lunes, mayo 28, 2007

Esto, mmm, a ver: ninguna de las premisas que podrían plantear su solución se hacen imaginando mas que la intervención armada sobre esos poderes locales. El valor de cada uno de esos punteros que Lanata nombra (Mónica Ruejas de Los Piletones o Gladys Miño del Ramón Carrillo o Chancalay de la 20, etc.) está en su origen: haber dado un pequeño salto vital y empezar a organizar quizás allá por el '89, en las primeras ollas populares, o quizás -incluso- en las resistencias del '77 a las erradicaciones, o quizás más acá, a partir del '99, cuando empieza la crisis, como bien dice De la Rúa; pero la intervención externa del poder de la ciudad tratando de estabilizar esos poderes no hizo mas que solidificarlos, legitimarlos, necesitarlos. No hay tanta mafia ni negocio, o, en todo caso, donde resuena el negocio es -sí- en plata hacia abajo por control social, en no meter el hocico en sus transas por control social (Ruejas viaja a Salta, donde tiene un supermercado y adivinen con qué mercadería llena sus góndolas).

Pero estas "denuncias" a mi me suenan caretas: el primer paso de todos será sorprender con una "fiscalización" seria los comicios irregulares con padrones irregulares en tiempo y forma irregular en que son elegidos estos presidentes de Juntas Vecinales, y por otro lado, en no abrumar con la exagerada pretención de cargar en la conciencia del pobre una especie de ciudadanía social en la que debe ser conciente de los riesgos sanitarios de los residuos patogénicos, cuando, se sabe, todos los ricos que vivimos en barrios normales mas que esa conciencia, tenemos, la de saber que a partir de las 20hs. el camión la retira de nuestro arbolito... Hay una expectativa en introducir las políticas públicas a través suyo, dando empleo (eso está bien), pero haciéndolos ejecutores no sólo de la organización de las necesidades primarias, sino de los derechos básicos, de los servicios. Hay un entramado de políticas públicas que es absorvido por estos "punteros" con el beneficio de que significan puestos de laburo que, ay, nos sorprende que comprendan "reintegros", como el que cobra un plan por limpiar con la pechera del Ente de Higiene Urbana dos horas su cuadra, y de los 400$ que cobra dona 70$ para que la proto-organización que domina la Junta ¡exista! (en la única zona de la ciudad donde la recolección no está privatizada es en la que comprende la comuna 8, o sea, donde están los barrios y villas a los que Lanata quiere liberar).

Lanata vive rodeado de periodistas que cobran/cobraron/cobrarán de la SIDE, cuyos reintegros al puntero de la inteligencia no es mas que un servicio periodístico obligatorio. Nota personal: me involucré laboralmente (y con un plus de vocación militonta) en la lucha que dio Miguel Ozuna en el barrio Los Piletones, y resultaba tan sólida la alianza de su presidenta (Ruejas) con el gobierno, que, obtuve dos sanciones por fortalecer su espacio: un merendero comunitario, llamado "La Paz" (parecía que nadie podría recibir mercadería mas que ella, y Margarita, la de Macri), y una especie de "defensoría" de hecho que intervino -por ejemplo- en el desalojo compulsivo de familias que pusieron su rancho a orillas del piletón. Ruejas tiene un informe terrible elaborado fielmente y honestamente por el Programa de Apoyo a Grupos Comunitarios... Para sumar leña: tengo en mi poder un informe de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad donde advierte todos los déficits del barrio au7, el que se quemó, y al que los medios denominaron Villa El Cartón. Si algún periodista lo quiere, se lo vendo.

Compañeras: el nudo gordiano está en el IVC, que no sólo diseña y construye los eventuales planes de vivienda, además rosquea sus entregas, y lo hace con la estructura intacta de esto que Lanata nombra, que no es mas que la Coordinadora de Villas. Telerman, al asumir, y al nombrar tanto a Cerruti como a Lito Borello (puntero de la FTV de La Boca), pareció dirigir una mirada amenazante hacia ese nudo, con ánimo de ruptura... Al final, nada. Hay una ideología de gestión de la ciudad (que reza en su preámbulo: los pobres no nos pertenecen) que estimula y fortalece esos horribles rasgos de dominio en las villas, pero yo no haría una nota mandando al frente a esos punteros (cuya historia es tan sórdida como rica, tan hija de puta como heroica). En tal caso diría: cuál de los 3 candidatos con chances tiene un verdadero programa que elimina las condiciones estructurales que permiten que esas relaciones existan. El principal defensor de la Ruejas, es, ay, el padre de Filmus. Lo que se construyó de arriba hacia abajo, debe cambiar de arriba hacia abajo.

Bueno, eso es todo.

5 comentarios:

Ulschmidt dijo...

Caramba, sabe Ud. un montón sobre este tema!
Estos caciquejos o caciquejas para la administración punteril de la desgracia ajena surgen siempre. Ellos aparecen, la gente espera que aparezcan, los políticos los reciben con los brazos abiertos. Debiera decir que debe implemetarse un sistema de subsidio directo a las persona sin intermediación de por... pero al momento de decirlo uno sabe que cae en la irrealidad. Siempre ha sido así entre nosotros.

borovinsky dijo...

Perdón, no entendí lo del padre de Filmus?

Anónimo dijo...

Conozco a Ruejas, pedía policía para que un ex cana bonaerense no le copara terrenos con gente de pcia, quiero decir, sino es ella sera otra. el poder cuando no es el estado (no la policía, el estado) es la mafia, es decir organización paraestatal. Reitero el estado no es la mafia, la maffia es diana y es primera candidata de carrió.

Anónimo dijo...

Ahh y esto

http://www.lapoliticaonline.com.ar/index.php?pagetype=detail&newid=3550&seccion=11

paniagua dijo...

Estos caciquejos nacen de la desgracia propia. Axioma del que pone un comedor: sirve para que por lo menos coma mi familia.