a la vez que se espera el crecimiento electoral de potenciales aliados del campo popular, caso Pino, Sabatella, etc. Digo, un Frente Progresista por la Justicia Social parece posible en esa coyuntura y ahí si, con fuerza popular, iral 2015.
Boludeces que pienso a veces, especulacones quizá sin sentido, en fin...

Saludos Compañeros

Anónimo dijo...

ademas cristina esta re bien hecha en gran cuñado
y nestor es un cago de risa
l

Yeannoteguy dijo...

Otro fiscal: Zamora.
Al menos esa fue la exacta, idéntica, textual razón que me dio un amigo diciendo que lo va a votar para "que haya alguien en el congreso rompiendo las pelotas".