martes, agosto 24, 2010

1
En estos días, quizás hoy, ocurrirá algo así como levantar un telón, algo que debía ser lo suficientemente conmovedor como para dar vuelta una página. Pero no fue construido así. Tendría que haber habido una suerte de suspenso como se construyen los suspensos: dejando caer pistas que conducen a la escena del crimen. Y un crimen que empieza con una pregunta: ¿Papel Prensa se obtuvo con el aparato de represión ilegal del Estado? La Presidencia de la Nación ordenó la construcción de una verdad, y la orden cayó sobre la Secretaria de Comercio, más específicamente, sobre la figura del energúmeno Moreno. El juego de las diferencias con la histórica Conadep es inevitable: acá se parte de que la verdad la construye el Estado. No es una junta de notables que hacen la autopsia sobre el cuerpo tibio del Estado sino el Estado mismo quien investiga la telaraña de la operación por la que tres diarios se hicieron dueños de una empresa de origen estatal.

2
Se va a dar a conocer una verdad sobre ese hecho maldito de la democracia llamado Papel Prensa. La primera capa que se va a romper es la de la ignorancia y la indiferencia social que lo envuelve, si es que eso es posible en el medio del mejor aliado para que permanezca borrosa esta historia: la catarata de versiones, declaraciones y mentiras que se reproducen a diario. Todo parece forzado por dos versiones constantes: la que dice que el Estado "intervendrá" Papel Prensa para controlar a la prensa (como si el Estado no estuviera ahí desde el principio) y la que dice (desde este lado) que Papel Prensa es una historia que une delitos comerciales con delitos de lesa humanidad.

3
La exposición pública de esta historia nace para que, definitivamente, se vean todos los gusanos que componen (desde el primer plano con que el gobierno sueña que la ciudadanía mire) a todo eso que es Clarín. ¿Será así? ¿El Informe de “Papel Prensa – La Verdad” servirá para decir algo definitivo sobre Clarín más allá de lo jurídico, algo que deje con la boca abierta a todos y que obligue a posicionarse de manera contundente a todo el mundo periodístico, incluidos los mismos periodistas del multimedios? ¿Algo que termine de quebrar lo que se supone que es un dique de la opinión pública? Seamos modestos. Pero quien quiera saber sabrá algo que tiene detalles, matices, precisiones, conjeturas, testimonios, hipótesis. Pero sobre todo… algo que tiene pruebas. Algo que es verificable. Donde cada palabra tiene su documento de prueba.

4
Papel Prensa es un caso testigo de algo que también fue la dictadura: una guerra de grupos económicos, cuyo final monstruoso aseguró en muchísimos órdenes una asimetría permanente de la fuerza del Estado frente al resto de los poderes. Casi como si la dictadura hubiese sido la última imagen de fortaleza del Estado: y en esa fuerza su rendición incondicional. Papel Prensa como un teatro que representa la derrota permanente tras un acuerdo de sindicación que dejó a uno de los socios minoritarios (el Estado Argentino) en una desventaja sobre la que no se iba a reponer jamás. Fue un lugar concreto donde se hizo perpetuar la correlación de fuerzas que quedó como saldo desde el inicio de la democracia. Eso hizo que el “problema de Papel Prensa” fuera un problema de la democracia porque fue un problema concreto para cada uno de los gobiernos democráticos argentinos, sujetos a la amenaza simple del poder de fuego simbólico de un diario que no paró de crecer y ganar en el mercado de medios. Clarín era “un diario más” antes de Papel Prensa. Pero Clarín, el grupo que conocemos hoy, fundó sus pactos originarios cuando este país era un “laboratorio” de y para la modernidad que venía, y todas sus evoluciones tecnológicas y comerciales alcanzan para tener una teoría casi perfecta de la continuidad de estos últimos 34 años de historia argentina. El Proceso sale con más Proceso, había dicho Videla… ¿y eso qué quería decir? Más Proceso no era Benjamín Menéndez enojado por la tibieza de Viola. Más proceso era una democracia sobre la base de un condicionamiento estructural que actuara bajo la forma de la libertad (?). Clarín es una idea de continuidad proceso – democracia. Incluso, en “el fin del desarrollismo en Clarín”, hay un exorcismo capitalista.

5
Pero para componer toda esta escena de Verdad que nace en el impulso de la ley de medios, se echó mano a un criterio único, a un criterio que es puramente kirchnerista, a falta de otra palabra, que es el criterio de crear vacíos o situaciones en que no queda visible lo que va a ocupar el cráter de lo que se pretende desalojar. El estilo de la televisión kirchnerista es el desgaste que no alumbra jamás qué es lo que será el reemplazo (por la afirmativa) de eso sobre lo que se ensaña. Incluso sus solemnidades, como el cancionero ochentoso de 678, ese sonido de nueva trova rosarina, es un momento de alegría que tampoco puede durar demasiado, es un momento de afirmación muy débil que remite automáticamente a ese viejo escenario inaugural de la democracia, de cuando todo era posible, y que siempre anuncia finalmente el derrumbe de todo. Y ese es el tiempo del kirchnerismo, una especie de “¿y esto cuánto puede durar?”, que no crea baluartes de cultura nacional, sino la solidez vaporosa de un instante de verdad extrema, de irrealidad. Todo el tiempo el kirchnerismo es un gobierno provisorio, es un gobierno al que le cuesta instituir, es un gobierno que enfrenta saltos cada vez más audaces para no frenar nunca el tiempo de transición. A la vez, mientras el gobierno aparece siempre como una improvisación (y conste que esto pasa por alto la real conjura de negocios que explica muchísimo la dinámica oficial) muchos empiezan a mirar con preocupación que se disuelve la fe ciega en la resistencia de Clarín (“esto también pasará”), la idea de que Clarín con fortaleza católica sobrevive a todo gobierno, y esa fe se torna una pesadilla, como el brote que llegó para quedarse, porque ahora todos –aún los que dicen apoyar- ayudan a desvestir a la bestia. ¿Y qué es la bestia? ¿Es para tanto la bestia? ¿Cuántas bestias nuevas crecen en nombre de destruir la bestia? Claro que ninguna bestia nueva (que las hay) nacerá al calor de un escenario originario tan simbólico como el de la dictadura. Todos siempre serán un poco menos bestias al lado de un negocio que nació a tan pocos metros de Ramón Camps. Más allá, incluso, de las precisiones y las aclaraciones con que se pueda forzar la frazada que hace nudo entre las irregularidades gravísimas de Papel Prensa y los delitos de lesa humanidad.

6
Clarín salió corriendo de la escena del crimen, se lavó las manos dedicándose a la tarea meticulosa y neurótica de crear lectores, masas de lectores, ejércitos de millones de lectores y consumidores, y en la carrera de esa deglución fue capaz de volver sobre sus pasos discursivos, amortiguar y razonar con la democracia, blanquearse, testimoniar en sus páginas y programas los Derechos Humanos. Clarín se hizo una enorme avenida de doble circulación, un gigante de la representación, un diario para los que piden mano duro y un diario para los que piden garantías. Hay quienes auguran que una vez que ese “muro de contención del sentido común” se destruya, el derrame inevitable se secará. E imaginan una sociedad peor después de Clarín. Después de la secularización, de la muerte de esa diosa laica. El gobierno logró construir un mito como si hubiéramos vivido años y años sin conocer la dialéctica oculta de la democracia. O como mierda se quiera pensar eso que ahora parece dotado –históricamente- de un poder de fuego simbólico desproporcionado. ¿Será así? ¿Fue así? ¿Habrá una especie de recesión de la lectura? ¿Una crisis terminal de ese promedio democrático, de ese corazón duro de la clase media argentina? Clarín hizo metástasis. Está en los astros, en la frase del día, bajo el brazo del desocupado, en el deseo del putañero, en el Olé, en los premios y castigos de sus semáforos, en las páginas y páginas de ofertas de Frávega… Un miedo posible es que no se termine de comprender que la eficacia del cambio cultural que se propone, entre otras cosas, la nueva ley y la nueva verdad, tiene algo de gatopardismo. Aún siendo lo más optimista posible, no es el cooperativismo sino un magma de representaciones las que podrían sustituir a Clarín. ¿Es posible una operación a la medida de un cálculo así? ¿Una operación capaz de, “el día después”, restablecer valores propios de la misma lógica (periodística o comercial) de Clarín y que todos estos años de “relato” y de cambio de paradigma se resuman en una escena de policial negro? ¿Clarín, finalmente, será acusado de un crimen como un padre bueno al que se le descubren algunos muertos en el placard?

7
Toda la historia de Papel Prensa hace zoom sobre la figura de una mujer, “la viuda del banquero montonero”, que fue secuestrada después de firmar la venta de las acciones, y deja abiertos algunos interrogantes concretos que apuntan al corazón de una filosofía liberal: ¿era libre para decidir Lidia Papaleo ya antes de ser secuestrada? ¿Existían las condiciones de libertad para que concretara tamaña decisión comercial que hasta pasaba por alto los derechos de herencia de su propia hija? ¿Bajo qué circunstancias alguien estaba tan dispuesto a perder casi todo? ¿Una negociación no es el triunfo de las partes? Lo que esto demuestra es que Clarín también es hijo de la ruptura de todas las reglas de juego que implicó la dictadura, un agujero negro de garantías. Clarín es una criatura nacida de ese vacío de legalidad. Del instante histórico donde el gobierno del más fuerte hizo definitivo al liberalismo argentino.

8
Mientras tanto, el gobierno comprueba que hizo volar por el aire las cuatro o cinco tapas de Clarín que, previamente, ningún gobierno soportaba en su contra; y en su misma carrera, Clarín comprueba una fuerza más amarga: que en igual proporción soporta las ciento treinta tapas de Miradas al Sur en su contra. El único cálculo de la política oficial gira alrededor de ganar o perder, no hay "batalla cultural" ya en esto. Y eso explica la presencia de Moreno. En el medio de esta realidad, por detrás, aparece otro síntoma de debilidad del mito del diario (su capacidad de representación) que se refleja en el afán de políticos excitados por convertirse en aliados incondicionales y capaces de demostrar en eso que son políticos de oído absoluto, hombres y mujeres que perciben hasta la última olita del gran mar argentino, virtud que siempre se adhirió a la capacidad política de Clarín, y que imaginan que es una virtud transferible.

30 comentarios:

Ester Lina dijo...

Adhiero a ése criterio Kirchnerista. Es más. Milito para que se profundice el modelo K.
Muy bueno tu artículo... no puedo entender bien qué querés expresar con eso de "criterio único... puramente kirchnerista"
Te saludo

Martín Espinosa dijo...

Muy bueno.
Si el "dique" se rompe lo que venga no puede ser sino superador del sentido común colonizado por clarinete. Caso contrario, creo que el riesgo habrá valido, con creces, la pena.

losoperariosdelplan dijo...

Muy buena síntesis, parece el gobierno para fundar esa democracia que Alfonsín no pudo, no quiso, blabla. Lo que venga después tendrá a miles millones mirando de cerca, quizás esa sea la diferencia, pero comparto que mandar a Moreno a hacer el show no genera transformación cultural y deslegitima. pero se podía mandar, no se a Bauer o a algun otro, nunca lo sabremos. Se reactualiza una frase kirchnerista que me encanta. "Al paraiso a patadas en el culo"
Abrazo
Nacho

Diego dijo...

Martín: I'm sorry pero tu teoría del "más proceso" que demoniza a Clarín allá es la paranoia de algunos en éste gobierno y la justificación de la mala leche de otros ahora, que no creen en nada ni ahora ni antes.

Me da lástima que la cosa tome éste camino. Vamos a ver a quién le termina sirviendo.

Anónimo dijo...

Analisis muy lucido.
Bien.
l.

Quintín dijo...

Un juego de palabras rebuscado al servicio de una ecuación muy simple: la de alguien que sabe que todo esto es una fantochada, pero su honestidad intelectual le permite llegar solo hasta la mitad del río. Allí vuelve atrás y sigue produciendo texto para el Partido.

Anónimo dijo...

cerra el orto quintin y volve a tu tumba
l.

Edgar dijo...

Estoy de acuerdo con lo que decís en la primera parte. Faltó construir suspenso y que la investigación la hicieran una corte de notables y no Moreno. Eso resta y mucho.

Inmanente dijo...

por favor Martín, respondele a Quintín como en aquél mítico post, por favor!

Quintín dijo...

Respondé vos, boludo, ¿por qué no llamás a tu primo que fuma?

Robertino dijo...

Quintín es necesario que existas, seguí Así (como muchos: Construyendo tu pequeñez y tu igborancia) Hay cada gaucho en esa Pampa).

uf dijo...

Quintín habla de honestidad intelectual y defiende los emprendimientos de Magnetto, que es un criminal de lesa humanidad. Habla de los valores democráticos y defiende a un diario que existe gracias a que le metió una picana en la concha a Lidia Papaleo. Quintín: la verdad sale a la luz y así termina la época de los ignorantes indignados. A partir de las seis de la tarde, a los que seann como vos los vamos a tratar de derechistas hijos de puta.

El travesti accidental dijo...

Quintin, qu{e pensas de los travestis?

Quintín dijo...

uf. Hace rato ya que los buchones como vos nos tratan de derechistas hijos de puta a las personas democráticas, así que no amenaces en retroactivo.

Eso que decís sobre que Magnetto (que en el 76 tenía 32 años y un año en la empresa) es un criminal de lesa humanidad debería demostrarlo la justicia, pero para un totalitario la justicia es lo que el líder supremo dictamina y por eso para vos basta con lo que digan tus jefes a las 6 de la tarde, y eso te habilita además para violencias ulteriores.

Hace un par de meses esta afirmación sobre Magnetto era reemplazada por el indudable carácter de apropiadora de niños de la viuda de Noble, pero parece que con apriete y todo lo del adn fue para atrás y ahora tuvieron que inventar otro jingle para que el coro de ortibas tuviera algo que cantar.

Además, sos tan bestia que suponés que Clarín se fundó en 1976.

Fede Vázquez dijo...

"el adn fue para atrás" che y en eso quien fue el obstructor de la justicia? el gobierno? o la onda es que el dictador debería "apurar" a los jueces o presionar hasta el final para restituirlos sea como sea? dale Quintín, pongamos límites éticos-formales al debate.

Quintín dijo...

Vázquez. ¿De qué habla? Bastante presionaron y presionan a los jueces como para que se haga el distraído al respecto.

No les salió lo del adn. ¿O es que no fue así? Buscaron un golpe mediático pero algo falló, los científicos se retobaron y no quisieron firmar cualquier cosa o algo parecido. Los giles nunca sabremos qué pasó. Ahora que parece que la Noble no es apropiadora o es indemostrable que lo esa, es Magnetto el delincuente de lesa humanidad. Cambiaron de caballito, pero siguen usando los DD.HH. para sus propios fines y de la peor manera. Falta que digan que fibertel se fundó también en cautiverio y bajo tortura.

armada dijo...

quintín, ponete un poco las pilas en la argumentación, no seas bocón. aunque tus arcas te hagan pensar lo contrario, buen periodismo no se hace leyendo los diarios por internet.

pablo dijo...

quintín, ¿quién es el primo que fuma?

paniagua dijo...

Las irregularidades de Papel Prensa incluso se pueden rastrear en las investigaciones que hizo un hombre de la Armada (creo que de apellido D'Agostino), que a pedido de Massera llevó adelante una investigación. Lo de Papel Prensa nace mal, sigue mal y termina mal. No sé si hay posibilidades de abstracción para los no kirchneristas, pero me gustaría pensar que lo que se hizo, que lo que se investigó, pudiera tener un peso más o menos como el peso del informe Nunca Más. Poner en la misma secuencia Fibertel - hijos de Ernestina - Papel Prensa - Ley de Medios forma parte de un error generalizado, sobre todo porque los efectos que produce son los de capítulos o excusas de un solo problema político que se llama "destruir a Clarín".

Anónimo dijo...

es que haber llegado a "la verdad sobre papel prensa" requería (pareciera) toda la desproporción de acciones, declaraciones, acusaciones y batallas varias cruzadas entre el gob y Clarin.
Digo...era posible llegar a esta instancia de cadena nacional contando lo de Papel Prensa sin antes haber generado que corra tanta sangre por el rio?
yo creo que no.
Claro, por otro lado, toda esta sangre ensucia y complejiza ensombreciendo, aún más, todo el tema de papel prensa, sobre todo para los laicos, los civiles que no viven de esto ni les interesa tanto como a nos

abrazo, y nuevamente, excelente lo de ni a palos y este post
l.

uf dijo...

Es poco probable que el caso de Papel Prensa tenga el peso del Nunca Más, por la simple razón de que entonces los medios se avenían a participar de la cruzada esclarecedora. Ahora que los implicados son los propios constructores de opinión, la épica del renacimiento democrático no se puede escribir más que a las puteadas. Aceptémoslo como un mal destino sudamericano, pero es la realidad.

Anónimo dijo...

Sinceramente, no entendí si estás a favor o encontra. Si te molesta más Clarín o la estrategia del gobierno. Un enriedo de palabras que parece inteligente, y que debe de ser inteligente para muchos. Lástima que yo no lo entienda.

Anónimo dijo...

Martín se pregunta y reflexiona. Tiene ese movimiento de pensamien to que afirma y refuta al mismoi tiempo. Pura indagación. Mario Arteca

paniagua dijo...

Aprovecho que estás Mario: noté, y Horacio me confirmó que le pasa lo mismo, que no sé qué tendrás en tu blog pero por más que lo intento no se actualiza en mi blogroll. Rarísimo. Figura un post tuyo de hace como dos años. En fin. Gracias y abrazo enorme.

RR dijo...

con todo respeto paniagua, por qué energúmeno el cumpa Moreno, La histórica Conadep, con el maestro Sabato y Magdalena Ruiz que elaboraron el prólogo de los dos demonios, son más respetables? Recién me acordaba mi bronca con Sabato después de su entrevista con Videla, en 1977¡¡¡
Abrazo

Anónimo dijo...

Bueno...es un energumeno Moreno, eso no significa que sea peor que los sabato o las magdalenas

es decir, la imagen que construye de sí mismo y que retroalimentan, alimentan, los medios, es la de un energumeno.

"Energumeno" condensaria la diferencia entre la presencia sucia, desprolija y pesada de un estado que se hace sentir con cascos y bigotes y una junta de notables por fuera de la politica, artistas etc.
es una caracterización, rr.
l.

pablo dijo...

en artepolitica censuran los comentarios criticos a los tipos que insultan a fogwill. esa es actividad de energumenos e ignorantes

Daniel dijo...

Sospecho que no le dice Energúmeno a Moreno, si no que describe el resultado de la construcción mitólogica alrededor de la figura del Secretario de comercio.
Este Quintin es el que hacía negocios con el bafici?. Ahora labura para entrar a blogs y distorsionar las temáticas de los posts?

... dijo...

QUINTIN, cancerigeno hijo de remilputas,¿te pega mal la quimio? ¿por que no le preguntas a tu colega en el pasquin, Reggiardo Tolosa que fue lo que paso con el ADN?
Vos sos una rata, un provocador de poca monta. El mundo es chico, todos nos cruzamos alguna vez.
Simplemente te digo, si caminas por buenos aires y te ligas un trompazo en tu cara de gordo puto reblandecido por tu enfermedad terminal, JODETE.
Las provocaciones tienen un limite, vos sabes muy bien que lo del ADN "fallido" es una opereta de tus patrones, roga a dios que los K no tengan tercer mandato porque la mazorca K va a arrasar con tu playita, tu culito y tus perritos. Bah, por ahi te moris antes de tu enfermedad.

Quintín dijo...

Mirá como tiemblo, hijo de puta.