jueves, agosto 02, 2007

La tierra para quien la trabaja

¿Está bien desde
la perspectiva objetiva
de La Clase
el otorgamiento
de la personería gremial
de la CTA?

Un amigo me sopló al oído: en el actual esquema de negociación salarial, a esta altura, quienes lo deben plantear con mas fuerza son: la misma Central, y, la patronal.

Por mérito histórico, sí, se la merece.

Pero, ¿está bien partir en dos la herramienta gremial? Siempre hubo que CGTA, que CGT Brasil, que CGT 25, aunque preservando la sigla, ¿no?, lo que era preservar el "mito originario". No obstante, la JTP fue el error objetivo mas elocuente de los montoneros. Claro, menos evidente que el pase a la clandestinidad, pero, mucho mas preciso en cuanto a ubicar la raíz ideológica montonera en relación al peronismo histórico. Digo: lo que al final intuyó Walsh.

Mi opinión hasta ahora es:
1) es cierto que podría debilitar la unidad en la negociación (pero es una fantasía que la cola de las federaciones de la CTA se meta de verdad entre las ramitas del nuevo árbol de la producción nacional);
2) es cierto que habiendo dos fracciones muy precisas aún dentro de la CGT (estamos con Moyano, qué duda cabe) terminaría quizás de precipitar la unión de las dos partes cegeteístas contra el fantasma rojo;
3) en cuanto el peso específico de la CTA pasa por el Estado, o sea que no entorpece el marco de negociación en ramas "sensibles" como la construcción, etc.;
4) creo que es positivo que sí se la den, y que sí se la den si la foto de Yasky con Moyano no es una estática imagen de protocolo o internismo mutuo, sino, el viejo camino perdido allá, hace taaanto, en la vieja Marcha Federal.

Pero es un sueño en voz alta.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

no se entiende una goma.
por favor, escribir para que entendamos todos.
gracias y saludos

Sr. Mostaza dijo...

cualquiera que haya permanecido a un metro de distancia de los humanoides que ostentan la chapa de delegado de la UOM pensaría, sentiría y desearía una alternativa.

Salvo que lo tuyo sea un sindicalismo fascista, controlador y temeroso.

El tema está clarísimo.

RR dijo...

1) conozco una compañera que es el mejor cuadro de los últimos años, su nombre de guerra es "la reina
2)la objetividad no existe, no existe segun mi modesta opiniön
3)la objetividad elocuente, menos
4)la JTP no pretendía ser la nueva CGT, salvo para algunos trasnochados, hay un discurso en la cancha de atlanta que es muy claro en eso
5) Digo", lo utiliza la mai de la c.cívica liibertadora
6)respecto de una entrada anterior,
me parece, y sin hilar muy fino que no es lo mismo montoneros (no orga, sino movimiento social)que 3a
7)un abrazo cumpa

RR dijo...

9) no pude ver los materiales que mandaste, mi maquina es del conurbano??
gracias

tarumba dijo...

El problema no es la personería, son las obras sociales.
O como dirían los Clintonistas es la economía, stupid.

paniagua dijo...

Sí, el sistema de Obras Sociales que creó Onganía y Vandor, es, el núcleo duro del sindicalismo argentino, cosa que el menemismo patentó. Pero en la Argentina de posguerra y globalización cranear un sindicalismo con sistema universal de salud es tan utópico que termina siendo imbécil. La salud es un negocio, y aún Duhalde paga sus horas de ostracismo (sólo ostracismo público, no?) por la ley de genéricos. Pero defiendo un sindicalismo con Obra Social, lo que no es lo mismo que avalar negocios, pero es como decir, creo en la política, que no es lo mismo que decir "en los políticos corruptos".

Ricardo: la objetividad es el principio de existencia de la izquierda, ya que es una izquierda sin sujeto, entonces, será una izquierda con objeto. Es su propio sistema de resolución existencial en un país en cuyo centro de gravedad gravita aún un peronismo cada vez mas sofisticado. Pero es cierto, quizás "operativamente" la JTP no quiso reemplazar a la CGT, sé del discurso del Pepe en que puntualmente aclaraba eso, pero sí creo que en los hechos violentos y simbólicos de los montos anidaba un verdadero cuestionamiento de fondo a la columna vertebral ya que plantear que la superación de la Patria Peronista en Patria Socialista, nada mas ni nada menos, plantea y replantea la calidad y la ideología de clase de las organizaciones obreras. Sobre qué operaba esa superación del mandato histórico peronista si no es sobre la conciencia de clase de los trabajadores... Y esa decía que era la impronta ideológica montonera porque su decisión de hacer la Patria Socialista, de alguna manera, como definición histórica tan decisiva (ya que no era otra cosa que HACER ENTRAR AL PERONISMO DE MANERA PROGRAMÁTICA A LAS FORMAS DE LA HISTORIA MODERNA) era un disparo al corazón de lo que el peronismo es: un movimiento en el que caben todos los deseos oscuros de poder, lo plebeyo y lo bandolero, en mismas dosis, y que resiste lamentablemente aún los contenidos teóricos. El hecho burgués del país maldito. Odio el folclorismo peronista, el cotillón pelotudo, aún sintiéndome rozado permanentemente por la idea de que sin Mito no hay política, aún en esta era de la democracia televisada.

paniagua dijo...

Ricardo: un abrazo enorme, y, sigue siendo un placer debatir con vos, compañero.

tarumba dijo...

Soy un defensor del sindicalismo. No de esta manga de chantas multimillonarios. Asíes Onganía nos cagó.
Les sacaría el manejo de las obras sociales.
La CTA no me importa, es anecdótica. ¿O los obreros son de izquierda?
Hay que reconciliar las organizaciones sindicales - y no las empresas de salud - con los trabajadores. ¿O acaso no es un sintoma de eso que perdieron completamente la capacidad de movilización?

gordo etica dijo...

che tarumba, no se te entiende un carajo lo que queres decir, parece que corres por derecha despues por izquierda pero termino pensando que tendrias que dejar el fasito o , bien, deberias ir a debutar asi se te ordenan un poco las hormonas.
en sintesis, si vas a escribir u opinar, hacelo pero por respeto a quienes se toman el trabajo de leerte, escribi algo mas o menos ¿coherente?