martes, agosto 14, 2007

Color Humano y Aquelarre o la verdadera cantata montonera


Edelmiro, Emilio, caídos
del árbol de almendras,
la voz de Edelmiro
("La casa del poder está temblando"),
tumba todas las tesis Grimberianas
para tranquilizar mamás vegetarianas,
mamás que esperan hasta las 3,
4, que llegue el hijo embarrado
del mercado,
de la guerra,
del asado...
(a Horacio Fiebelkorn)

3 comentarios:

el quiste sebáceo de helder dijo...

pffffffff

está todo podrido

por más verídicos que sean los cristianos no deberían ir a hinchar las pelotas con el evangelio

otras y otras dijo...

no se trata de verídico, sino de contacto con la masa. cosa que a la super mayoría de la izquierda roja le falta.

e q s d h dijo...

qué karma el cristianismo como a priori de la existencia.
por eso, de cristiano, el que suscribe, ni la punta roja