lunes, mayo 12, 2008

Masonería

La semana pasada planteamos una primera aproximación a la masonería. Revisar su intimidad con la historia política y social argentina, y su transfiguración en este presente secular, cuando lo político y lo público acechan bajo formas nómades y desvirtuadas de lo que fueron. Leer y pensar el rol de esa continua (y por momentos decisiva) saga masónica a lo largo de nuestra historia es también una manera de interpelar la actualidad. De volverla más histórica. Y menos histérica. La reivindicación casi frívola tanto del emblema de Roca (como hizo Macri), como el de un supuesto indigenismo, son formas de clausura del debate de la historia. ¿Acaso la generación del '80 fue la culminación del plan masónico en la Argentina? En un mano a mano con Sergio Nunes, Gran Maestre de la Gran Logia Argentina, nos metemos de lleno en el aquí y ahora de una organización sobre la que suele flotar un halo de misterio.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

quiero ser mason, como se gestiona?
l.

Anónimo dijo...

interesante...la democracia viene a ser algo asi como para la gilada, ¿no?

Peronista yanqui? dijo...

peronista masón es un oxímoron?
uf

existe alguna palabra que + peronista pueda ser oximoron?

dale, a ver quién hace uno...

paniagua dijo...

Anónimo Lauti: no sé cómo se gestiona. No debe ser difícil, andá a la calle Cangallo al 1200.

Anónimo 2: "la democracia viene a ser algo así como para la gilada?" No. No sé de dónde desprendés eso.

PY: no entendí.