martes, noviembre 11, 2008

Contra el ego antiimperialista.

4 comentarios:

DF dijo...

Martín, el imperialismo es el imperialismo y el país más imperialista del planeta va a actuar como el país más imperialista del planeta aunque lo presida un mulato, que por otra parte mencionó una y otra vez (no podía ser de otro modo) la necesidad de "recuperar nuestro destino de grandeza" (no eran esas exactamente las palabras, pero por ahí iban). Más todavía: gobernado por Obama, seguramente la nueva imagen de USA le va a permitir superar la tendencia a estar cada vez más aislado en el mundo, a ser mejor aceptado, sin dejar de llevar a cabo básicamente las mismas políticas. Ahora bien: teniendo todo eso en claro, me tocó por pura casualidad estar en esos días en Nueva York, y una cosa es tener en claro lo que es el imperialismo y otra ver a Jesse Jackson llorando de emoción, ver a los negros saltando de alegría, a los jóvenes saliendo en montón y copando a los gritos Times Square, ver las colas para votar, ver viejitos ex militantes de los 60 tratando de conseguir votos, ver la satisfacción del maletero del hotel y del tipo que te sirve en la cafetería, percibir el odio profundo que suscitan MCCain y Palin, sentir -hasta donde es posible sentir eso en los yanquis- cierto aliento populista de centroizquierda, cierta voluntad militante de clase baja aliada a los universitarios, cierta sensación de dignidad ganada por los humillados de siempre que me hizo pensar inevitablemente en los grasitas del primer peronismo. Digo: teóricamente uno puede tener todo muy claro, pero el pueblo es el pueblo, y las realidades son complejas. En fin, veremos lo que pasa.

Anónimo dijo...

Aguante el Imperio Contraataca!!!!
Pelotudos Comunistas

porque si dijo...

El imperialismo es algo mucho mas complejo de lo que los antiimperialistas suponen, algo mas contradictorio y lleno de cruces. La opcion por Obama lo muestra. Muestra la moral dificil del pueblo que vive en el centro del imperio (no por eso necesariamente imperialista, no por eso necesariamente oprimido). La cosa no daba para mas, los valores clasicos del mejor pais parido por el liberalismo estaban empezando a perder la forma. Ya nadie creia que en la boca de Bush "libertad" y "democracia" tuvieran un contenido de verdad. Asi como la indignacion del 2001 fue la luz verde para la guerra, asi como los tiempos historicos (recesivos) de Estados Unidos necesitaron de una guerra (el gran trampolin economico y tecnologico de la modernidad), asi empezo a necesitarse un freno a las politicas mas extremas del republicanismo porque dejaron de ser racionales, porque les exploto el petardo de la economia en la mano. Las democracias de los paises desarrollados occidentales suelen parecernos aburridas, por ahi porque en ellas se puede oler con claridad la permanencia de procedimientos y logicas mas alla de los cambios de gabinete. Obama no es lo mismo que McCain, no representa lo mismo, decir eso seria una burrada. Ahora bien, es el presidente de los Estados Unidos de America y a sus necesidades, grandeza, tironeos y brutalidades se debe.

*cleopatra* dijo...

El imperialismo es mucho más importante que los que portan la primer magistratura.
En la diabólica democracia de occidente, llegar a ser elegido como candidato presidencial por cualquiera de los dos partidos pendulares de EE UU (y en casi todos los demás países), es haber hecho mucho desastre, es ser cruel, es saber de engaños, prebendas y demás yerbas que no se condicen con el bienestar común.
Obama no es mejor que Bush.
Son lo mismo, sólo que el Sistema "juega" a engañar y tan es así, que de ponerse en riesgo la sociedad occidental, nadie defenderá a ningún presidente(para muestra, sobra Nixon y gilada)

Salu2. Muy bueno tu blog. Te linkeé.