jueves, julio 01, 2010

Maradona vs. Alemania


por Leonel Álvarez

Dicen que Maradona se la pasa viendo los videos de los rivales. Y a mí me gustaría ser espectador de ese momento. ¿Qué mira? ¿Qué les dice a Mancuso y a Enrique? O mejor: ¿qué hace Maradona, qué cara pone, cómo se le achican los ojos cuando los otros le hablan? El Diego se la creyó un poco y estuvo probando variantes en el último partido. Especuló mas, supuso que a la (teórica en la previa) dinámica y velocidad de los mexicanos, había que oponerle dinámica, ida y vuelta y velocidad en el medio campo. Sacó a Verón y puso a Maxi. Se la creyó. Pesó todo eso de “técnico de mundial”, “al final había que esperarlo”, etc.

Dicen que Bilardo le pasa letra. Dicen también que Mancuso y Enrique le paran el equipo de la mitad para atrás.

Pero Bilardo es un gran estafador, nos hizo creer a todos que su fútbol era científico, estudiado, matemático, sofisticado… y era un vivo bárbaro que no se iba a andar con vueltas: había que cerrarle los caminos al arco al rival y del medio hacia delante había que rodear a Maradona para que “creara”.

Maradona tiene que volver a guiarse por su intuición, tiene que cerrar las puertas de su habitación un rato, acostarse y recordar. Un mandato en una estampita del Gauchito: “de la injusticia a la inmortalidad”. Esa es la nafta de Diego, su cauce creativo, de ahí fluye toda su fuerza y magia. Tiene que sacar el indio de adentro. Y tiene que volver a darle descanso a Messi en las funciones creativas del equipo, quitarle las ataduras del armado y dejarlo que haga lo que se le cante. Que su conducción sea consecuencia de su desempeño y no de una decisión tomada en el vestuario, en la charla técnica.

Tiene que volver Verón. El tipo que le come la cabeza a Messi en la habitación, su referente en la concentración y su contención paternal en la cancha, el descanso para que Messi vuelva a acomodarse para volver arrancar.

Messi en el círculo central, como contra México, no paga. Si lo adelantamos diez metros le tenemos que garantizar que alguien la traiga limpia desde el medio. Ese es Verón. Bolatti y Pastore, son alternativas subalternas.

En las eliminatorias y contra México y (en menor medida) Grecia, Diego jugó al técnico. Que vuelva a la intuición precolombina. Dicen –los que siempre dicen- que al único jugador de campo que todavía no jugó ni un minuto en el mundial Maradona lo llevó porque hace un tiempo había soñado que era campeón del mundo y que se abrazaba con ese jugador.

Nota 1: Teniendo en cuenta el desempeño pobre de África y Europa en el Mundial, y la buena labor de los sudamericanos, ¿no es hora de pensar que las eliminatorias sudamericanas son mas difíciles de lo que parecen?

Nota 2: Qué tanto bien le hubiera hecho a Bielsa tener a Salas y Zamorano. Qué jodida es la historia, Chile tuvo sus mejores delanteros cuando tenía técnicos que lo hacían jugar como equipo chico. Cuando tuvieron uno que se las hizo creer, no tenían los delanteros implacables. No digo que Suazo y Sánchez no sean buenísimos jugadores pero los otros fueron la mejor cosecha chilena de acá a cincuenta años.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Coincido con la vuelta de la bruja, por lo menos un tiempo,, para que messi no baje tanto. acá se juega como pensar los laterales si ponemos a dos´que marquen o a dos que creen o uno y uno. Por ahí jonás por di maria y la entrada de veron puedan garantizar un poco más de marca y que esté la bruja que para messi es fundamental. Diego tenía estos problemas de bajar mucho, porque no se la pasaban?
Abrazo
nacho

Patronio1 dijo...

Diego No tenía esos problemas. Era más que Messi, pero eso ya es historia. Ahora lo tenemos a Lio que es el mejor del mundo y por suerte está al lado de del Dié. coincido en que debe estar más adelante. Para mi Pastore es titular.

pipo rossi dijo...

Yo ya tiré la toalla. Ese pulpo del orto...
El otro día estaba viendo El día más largo (alta peli sobre el desembarco de las tropas aliadas de normandia) y tuve que sacarla. Veo esos soldados y los comparo con nuestro queridísimo Alais y me pongo a llorar. Estoy susceptible, lo sé. Pero Alemania es Iván Drago y nosotros somos el Roña. Ojo: todos soñamos con esa mano salvadora. Pero es pura cobardía, insisto. Ese pulpo maldito...
En cuanto a lo futbolístico, coincido con Leonel: que el diego se aleje del cientificismo y apele al instinto. Me encanta que lo banque al Micho. Ahí es donde hace la diferencia: es el mejor sindicalista. Yo lo pongo a Samuel si o si (tengo la sensación de que Burdisso es como un oficinista: cumple bien su trabajo pero no te hace una hora extra ni por puta). Y el sábado quizás necesitemos un tipo que además de ser correcto, lo vuelva loco a Klose. Desde el vamos, tenemos al mejor del mundo -que ya es mejor que todos porque siempre pasa a un rival, y eso permite al equipo tener más espacios - y espero y sueño que el sábado la rompa. Sí al Veronismo del cronista. Contra México se lo extraño. Y si no es él, Pastore nos haría muy feliz. Adhiero a Diego 2014.

LEONEL ALVAREZ dijo...

Aclaracion: Veron es un de los tipos que mas putee cuando el mundial 2002, lo putee mas todavia en aquella final Estudiantes-Boca cuando lo chicaneo a San Martin. Nunca quise que vuelva a la seleccion y en el "pro evolution" pongo a Maxi.
Veron tendria que ir de entrada, despues que salga pero es importante tener la pelota de entrada y, sobre todo, que Messi toque sus primeras pelotas en tres cuartos y no en el circulo central. Para que el pibe tome confianza de entrada y para que los alemanes sepan que la cosa va en serio.
Me gusta que los alemanes hablen y me gusta el pulpito.
Soy pesimista cronico pero creo en el estallido de Messi, en la polenta de Tevez y, sobre todo, en la foto de Maradona que ilustra esta nota. Ojala no me equivoque pero esa foto dice cosas.

Jotaqual dijo...

Siempre tan punzante y sagaz mi querido amigo.

Anónimo dijo...

diego, susana villalba quiere comunicarse con vos. Podés mandar un mail a casadelalectura@gmail.com. No me doy cuenta si el tuyo está por acá. No entiendo nada de blogs. Gracias! desde Casa de la Lectura